eldiario.es

Menú

El Consell cede ante el "chantaje" de Montoro con Farmaindustria para "poder pagar a proveedores"

El pleno del Consell ha acordado este viernes la adhesión al convenio suscrito entre el Ejecutivo y la patronal farmacéutica que condiciona la recepción del FLA por parte de las comunidades autónomas

- PUBLICIDAD -
La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, en rueda de prensa

La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, en rueda de prensa

El Consell ha aprobado este viernes la adhesión al convenio suscrito entre el Gobierno y Farmaindustria, que establece incentivos o medidas compensatorias a la industria farmacéutica por parte sistema nacional de salud en el caso de que el gasto en medicamentos comercializados por las empresas integradas en esta patronal no crezca al mismo ritmo que el Producto Interior Bruto (PIB). Esta medida es  una de las condiciones "sine qua non" impuestas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para poder disponer del dinero del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) correspondiente a 2017 -la Comunitat Valenciana recibió el pasado año más de 1.400 millones de euros del FLA-.

La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, ha calificado esta obligación 'voluntaria' de "chantaje" del Gobierno a las comunidades autónomas a la que deben acceder para "poder pagar a proveedores". "Como tenemos que pasar por el aro para acceder al FLA, nos hemos adherido voluntariamente a este convenio", pues si no "probablemente no lo haríamos", ha dicho Oltra, quien ha insistido en que esto supone "una trágala" que se tragan "como pueden".

"Esto es comulgar con ruedas de molino, pero ya hemos tragado tantas veces que se nos están haciendo grandes las tragaderas", ha lamentado Oltra, quien ha insistido en que las comunidades autónomas que recurren a la subasta de medicamentos, como es el caso de Andalucía, los consiguen a un precio más barato que las que están adheridas al convenio con Farmaindustria: "Esto es un hecho".

"Entre la espada y la pared"

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, criticó este convenio que pone a las comunidades infrafinanciadas, como es el caso de la valenciana, " entre la espada y la pared". En opinión de Montón, este acuerdo, que calificó de "despropósito", favorece a la industria farmacéutica y no a las comunidades, a las que se obliga a adquirir medicamentos de marca en detrimento de los genéricos o biosimilares, que quedan excluidos del contrato.

El gasto farmacéutico en la Comunitat Valenciana ronda los 2.000 millones de euros anuales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha