eldiario.es

Menú

El cargo socialista de Valencia imputado por Imelsa ofrece su dimisión a Ribó

Rafael Rubio, investigado por los contratos zombies en la empresa de la Diputación, asegura no haber "hecho absolutamente nada" de lo que tenga que "avergonzarse"

- PUBLICIDAD -
Rafael Rubio (PSPV-PSOE).

Rafael Rubio (PSPV-PSOE).

El exdiputado provincial del PSPV Rafael Rubio, actual asesor del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia, ha puesto su cargo a disposición del alcalde, Joan Ribó,  tras ser citado como investigado en el marco de la pieza separada del caso Imelsa sobre supuestos contratos ficticios.

En declaraciones a los periodistas, Rubio ha asegurado no haber "hecho absolutamente nada" de lo que tenga que "avergonzarse" y ha afirmado que cuando era miembro del consejo de administración de Imelsa contó con dos asesores "que cumplían sus funciones" y "no había absolutamente ningún zombi".

Rubio ha asegurado que su actual cargo es de libre designación, propuesto por el PSPV, y por tanto, no se le aparta de sus funciones, sino que se va o le cesan y ha señalado que la decisión la debe tomar el alcalde y el equipo de gobierno (Compromís, PSPV y València en Comú).

Ha agregado que su futuro también dependerá de su "propia reflexión" porque no está "dispuesto" a que su "entorno más inmediato pase por un calvario mediático que no se merecen" y que no tiene previsto favorecer.

El asesor municipal socialista ha deseado que el PP "no quiera instrumentalizar" su caso porque si han desprestigiado las palabras del exgerente de Imelsa Marcos Benavent respecto a su partido confía en que también lo hagan respecto a él. "Desde esa perspectiva espero y deseo que no se convierta en una batalla", ha apostillado.

Rubio ha señalado que el día 7 comparecerá ante el juez instructor para conocer la causa contra él que desconoce "absolutamente" aunque sospecha que es por la supuesta existencia de personal que cobraba sin ir a trabajar (zombis) a raíz de unas declaraciones de Benavent.

No obstante, ha indicado que le "gustaría poder declarar pasado mañana" y ha deseado que el recorrido judicial del caso sea "muy corto" aunque ha admitido que no suele ser optimista.

"A la justicia hay que dejarla que actúe y punto", ha afirmado Rubio, quien ha explicado que los dos asesores que tenía fueron sustituidos por otras dos personas cuando se cumplió su contrato y cumplían las funciones que decía su contrato de "asesoramiento y asistencia a Rafael Rubio en tanto y cuanto sea miembro del consejo de administración de Imelsa".

Ha afirmado que su trabajo ahora es técnico pero que su "hoja de servicio a favor de esta ciudad y esta provincia está inmaculada y seguirá estándolo".

"Lo único que deseo es que algunos medios den el mismo tratamiento informativo que dan a la imputación en su día, cuando sea que me desimputen o me declaren absolutamente libre de cualquier actuación que parece ser que Marcos Benavent ha dicho", ha concluido..

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha