eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

El retraso de la ayuda continúa en Filipinas: "Si nos quedamos sin agua poco podemos hacer"

Los equipos de emergencia filipinos trabajan contrarreloj para ayudar a las víctimas afectadas con grave dificultad para acceder a muchas de las zonas devastadas

La escasez de bienes de necesidad básicos ha creado un clima de histeria entre los supervivientes que, hambrientos y sin nada que beber, deambulan por las carreteras de la región

Haiyan se encuentra hoy debilitado como tormenta tropical en las provincias del sur de China, donde nueve personas han fallecido.

- PUBLICIDAD -
Los equipos de emergencia trabajan contrarreloj en Filipinas

Los equipos de emergencia trabajan contrarreloj en Filipinas

Los equipos de emergencia y rescate filipinos trabajan contrarreloj para ayudar a las víctimas afectadas por el paso del tifón Haiyan en las regiones centrales de Filipinas y se afanan en las tareas de búsqueda de posibles supervivientes cuando se cumple el cuarto días de la catástrofe. Haiyan se encuentra hoy debilitado como tormenta tropical en las provincias del sur de China, donde nueve personas han fallecido.

Naciones Unidas ha afirmado este martes "que espera lo peor" y estimó el número de víctimas mortales en más de 10.000 personas. "A medida que tenemos más acceso (a otras zonas) encontramos más y más gente muerta por el tifón", ha declarado John Ging, miembro del departamento humanitario de Naciones Unidas, en la sede del organismo. Además de Taclobán, la capital de la isla de Leyte, donde se estiman que solo en la ciudad hay cerca de 10.000 muertos, por la región hay infinidad de poblados pequeños totalmente incomunicados a los que la ayuda humanitaria aún no hay llegado.

Los equipos de limpieza se afanan por retirar los amasijos de cables, árboles caídos y toneladas de escombros de las carreteras para que lleguen los camiones que distribuyen comida, agua potable y tiendas de campaña como refugio provisional.

Precisamente, la escasez de bienes de necesidad primaria ha creado un clima de histeria entre los supervivientes que, hambrientos y sin nada que beber, deambulan por las carreteras de la región. "Nosotros trabajamos todo lo que haga falta, pero si nos quedamos sin agua poco podemos hacer", exclama a Efe Ferdinand Briones, ingeniero jefe del departamento de Infraestructuras, cuyo equipo trabaja 22 horas para llevar, dentro de los límites, la normalidad a la zona.

Según explica Oxfam Intermón, las necesidades más urgentes son ahora alimentos, agua y refugio. "Las comunidades también necesitan que se restablezcan las comunicaciones y la electricidad y que se despejen las carreteras para que la ayuda pueda llegar", explica la organización a través de un comunicado.

El portavoz de Defensa Civil, Reynaldo Balido, ha declarado que el restablecimiento del orden en Tacloban y otras áreas es una de las "principales prioridades", mientras la Policía Nacional y el Ejército ha enviado a la zona efectivos de refuerzo para asegurar la paz y el orden en la región.

Mientras las cifras extraoficiales y los reportes de campo hablan de decenas de miles de víctimas mortales en la isla de Leyte, donde se haya Tacloban, el Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres prosigue con el lento recuento oficial de fallecidos.

Aunque debilitado, Haiyan se desplaza por el sur de China a una velocidad aproximada de 15 kilómetros por hora, con ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora, donde nueve personas han fallecido y trece están desaparecidas. Según confirma hoy la prensa estatal, las regiones sureñas de Guangxi, Cantón o Hunan sufren fuertes tormentas desde la noche del domingo.

Búsqueda de víctimas

Miles de personas buscan a sus familiares entre la devastación que Haiyan ha dejado a su paso. Los daños causados sobre las comunicaciones e infraestructuras, además de dificultar el acceso de las organizaciones humanitarias a determinadas zonas afectadas, también está retrasando la labor de localización de las personas desaparecidas, en un momento en el que, aunque las estimaciones de las Naciones Unidas apuntan a más de 10.000 víctimas mortales, el recuento oficial sólo confirma 1.744 fallecidos.

Inmersos en esta situación de caos, algunos  periódicos locales intentan actualizar el listado de supervivientes y desaparecidos, muchos de ellos localizados a través de la aplicación de Google ' person finder',  un servicio creado tras el terremotó que arrasó Haití, que busca recopilar y publicar nombres de desaparecidos en este tipo de desastres naturales.



- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha