eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Comisión Europea comienza la campaña por el 'sí' en el referéndum griego

Juncker dice que "un 'no' querría decir que Grecia dice no a Europa"

Recrimina a Tsipras su decisión unilateral de levantarse de la mesa de negociaciones

"Hemos movido montañas hasta el último minuto, cuando las autoridades griegas cerraron la puerta", ha asegurado el luxemburgués

63 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Juncker dice que se trabaja "cada segundo" para lograr un acuerdo con Grecia

Jean-Claude Juncker se hace la víctima en su duelo con Atenas.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha pedido este lunes a los ciudadanos griegos que no escuchen a su Gobierno y voten 'sí' en el referéndum convocado para el domingo 5 de julio sobre la propuesta de los acreedores sobre ajustes y reformas para desbloquear el rescate. Es la opción que les da para dejar claro quieren seguir en la eurozona.

"El mensaje de un 'no' será desastroso para los acontecimientos posteriores", ha avisado el presidente de la Comisión en rueda de prensa. "Un 'no' querría decir, independientemente de la pregunta, que Grecia dice 'no' a Europa", ha subrayado. "Todo el planeta considerará que un 'no' griego a la cuestión que se les plantee significará que Grecia toma sus distancias respeto a la eurozona y a Europa", ha insistido.

"Pediré al pueblo griego que vote 'sí' porque el voto será un señal para Grecia y para otros países miembros. Si el pueblo griego, responsable, consciente del rol nacional y europeo que juega, vota sí, el mensaje para el resto de Estados miembros, y querría decir que Grecia quiere quedarse con los otros países de la eurozona y de la UE", ha señalado Juncker.

Juncker ha acusado al Gobierno de Syiriza y a su primer ministro, Alexis Tsipras, de romper de manera unilateral las negociaciones el viernes, cuando anunció la convocatoria del referéndum, y de no decir la verdad a los votantes sobre las propuestas de la troika.

Los ciudadanos griegos, ha alegado el presidente de la Comisión, "deben saber lo que había sobre la mesa, deben saber todos los elementos del debate". "El Gobierno griego conoce todos estos elementos y sería recomendable que dijera la verdad a los ciudadanos griegos en lugar de simplificar su posición en un 'no' para el referéndum", ha criticado.

Juncker no tiene previsto presentar una nueva propuesta porque considera que el último paquete presentado el viernes es "completo" y "exigente" pero también contiene elementos sociales. Los acreedores habían aceptado que el IVA de los hoteles se quedara en el 13% y no en el 23%, y el Eurogrupo estaba dispuesto a discutir "medidas por lo que se refiere a la deuda" en línea con los compromisos asumidos en 2012.

Esto último es difícil de creer si comparamos esa afirmación con lo dicho en varias ocasiones por otros dirigentes europeos. Este mismo lunes, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, ha sido tajante: "La quita (de la deuda griega) es algo que nunca se ha planteado en las negociaciones".

"Hemos movido montañas hasta el último minuto, cuando las autoridades griegas cerraron la puerta", ha asegurado Juncker, que ha descargado toda la responsabilidad del fracaso de las negociaciones en el Gobierno de Syriza. El resto de Estados miembros ha hecho un "gran esfuerzo" para acercarse a Atenas, tanto por lo que se refiere al procedimiento como al contenido de la negociación.

Juncker también ha bajado la polémica al terreno personal: "Dijsselbloem (presidente del Eurogrupo) y yo no nos merecemos las críticas que hemos recibido".

En contraste con este esfuerzo por parte de los acreedores, los negociadores griegos, según la versión de Juncker, enviaban sus propuestas "a menudo tarde y deliberadamente alteradas". Además, fue la Comisión y no el Gobierno de Syriza la que propuso medidas como el recorte del presupuesto de Defensa o el aumento de impuestos a los propietarios de astilleros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha