eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Ayuntamiento de Madrid vuelve a cuestionar las preguntas de Standard & Poors

- PUBLICIDAD -
El Ayuntamiento de Madrid vuelve a cuestionar las preguntas de Standard & Poors

El Ayuntamiento de Madrid vuelve a cuestionar las preguntas de Standard & Poors

El Ayuntamiento de Madrid ha cuestionado hoy de nuevo las preguntas formuladas por Standard & Poors en una reunión presencial convocada en el marco del contrato de evaluación de la deuda, y en la que la agencia de calificación ha preguntado, entre otras cuestiones, por la polémica con la Comunidad por la EMT.

En un comunicado, el Consistorio explica que aunque el contenido de la reunión -de dos horas y media de duración- ha sido "eminentemente técnico", los representantes de la capital española se han mostrado "sorprendidos" ante algunas cuestiones planteadas por los miembros de Standard & Poors, "que parecen alejadas de los planteamientos objetivos de una calificación".

La reunión presencial se produjo a petición de Standard & Poors en el marco el contrato vigente hasta diciembre con el Ayuntamiento y que el concejal delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, estudia rescindir de cara al próximo año con el argumento de que el Ayuntamiento no va a contratar más deuda.

Esta es la segunda vez que desde el Consistorio se acusa a la empresa de evaluación de la deuda de hacer "preguntas absurdas", un planteamiento que Sánchez Mato formuló en septiembre tras mantenerse una conversación telefónica con responsables de la empresa, que preguntaron, entre otras cosas, si se iba a mantener la subvención a una escuela de tauromaquia.

En esta ocasión, desde el gobierno de la capital madrileña (Ahora Madrid) reprochan que se haya preguntado "hasta qué punto hacen caso omiso de informes técnicos si no les gustan" o si el Ayuntamiento incrementará su aportación al Consorcio de Transportes tras la polémica con el Gobierno regional, gobernado por el PP.

A la primera de las preguntas -concretamente, "¿Están la esfera política y la técnica separadas? ¿Hasta qué punto hacen caso omiso de informes técnicos si no les gustan?"- el concejal Carlos Sánchez Mato ha respondido que, "como mínimo", se aplica el mismo rigor técnico que se mantenía hasta ahora" -en referencia al anterior Gobierno del PP- y sin interferencias en el trabajo de los técnicos.

"Evidentemente han cambiado las prioridades políticas pero no tenemos planes ocultos, ahora todo es transparente y público", ha explicado el concejal, que antes de comenzar la reunión ha advertido a los representantes de la agencia de que se informaría del contenido en un comunicado precisamente por "transparencia".

A la pregunta de si aumentarían las aportaciones a la EMT, el concejal ha respondido: "No discutimos la aportación del Ayuntamiento, el problema es que el Consorcio Regional de Transportes ha incumplido sistemáticamente su responsabilidad, como dice la propia Intervención General".

En la reunión, celebrada en la sede del Área de Economía y Hacienda, han estado el concejal, miembros de su gabinete y responsables de las direcciones generales, que, según informa el Ayuntamiento, "han presentado datos sobre objetivos financieros, prioridades presupuestarias, amortización de la deuda, inversiones, medidas fiscales y previsiones de crecimiento".

Se ha ofrecido información sobre las preguntas planteadas por la agencia con el máximo rigor técnico, insiste el comunicado.

Además, el Ayuntamiento ha tratado de demostrar "la solidez financiera" de Madrid y ha transmitido la "responsabilidad" de la corporación con el pago de la deuda, la atracción de inversiones y la suficiencia fiscal, así como la voluntad de no contraer más deuda y financiar las políticas con recursos propios.

El Ayuntamiento no ha confirmado hoy que no renovará los contratos con Standard & Poors y Fitch a partir de diciembre ("será entonces cuando se anuncie la decisión"), aunque Sánchez Mato ya dijo el pasado 19 de octubre en una comisión que si a cualquier agencia le parece "oportuno" dar su calificación sobre la capital podrá hacerlo, pero el Ayuntamiento no pagará por ello.

"Hay dineros que es mejor no gastar aunque sean reducidos", dijo sobre los contratos con las agencias calificadoras, que cuestan unos 120.000 euros anuales.

Esta intención ha sido muy cuestionada por el PP, que considera que podría llevarse a Madrid al desastre económico si se prescinde de la calificación de la deuda, como tampoco está de acuerdo Ciudadanos, cuya portavoz, Begoña Villacís, ha dicho hoy que "la mejor prueba de transparencia es dejarse auditar".

El concejal socialista Antonio Miguel Carmona también ha tachado hoy de "excentricidad" que el Ayuntamiento de Madrid se plantee prescindir de las agencias de calificación de la deuda, puesto que, pese a ser "crítico" con ellas, son la "garantía" de que te den un crédito "en el mejor estado o no".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha