eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE reconoce los esfuerzos de España pero mantiene su economía bajo la lupa

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) reconoció hoy los esfuerzos hechos en España para corregir sus desequilibrios macroeconómicos excesivos, pero decidió mantenerla bajo lupa para evaluar cómo progresa en los próximos meses, antes de decidir si da un paso más en sus exigencias.

Bruselas abrió una investigación en profundidad sobre la economía española hace un año, que dio lugar a que en abril pasado declarase que los desequilibrios del país eran "excesivos", es decir, que podrían afectar el funcionamiento de la zona del euro.

En esta ocasión, España ha vuelto a suspender cinco de los once indicadores estudiados por la Comisión, entre ellos el desempleo y el nivel de deuda que se acumula en el país tanto en el sector público como en el privado, pero logró dar la vuelta al déficit exterior gracias al empuje de las exportaciones.

Los progresos registrados y el compromiso con las reformas ha llevado a Bruselas a decidir no dar un paso más en el proceso abierto a España, que en última instancia podría suponer la imposición de multas de hasta un 0,1 % de su Producto Interior Bruto (PIB) si no se cumplen de manera reiterada las recomendaciones comunitarias.

En lugar de ello, la CE mantendrá un seguimiento cuidadoso de la evolución de la situación en la economía española y decidirá en abril si toma nuevas medidas, al igual que hará con Eslovenia, el otro país que presenta desequilibrios "excesivos".

"Respecto a España y Eslovenia, en abril analizaremos si estos desequilibrios excesivos continúan o si están reduciéndose", afirmó hoy el vicepresidente de la CE y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.

Agregó que la CE también "analizará la contribución de las reformas de estos países para superar estos desequilibrios".

En su informe sobre el llamado Mecanismo de Alerta, la Comisión advierte a España de que mantiene importantes desequilibrios en cinco de los once indicadores analizados: el desempleo, la deuda, el tipo de cambio efectivo, las pérdidas en la cuota de mercado de las exportaciones y la posición neta de inversión internacional.

La CE alertó de que "los costes sociales de la crisis son cada vez más discernibles", y apuntó en concreto a la alta tasa de desempleo de larga duración y juvenil, así como al aumento de hogares con "muy poca intensidad laboral" que se combina con la caída de sus ingresos.

Bruselas advirtió que esta combinación de factores "están pasando factura, al llevar a un aumento de la pobreza y la exclusión social".

El "rápido" aumento de la deuda pública, impulsada por el déficit, la recapitalización bancaria y el cumplimiento de impagos, es otro de los motivos de preocupación de Bruselas, que también advierte de que el sector privado aún está en pleno proceso de desapalancamiento.

La CE apunta al sector inmobiliario en particular, donde el "proceso de ajuste se ha acelerado" debido al "exceso de propiedades sin vender y a los débiles fundamentos".

Además, la tendencia negativa en la inversión internacional "no se ha estabilizado todavía", señala la CE en su informe.

La Comisión destaca también que la recuperación de la competitividad de la economía española se aceleró en 2012 por el descenso de los costes laborales unitarios causado por la moderación salarial y los "fuertes" avances en la productividad principalmente por la destrucción del empleo.

La mejora acumulada en el tipo de cambio efectivo ha superado el umbral indicativo y está compensando la apreciación registrada en periodos anteriores, destaca la CE, que sin embargo mantiene este parámetro dentro de los desequilibrios que necesitan atención.

La CE también destaca que las pérdidas en la cuota de mercado de las exportaciones se han mantenido, un deterioro que "es más moderado respecto a otros países avanzados".

La nota positiva la dan las exportaciones, cuyo "fuerte crecimiento", combinado con la caída de las importaciones, ha permitido a España invertir el déficit comercial que presentaba y alcanzar un superávit corriente que "se espera que aumente en los próximos años".

El control de Bruselas sobre las políticas tomadas en España "muestra que ha habido un visible incremento en el ritmo de las reformas durante los últimos meses. Pese a algunos retrasos, las reformas han progresado ampliamente en línea con los compromisos y las recomendaciones", señaló la CE.

Debido a esa evolución, la CE ha decidido no avanzar en el expediente español, aunque advirtió de que realizará un "seguimiento de cerca" de la economía española en los próximos meses, para examinar más en detalle la persistencia de riesgos macroeconómicos y supervisar los progresos en la reducción de los desequilibrios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha