eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Concluye sin acuerdo la negociación pesquera de la UE con Marruecos

- PUBLICIDAD -

El acuerdo pesquero euromarroquí no se cerró hoy en Rabat y necesitará una cuarta ronda en Bruselas, que se celebrará durante tres días, entre el 30 de enero y el 1 de febrero próximos.

Fuentes europeas presentes en la mesa negociadora durante los dos días en que duró la ronda actual subrayaron la "buena disposición" de las dos partes por cerrar el acuerdo, palpable en el hecho de que la próxima ronda dure tres días, tiempo que debería bastar para cerrar todos los flecos.

Ha habido avances técnicos -añadieron-, pero ninguno puede considerarse concluido mientras no se discuta el capítulo financiero y evitar el precedente de 2011: el acuerdo anterior fue suspendido por el Parlamento Europeo en diciembre de ese año por considerarse poco rentable, además de no sostenible a nivel ecológico.

Marruecos ha dado a entender que no piensa bajar mucho de los 36,1 millones de euros que percibía anualmente por el anterior acuerdo, por lo que ahora habrá que ir a un aumento de capturas para hacerlo rentable y que no pueda ser objetado por la Eurocámara.

Los negociadores europeos ya han planteado en las tres rondas celebradas las posibilidades técnicas que existen de "llenar de pescado" el acuerdo -en expresión de la fuente-: permitiendo barcos más grandes, aumentando la cantidad de millas de faena o cambiando el tipo de redes.

El gobierno de Rabat ha mostrado "cierta flexibilidad" a hacer algunas concesiones que pueden ser beneficiosas para la flota andaluza: cinco barcos cerqueros podrán ampliar su zona de faena hasta El Yadida, mientras que se admite la presencia de cinco palangreros más (que se sumarían a los 20 del anterior acuerdo).

También parece que los barcos de la llamada "categoría 4" (arrastreros y palangre de profundidad, casi todos canarios) podrán tener mayor tamaño y dispondrán de alguna capacidad de selección de los marinos marroquíes.

Desde que existen, los acuerdos euromarroquíes incluyen la obligatoriedad de que los barcos europeos enrolen un porcentaje de marinos marroquíes, pero su selección ha sido siempre discutida: Rabat suele imponer a muchachos recién licenciados de la escuela pesquera para "curtirlos" en el mar, mientras que los profesionales europeos preferirían a marinos ya curtidos.

En lo que Marruecos sí ha mostrado más capacidad de concesión es en la capacidad de capturas de los grandes pelágicos (que pescan sardina, boquerón y caballa), lo que puede beneficiar a los navíos de los países del norte de Europa más que a los españoles.

Según las fuentes, los negociadores marroquíes están además cada vez más pendientes de la reacción que el acuerdo pueda suscitar en su opinión pública y particularmente en su propio sector pesquero, que representa un 2,3 % del PIB del país en los últimos 10 años y que el gobierno ambiciona llevar al 8 % en 2020.

Un asunto que ya no preocupa en este momento de la negociación es la cuestión del Sáhara Occidental: como Marruecos exigía, el acuerdo no recogerá una mención expresa a estos caladeros como si fueran diferentes del resto.

Tras la sesión negociadora de esta mañana, los negociadores de la Comisión Europea mantuvieron una reunión con los representantes de estados miembros interesados en la sede de la Comisión en Rabat, para consensuar desde el lado europeo posturas y estrategias que puedan representar los intereses de todos los profesionales concernidos.

El anterior acuerdo permitía la presencia en caladeros marroquíes de 119 barcos, de los que un centenar eran españoles y, pese a ello, los armadores españoles siempre se han quejado de no sentirse bien representados por los negociadores comunitarios.

Javier Otazu

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha