eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España mejora sus indicadores de desequilibrios, pero incumple en deuda y paro

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) señaló hoy de que España ha mejorado en sus indicadores sobre los desequilibrios macroeconómicos que acumula su economía, aunque sigue incumpliendo los relacionados con el alto desempleo o la amplia deuda pública y privada.

En su informe conocido como "Mecanismo de Alerta", Bruselas constata la mejoría de España en 2015 respecto a 2014, los últimos años de los que tiene datos, ya que incumple cuatro de los catorce indicadores que se analizan, mientras que el ejercicio precedente no respetaba la mitad de estos.

"En general, la lectura de la situación económica destaca cuestiones relacionadas con el equilibrio externo, la deuda pública y privada, y el ajuste del mercado de trabajo, en un contexto de un débil crecimiento de la productividad", destaca la Comisión.

Por ello, Bruselas avisa de que "considera útil (...) examinar más a fondo la persistencia de desequilibrios o su desarrollo".

En concreto, España sigue sin respetar los estándares aconsejados por Bruselas en desempleo, deuda pública, deuda privada y posición neta de inversión internacional.

"La posición neta de inversión internacional ha mejorado desde 2014, pero sigue siendo muy negativa y se compone principalmente de deuda, lo que expone al país a los riesgos derivados de los cambios en el sentimiento del mercado", advierte la Comisión.

Bruselas también señala que el bajo crecimiento de la productividad conlleva que el aumento de la competitividad económica del país dependa de la rebaja de costes, "lo que también afecta a las condiciones de trabajo y a la cohesión social".

Precisamente, una de las mayores preocupaciones de la Comisión es el "muy alto" desempleo en el país, especialmente entre los jóvenes, y alerta contra la "alta proporción de parados que ha estado sin trabajo más de un año".

Aunque estas tasas de paro sean altas, España ha logrado cumplir con los indicadores que miden la evolución en los tres años anteriores, ya que en ese periodo la tendencia ha mejorado.

"La mejora del mercado de trabajo sólo se traduce lentamente en una reducción de la pobreza, y los indicadores de pobreza siguen estando entre los más altos de la UE", lamenta la Comisión.

Además recalca que el crecimiento está ayudando al sector privado a desapalancarse, así como que el déficit público a la baja, aunque aún "considerable", mantiene la deuda pública estable.

España sí que logró en 2015 mejorar su posición respecto a las pérdidas en la cuota de mercado de las exportaciones, así como los indicadores que miden la evolución a tres años de la tasa de desempleo de larga duración de la población activa y la relativa al paro de los jóvenes activos de entre 15 y 24 años.

Ya cumplía anteriormente con los indicadores sobre el tipo de cambio efectivo, la balanza por cuenta corriente, los costes laborales unitarios nominales, los precios de la vivienda, el flujo de crédito al sector privado y los pasivos totales del sector financiero.

De los 19 socios europeos en los que anteriormente la Comisión había detectado desequilibrios, seis han logrado pasar en limpio -Austria, Bélgica, Estonia, Hungría, Rumanía y Reino Unido-, mientras que el resto presentan algunos problemas.

Siete países -España, Finlandia, Alemania, Irlanda, Holanda, Eslovenia y Suecia- presentan "desequilibrios", mientras que la situación en los seis países restantes -Bulgaria, Croacia, Chipre, Francia, Italia y Portugal- es más seria, porque acumulan "desequilibrios excesivos".

Bruselas reconoció el pasado mes de marzo que España ya no mantiene desequilibrios excesivos, ya que estos se han suavizado, aunque aún persisten y deben mantenerse vigilados, mientras se actúa para corregirlos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha