eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La empresa gasista de Goldman Sachs en España recibe 160 millones del 'Plan Juncker'

Supone la mitad de las inversiones que va a realizar la compañía este año, de acuerdo con su plan estratégico

Es la segunda firma española en beneficiarse del plan de estímulo de la Comisión Europea, tras la farmacéutica Grifols

Adquirida a Endesa por el banco de inversión en 2012, en su consejo de administración se sienta Claudio Aguirre, primo segundo de Esperanza Aguirre, y su director financiero es hijo del presidente de Red Eléctrica

- PUBLICIDAD -
Oficinas de Redexis en Madrid.

Oficinas de Redexis en Madrid.

Redexis Gas, la empresa gasista que el banco de inversión Goldman Sachs le compró a Endesa en 2012, será la segunda firma española en beneficiarse del Plan Juncker tras la catalana Grifols, fabricante de plasmas sanguíneos. Redexis ha logrado 160 millones de euros para un proyecto que promueve la extensión de las redes de distribución de gas en España en el horizonte 2015-2018, y cuyo coste total asciende a 325,6 millones.

En 2012, el banco de inversión Goldman Sachs se hizo con Endesa Gas, posteriormente rebautizada como Redexis. Presidida por Fernando Bergasa, un ex de Endesa, su director financiero es David Folgado, hijo del presidente de Red Eléctrica de España y ex secretario de Estado con José María Aznar, José Folgado. En su consejo de administración se sienta el financiero Claudio Aguirre Pemán, primo segundo de la candidata del PP a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre. El pasado abril el grupo completó una nueva emisión de bonos por valor de 250 millones con la que persigue financiar su crecimiento tras varios ejercicios en números rojos.

El proyecto será financiado al 50% por el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas, más conocido como 'Plan Juncker', a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI), la institución designada para canalizar la inversión. El EFSI (por sus siglas en inglés), lanzado por el presidente luxemburgués de la Comisión, pretende movilizar 315.000 millones en tres años para financiar proyectos público-privados en la UE y persigue simplificar la financiación de proyectos estratégicos (infraestructuras, energía u otras áreas) y garantizar el retorno de capital en los 28 estados miembros. Desde Bruselas se ha vendido como un plan de estímulo que en muchos casos podría revitalizar la economía con el apoyo de las finanzas públicas.

“Estas inversiones clave incluyen la construcción de nuevos gasoductos para alcanzar a los clientes desatendidos, quienes actualmente dependen de la gasolina y del gas propano para la calefacción y la cocina”, dice una nota del BEI. “Se espera que este proyecto tenga un fuerte impacto regional, especialmente en las áreas rurales”.

La cantidad total del proyecto (320 millones de euros) coincide con el desembolso que Redexis va a hacer en 2015 para extender sus redes, de acuerdo con el plan estratégico que la compañía anunció el pasado abril. Entre sus objetivos prioritarios marcados en el plan están la “gasificación” de 30 nuevos municipios en España o la adquisición de Gas Energía Distribución Murcia y activos de otras distribuidoras de gas.

Según el BEI, el préstamo concedido a Redexis con “condiciones favorables a largo plazo” pretende “ayudar al promotor a mantener un importante nivel de gasto de capital”. Entre los resultados del proyecto, el BEI destaca la creación de 60 puestos de trabajo fijos y alrededor de 3.000 durante la fase de construcción de las infraestructuras que pondrá en marcha la compañía.

Varios países realizarán aportaciones al 'Plan Juncker' a través de bancos públicos de promoción y desarrollo, y entre ellos está España con 1.500 millones euros. Estos países completarán la financiación que las empresas arranquen al BEI. España lo hará a través del Instituto del Crédito Oficial (ICO). 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha