eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Italia ve posible que la UE y Grecia alcancen un acuerdo sobre la deuda

- PUBLICIDAD -

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, consideró hoy posible que las instituciones europeas y Grecia lleguen a un acuerdo sobre la deuda de este país tras un encuentro en Roma con su homólogo griego, Alexis Tsipras, en el que analizaron las propuestas económicas de las nuevas autoridades helenas.

"Estoy fuertemente convencido de que se dan las condiciones para alcanzar un punto de acuerdo entre Atenas y las instituciones europeas", dijo Renzi, al tiempo que subrayó "la necesidad, tanto en Italia como en Grecia, de proseguir con las reformas estructurales".

El líder del Partido Democrático (PD, en el Gobierno), realizó estas declaraciones durante una rueda de prensa conjunta con Tsipras en el Palazzo Chigi, sede del Gobierno italiano, tras la reunión.

Renzi destacó que Europa debe realizar una lectura del "resultado de las elecciones griegas" para extraer "el mensaje de toda una generación que está pidiendo que se preste mayor atención a los intereses de quienes más están sufriendo la crisis".

Asimismo, remarcó que, aunque ambos dirigentes tienen "opiniones distintas en algunos temas", comparten "la idea de convertir a la política en el instrumento para cambiar las cosas y devolver a las nuevas generaciones la esperanza y la confianza en las instituciones públicas".

Por su parte, Tsipras sostuvo que es necesario que la Unión Europea (UE) inicie un cambio hacia nuevas políticas que huyan de la senda de la austeridad.

"Grecia está trabajando para alcanzar un cambio político que es necesario en Europa. Trabajamos en un proyecto económico de aplicación a medio plazo que incluirá las reformas necesarias para lograr este cambio", afirmó el líder de Syriza.

"Hay que cambiar la política europea y poner fin a la austeridad. No queremos que exista una brecha entre norte y sur, sino que hay que retomar los intereses iniciales de la Unión Europea (UE) y crear un futuro de esperanza y dignidad", agregó.

Tsipras, reciente ganador de las elecciones griegas con un 36,34% de los votos, apuntó a que han sido las "malas decisiones políticas" las que han provocado que toda una generación haya sufrido e incluso que se haya visto "obligada a emigrar".

Pero el dirigente griego, que cuenta con la simpatía del 67 % de la población solo una semana después de ganar las elecciones, no solo dirigió sus críticas a Bruselas sino que también aludió a su propio país.

"Hasta ahora en Grecia han pagado la crisis los pobres y no los ricos. Existe una corrupción que queremos combatir. Ese será nuestro primer compromiso con el pueblo griego pero también con las instituciones europeas", aseveró.

Las conversaciones de los jefes de gobierno se celebraron dos horas después de las que mantuvieron también este martes el ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, y su homólogo italiano, Pier Carlo Padoan.

En este encuentro paralelo, Padoan reafirmó el interés de Italia por que Grecia "inicie el camino en la senda del crecimiento sólido y sostenible a través de un programa de reformas estructurales", según informó el Ministerio de Economía y Finanzas italiano en un comunicado, al término de la reunión.

"La atención al crecimiento es prioritaria para garantizar la sostenibilidad de la deuda griega y crear nuevos puestos de trabajo en el país que ayuden al pueblo griego a dejar atrás el malestar social producido por la crisis", opinó el titular de Economía.

El Gobierno griego ha emprendido una gira europea para explicar a sus socios sus propuestas en materia económica y, sobre todo, en relación con su deuda.

La gira tiene lugar en un momento muy significativo porque el nuevo Gobierno heleno busca una reestructuración de su deuda, que ronda los 315.000 millones de euros, y ha anunciado que no pedirá una prórroga del plan de rescate, que ya suma 240.000 millones de euros y expira a finales de este mes.

Mañana, Tsipras se entrevistará con el presidente francés, François Hollande, y también con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, mientras que Varufakis mantendrá un encuentro el jueves en Berlín con su colega alemán, Wolfgang Schäuble, después de entrevistarse mañana en Fráncfort con el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Tsipras se lleva de Italia las palabras de Renzi, que aseguró que quieren "echar una mano a Grecia", y una corbata (una prenda que nunca usa), regalo del jefe del Ejecutivo italiano.

"Nosotros queremos echar un cable a Grecia, que no significa darla siempre la razón, pero estamos convencidos de que saldrá de la crisis y cuando esto suceda nos gustaría ver al primer ministro vistiendo una corbata italiana", dijo Renzi al entregársela ante la prensa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha