eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Nueva protesta de taxistas contra Uber corta varias calles de Buenos Aires

- PUBLICIDAD -
Nueva protesta de taxistas contra Uber corta varias calles de Buenos Aires

Nueva protesta de taxistas contra Uber corta varias calles de Buenos Aires

Una nueva protesta de taxistas contra Uber, la aplicación móvil para contratar viajes en vehículos particulares, colapsó hoy el tráfico en el centro de Buenos Aires después de que los manifestantes cortaran hasta diez calles de la capital argentina.

Numerosos conductores colorearon de negro y amarillo diferentes puntos de la ciudad desde primera hora de la mañana y fijaron pegatinas en los parabrisas de taxis y autobuses que circulaban por la zona con el lema "Fuera Uber", al tiempo que corearon cánticos de protesta: "¡Si encontramos un Uber se lo prendemos fuego!".

Pese a que la Justicia ordenó a finales de abril la clausura preventiva de la web y la aplicación de la empresa en Argentina, los sindicatos de taxistas denuncian que el servicio sigue funcionando en la ciudad de Buenos Aires y, por tanto, haciendo una competencia que consideran no solo "desleal" sino "ilegal".

Así lo afirmaba hoy Cristian Vara, que acudió con su taxi a una concentración en la zona de Congreso y quien denunció en declaraciones a Efe la aparición en el país de esta empresa, que, aseveró, "trabaja de forma totalmente ilegal con tarifas mas bajas y autos no habilitados".

"Nos obligan a trabajar más horas por la misma plata o menos inclusive, llevando a la quiebra al sector", vaticinó el conductor, mientras recordó que Buenos Aires es una ciudad con una de las tasas de taxis por habitante más altas, lo que se traduce en un mercado muy saturado en el que apenas cabe un servicio de transporte más.

Cerca de una cincuentena de vehículos cerró hasta dos carriles de la avenida Rivadavia, a la altura del Congreso nacional y limitó el tráfico en la concurrida zona, una acción que se replicó en la avenida Corrientes -a la altura del mercado del Abasto-, en el cruce de las calles Callao y Santa Fe o en la Plaza de Constitución.

La protesta, pacífica salvo por algunos incidentes aislados, pretende expulsar definitivamente a la empresa de un país en el que todavía no ha conseguido establecerse firmemente, enfrentada a los dictámenes de la Justicia federal y a los problemas la tecnología local.

En medio de la concentración, un conductor solicitaba esta mañana de manera ficticia un viaje con Uber desde su teléfono móvil y mostraba preocupado el precio del servicio: 35 pesos (unos 2,5 dólares) por un trayecto que a bordo de un taxi costaría casi el doble.

"Que se vayan, nos precarizan el trabajo", clamaba encendido Marcelo Caló, quien entiende que Uber no beneficia ni a los chóferes, ni a los usuarios y tampoco al país, y advierte: "Somos un pueblo pacífico, todavía el taxista no quiere hacer cosas que nunca hizo, pero nos están tocando el bolsillo, nos tocan la familia...".

Un compañero suyo, Alfredo, añade que la competencia que representa Uber se suma a los problemas económicos que enfrentan los argentinos, sometidos a una creciente inflación y a continuas subidas del precio del combustible, como la que aumentó un 10 % el litro de gasolina el pasado lunes.

Cerca de dos horas más tarde, los taxistas concluyeron una protesta que, afirmaron, sirve para generar conciencia entre la población y también entre los taxistas, aunque amenazan con mantener los cortes y manifestaciones hasta que la empresa quede totalmente expulsada del país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha