eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La afiliación sindical en EE.UU. sufrió en 2012 la mayor disminución en seis años

- PUBLICIDAD -
La afiliación sindical en EE.UU. sufrió en 2012 la mayor disminución en seis años

La afiliación sindical en EE.UU. sufrió en 2012 la mayor disminución en seis años

El número total de miembros de los sindicatos en Estados Unidos se redujo el año pasado en 400.000 personas, un 0,5%, el peor descenso desde hace seis años a pesar de que se crearon 2,4 millones de trabajos, informó hoy la Oficina de Estadísticas Laborales.

De 2010 a 2011, el número aumentó en 50.000, y el porcentaje de trabajadores sindicalizados cayó sólo un 0,1 %.

El año 2012 fue para los sindicatos un año de batalla en algunos estados, como en Wisconsin, donde se aprobó una ley el año anterior que frenó los derechos de negociación colectiva de la mayoría de los empleados del gobierno estatal, mientras que Indiana y Michigan aprobaron leyes que alientan a los trabajadores del sector privado al abandono de las afiliaciones.

La afiliación sindical de los trabajadores del sector privado se redujo al 6,6 % en 2012, mientras que en 2011 era del 6,9 %.

La única minoría que incrementó su afiliación fue la hispana con un 0,1 %.

La oficina indicó que la afiliación sindical entre los empleados del sector público se redujo al 35,9 por ciento en 2012, desde un 37 por ciento registrado el año anterior, y había más miembros de los sindicatos en el sector público (7,3 millones) que en el sector privado (7 millones).

El presidente de la Federación sindical más grande del país, la AFL-CIO (por sus siglas en inglés), Richard Trumka, aseguró tras conocer los datos que "las mujeres y hombres trabajadores necesitan con urgencia una voz en el trabajo, pero la triste verdad es que se ha vuelto más difícil para ellos tener una, como las cifras actuales sobre la afiliación sindical demostrado.

"La afiliación impacta en cada factor económico que le importa a los trabajadores: caída de los salarios, el aumento de los costos de atención de salud, las hipotecas. (...) La acción colectiva a través de los sindicatos sigue siendo la mejor manera para que los trabajadores logren cambios", insistió.

"Sin embargo, nuestra economía todavía está en la lucha. Algunas leyes y políticos débiles, así como algunos ataques ideológicos, han hecho mella en la afiliación sindical y, por tanto, en el proceso también se pone en peligro la seguridad económica y los buenos puestos de trabajo de la clase media", añadió Trumka.

Entre los estados, Carolina del Norte tenía la menor tasa de sindicalización, el 2,9 %; seguido de un 3,2 % por ciento en Arkansas y un 3,3 % en Carolina del Sur.

Nueva York tuvo la mayor tasa, un 23,2 %, seguido por Alaska con el 22,4 % y el 21,6 % en Hawaii.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha