eldiario.es

Menú

Viajes

El museo del ‘arte malo’ y otros museos curiosos del mundo

Espacios dedicados a los orinales, a los leprechaun, los demonios… Estas seis galerías son tan insólitas como originales.  

- PUBLICIDAD -
La 'Mana Lisa'

La 'Mana Lisa'

Los museos suelen ser uno de los grandes atractivos de las ciudades que visitamos. El Louvre, por ejemplo, recibe más de 9 millones de visitantes cada año, lo que lo convierte en el más visitado del mundo, seguido del Museo Nacional de Historia Natural de Washington DC y el Museo Nacional de China, con ubicación en Pekín. Sin embargo, los que aparecen en esta lista no son tan conocidos ni tradicionales. Son museos curiosos, estrafalarios, estrambóticos e, incluso, paranormales.

Museo del Demonio en Kaunas, Lituania

Dedicado a la colección y exhibición de esculturas y tallas de demonios provenientes de todas las partes del mundo, expone piezas muy diversas: mientras algunas son solo obras de arte, otras son utilizadas como utensilios del hogar (bandejas, saleros, platos, etc.) o como armas. Además, algunas representan mitos folclóricos, leyendas y, otras, en cambio, ideas políticas modernas. Por ejemplo, hay una escultura que muestra a Hitler y Stalin como demonios en una danza de la muerte sobre un parque infantil repleto de huesos humanos.

Museo del Orinal en Ciudad Rodrigo, Salamanca

Esta galería rinde homenaje a esta pieza singular y ofrece un recorrido que comienza en el siglo XIII hasta la actualidad. 1320 unidades provenientes de 27 países conforman la colección, reunida por su fundador José Mª del Arco, un vecino de la ciudad. En este peculiar museo aprenderemos acerca de la historia del orinal, cuyo uso se remonta a la XIX Dinastía de Egipto, en 1295 a.C. Aparte de orinales, la colección compila escupideras, utilizadas en los bares para escupir tabaco o vino y evitar así ensuciar el suelo.

Museo de Brujería y Magia en Cornwall, Inglaterra

Posee la colección más grande del mundo dedicada a la brujería, a la magia y a lo oculto, con 3000 objetos y 7000 libros. Su fundador, Cecil Williamson, explica la localización del museo alegando que en este tranquilo rincón de Inglaterra hay una sensación generalizada entre la población de que no están solos y de que los espíritus viven entre ellos. Es por ello que el museo se encuentra en este lugar, “al borde del más allá”, en palabras de Wiliamson. El museo también organiza talleres, seminarios y rituales para acercar y reunir a curiosos, interesados e investigadores

Museo Nacional del Leprechaun, en Dublín

Dedicado a la mitología irlandesa, especialmente a la figura del leprechaun, los duendes vestidos de verde habitan la galería, la cual ofrece un recorrido histórico a través de 12 capítulos. En ellos, los visitantes se sumergen en un mundo mágico y místico en el que podrán sentirse como estos pequeños hombrecillos en la Sala de los Gigantes, la Colina de las Hadas, perdiéndose en frondosos bosques y realizando ofrendas al Pozos de los Deseos, lugar de conexión mágica con el más allá.

Museo del Arte Malo, en Massachusetts, Estados Unidos

A los visitantes de este espacio, La Mona Lisa les queda muy lejos. Sin embargo, pueden disfrutar de La Mana Lisa, una interpretación con perspectiva de género del famoso cuadro de Da Vinci. El objetivo de este lugar es celebrar la labor de los artistas cuyo trabajo no sería mostrado ni apreciado en ningún foro más que en este. Según el cofundador Marie Jackson, "estamos aquí para celebrar el derecho de un artista a fallar gloriosamente". Es el único museo del mundo dedicado a la colección, preservación y exhibición de arte malo. Cuenta con 600 piezas, aunque solo exhiben entre 50 y 70 cada vez, debido a la falta de espacio.  Se pueden ver fotos de todas las piezas con la descripción en su página web.

Museo de las Máquinas Sexuales, en Praga

Cientos de artefactos sexuales llenan las tres plantas de esta curiosa galería. También cuenta con una galería de arte erótico, un cine y una exposición de lencería fina. Según los responsables del museo, el propósito de los artefactos expuestos era “producir placer y permitir extraordinarias e inusuales posiciones durante el coito”.  La fabricación de alguno de estos objetos se remonta al siglo XVI y podemos encontrar arneses, “mesas de copulación”, instrumentos para la estimulación de los órganos sexuales, sillas diseñadas para practicar la dominación y un palanquín, entre otras piezas.  Los menores de 18 años tendrán que quedarse en casa, pues está prohibida su entrada al recinto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha