eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

“Abril de 1812, asedio y captura en Badajoz” recoge los despachos del duque de Wellington en su toma de la ciudad

El libro, editado y traducido por José Mª Gallardo, ha sido publicado por la Diputación en la colección “Badajoz y su Alfoz”

- PUBLICIDAD -

Si las presentaciones anteriores en la Feria del Libro de Badajoz por parte de la Diputación se dedicaron a la ficción o creación a través de las colecciones de narrativa y poesía “Alcazaba” con los títulos “El domador de zapatos” de Ramírez Lozano y “Los mensajes perdidos” de Silva Ruiz, le toca ahora a la investigación con el trabajo de José María Gallardo Durán titulado “Abril de 1812, asedio y captura de Badajoz” en el que se incluyen los despachos de Wellington y dos primicias, el diario del general británico J.F. Burgoyne y las memorias del teniente J. MacCarthy.

El libro, presentado el miércoles en la Feria, ha sido editado por el Departamento de Publicaciones de la Diputación en la colección “Badajoz y su Alfoz”, una de las más emblemáticas de la Institución Provincial cuya mayor parte de los números que la componen está destinada a la Guerra de la Independencia.

Francisco Muñoz, director del Área de Cultura de la Diputación, manifestó en la presentación del libro que “hasta ahora hemos publicado, quizás por una más fácil accesibilidad, la visión que nos ofrecen las fuentes francesas. Para una visión completa faltaba la correspondiente al ejército británico con el afamado militar de origen irlandés, el duque de Wellington”.

A la versión anglosajona de los terribles días de asedio a Badajoz, desde los primeros días de marzo hasta el 13 de abril de 1812, va dedicado el libro elaborado por el profesor y filólogo José Mª Gallardo.

Para hablar sobre este trabajo, el periodista y cronista oficial de Olivenza, Luis Alfonso Limpo, precisó en la presentación que “Abril de 1812, asedio y captura de Badajoz” es un libro de fuentes inglesas que “no llegará a ser un best seller pero sí necesario para futuras investigaciones”. Añadió Limpo que el trabajo, que “demuestra la competencia de Gallardo como filólogo ya que da gusto leerlo sin baches y con claridad”, es el germen de muchas ideas que podían aprovecharse para el desarrollo de Badajoz en I+D”.

El autor

Gallardo Durán, nacido en Campanario en 1956, es licenciado en Filología Inglesa, estudiante de historia y catedrático de Inglés en el instituto “Bartolomé José Gallardo” de su pueblo. Desde que en el año 2000 le propusieron colaborar en la publicación de la “Historia de Campanario”, comenzó a rastrear testimonios de soldados británicos que combatieron en Extremadura durante la Guerra de la Independencia. Así, en febrero de 2009 se imprimió “La guerra de la Independencia: tropas británicas en La Serena y Vegas Altas en 1808, 1809 y 1812”. Dos años después publicó “Don Benito, verano de 1812. Testimonio del capitán de infantería John Patterson del regimiento nº 50 de la 2ª división”, mientras que en octubre de 2012 salió de imprenta la penúltima de sus traducciones: “Reflejo de la batalla de Medellín en el diario español de Lady Holland”.

En este último trabajo ha buceado en documentos escritos con ocasión del asalto y toma de Badajoz en abril de 1812 por parte del ejército de Wellington. Son 488 páginas en donde, como explica el autor, "mi tarea ha sido sobre todo la de traductor, aunque lógicamente también he elegido los textos y los he anotado".

El asalto de Badajoz fue uno de los hechos más sobresalientes del ejército británico en España, empañado por el “vergonzoso y atroz” saqueo que sucedió a la conquista y que Wellington no supo parar. El libro consta de tres partes. En primer lugar los despachos de Wellington escritos durante el asedio y que, reunidos y publicados por su secretario personal, el coronel Gurwood, y luego por el II duque de Wellington, no aparecieron completos hasta muchos años después. Algunos de ellos habían sido traducidos al español en 1812 aunque sólo parcialmente al estar censurados por orden del duque, por cuanto pudieran ser útiles al enemigo. En la segunda parte, el autor ha traducido por primera vez al castellano un fragmento del diario de J. F. Burgoyne, y como novedad las memorias de J. MacCarthy, teniente de ingenieros, que resultó gravemente herido cuando dirigía a la división del general Picton al asalto del castillo.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha