eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Juan, un extremeño en El Salvador que no votará: “Me han robado el voto a mí y a miles de españoles”

Pese a todos los esfuerzos este joven de Cáceres, y otros 2.000 españoles en El Salvador, se quedan sin votar

“Sean conscientes de que, con miles de ciudadanos expatriados, no se cumple el Artículo 23 de la Constitución Española (más bien no interesa que se cumpla)”

- PUBLICIDAD -
Juan en la Plaza del Salvador del Mundo / Foto: Diego Díaz

Juan en la Plaza del Salvador del Mundo / Foto: Diego Díaz

Lo ha intentado hasta el final, pero todos sus esfuerzos han sido en balde. En cuanto supo que se repetían las elecciones estuvo atento. En la embajada se plantó nada más abrirse el plazo. Porque quería votar.

Finalmente sus presagios se cumplieron. Este domingo Juan verá desde su casa en San Salvador el resultado de las elecciones generales con la sensación de que le han robado el voto.

Este joven extremeño de Cáceres, que participa en un programa de la Agencia Extremeña de Cooperación, es residente en el país centroamericano desde marzo pasado y reclamó su derecho a voto como elector temporalmente en el extranjero (ERTA).

Será uno de tantos miles de españoles que este domingo se quedan sin votar. De hecho los cálculos apuntan que hasta el 92 por ciento de los españoles emigrados no vota este domingo. Ante los hechos reconoce que siente una mezcla de decepción, pero también en fado: “Siento un gran cabreo, se me ha negado derecho a decidir quién me va a representar”.

Pone de manifiesto que resulta ilógico y “extremadamente grave” que en el seguimiento que debiera darse a la recepción del voto por correo en cada país “no se tenga en consideración que aproximadamente 2.000 españoles en El Salvador (dato facilitado en conversación telefónica con la Embajada)”. El motivo, denuncia, que no han recibido la documentación en tiempo y forma, al igual que habrá ocurrido otros muchos países.

Juan lanza un mensaje para todos aquellos que acuden el 26J a las urnas. Les pide que “sean conscientes de que, con miles de ciudadanos expatriados, no se cumple el Artículo 23 de la Constitución Española (más bien no interesa que se cumpla)”.

Un grupo de jóvenes celebra una 'misa fúnebre' por el voto robado. | Marea Granate

Un grupo de jóvenes celebra una 'misa fúnebre' por el voto robado. | Marea Granate

Ha movido ‘mar y tierra’

A los pocos días de su llegada a El Salvador se dirigió a la Embajada para inscribirse en el registro de Matrícula Consular como no residente. Cuando se abrió el plazo para votar sabía que iba a ser una misión complicada en atención a las denuncias que en los pasados comicios lanzó la   “Marea Granate”.

En este caso explica que hay que diferenciar en el listado entre los inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) y los residentes temporales, como su caso, que además tienen que costearse la carta de correos certificado para emitir su voto. El proceso en cada uno de los supuestos es diferente.

El enfado no solo le viene a él y al resto de extremeños por sentir que les han arrebatado su derecho. También por las molestias que les ocasiona solicitar el derecho a sufragio desde el extranjero.

Y en su situación puede sentirse un afortunado porque vive en la capital y no ha tenido que desplazarse desde comunidades lejanas. Aún así ha tenido que posponer varias salidas en su trabajo, “pues mientras recibes la documentación, no puedes encontrarte ausente en la dirección que indicabas puesto que la recepción de la documentación debía ser en persona”.

Proceso engorroso

De este modo el 9 de mayo, primer día para solicitar el voto por correo para electores temporalmente en el extranjero (voto ERTA), acudió con esperanzas a realizar el trámite en la sección consular de la Embajada de España en San Salvador. Su solicitud iba dirigida a la Delegación Provincial de la Oficina del Censo Electoral de Badajoz.

“El plazo para esta solicitud inicialmente terminaba el 28 de mayo, si bien finalmente lo ampliaron hasta el 6 de junio, a exiguos 15 días de la fecha límite (22 de junio), para poder recibir y enviar de vuelta mi voto por correo certificado, asumiendo el coste del envío, a mi delegación provincial”. El miércoles 22 terminó el plazo “y, aunque yo había realizado las gestiones oportunas 45 días antes, me quedé sin votar”.

“Al margen de esa pequeña traba, en la última semana y viendo que seguía sin llegar nada ni tampoco se ampliaban los plazos, contacté con Correos El Salvador, con Correos España y con la sección consular de la Embajada para ver qué pasaba y para ir asumiendo que no iba a conseguir nada”.

No se conformó con eso, y dirigió un escrito a la Embajada, en virtud de sus atribuciones, solicitando en su nombre, y en el de muchos otros españoles residentes temporales en El Salvador, una prórroga para que no se nos viera negado nuestro derecho a votar; “conociendo además, que la Junta Electoral Central, había prorrogado el plazo al electorado residente (voto CERA), a los votantes por correo en territorio nacional y a los militares desplegados en el extranjero”.

“Su respuesta o mejor dicho, su modelo de respuesta dirigido al voto CERA, me invitaba a votar hasta el domingo 26 en la Embajada, demostrando una gran falta de interés, pues yo les especificaba que quien les escribía era un elector temporalmente en el extranjero (ERTA) y no un residente”.

Al mismo tiempo, y en un ejercicio de insistencia, se dirigió a su delegación provincial del INE y la respuesta en ese caso fue que la documentación del voto por correo fue remitida con fecha 6 de junio de 2016, primer día en que dispusieron de papeletas, “dentro del plazo legalmente establecido” y adjuntándome un calendario del proceso electoral ECG2016 para así “poder tener una visión global del mismo”.

"Aprovecho estas líneas para darle las gracias por permitirme tener esa visión global del proceso y destacar su pericia elaborando cronogramas, sólo por eso consiguió apaciguarme".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha