eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Si persisten calor y sequía puede adelantarse la declaración de peligro medio de incendios

El texto ya está preparado y el mando único del Infoex, Juan Carlos Gómez, adelanta que si continúan las circunstancias se declararía en siete o diez días

Entre otras cosas supone prohibir las quemas y aumentar el número de agentes preparados

La consejera García Bernal pide a los dueños de monte privado que dejen entrar a los medios de la Junta para labores de prevención

- PUBLICIDAD -
Incendio Jerte

Incendio el verano pasado en el Jerte @AT_Brif

La orden de la Junta de Extremadura para declarar la época de peligro medio de incendios forestales está ya escrita y preparada para su publicación, que podría hacerse en una semana o diez días si las circunstancias climatológicas continúan. Esa declaración permite elevar el número de efectivos preparados para la extinción y sobre todo prohibir las quemas en el campo.

Así lo ha adelantado el mando único del plan de incendios forestales (Infoex) Juan Carlos Gómez Roldán en declaraciones este martes a Canal Extremadura TV. Actualmente estamos en época de peligro bajo que supone que están movilizados el 25% de los agentes de extinción del fuego, y con la declaración ese porcentaje se podría elevar en la forma en que se decidiera, llegando incluso al 100% que es la situación veraniega cuando se declara la época de peligro alto.

“Yo no soy partidario de declararlo de momento”, ha declarado a preguntas de los periodistas que intervienen en el programa, pero sí cree que si la semana que viene la situación persiste habría que proceder a ello.

En lo que va de año ya se han producido 150 incendios y el número aunque alto “no es extraordinario”, pero se ha producido una primera alarma importante en Cadalso el pasado fin de semana donde ardieron 20 hectáreas debido a una quema incontrolada de restos vegetales.

Si al final se declara peligro medio quedaría prohibida con carácter general la realización de quemas en el campo.

Las olas de calor mandan

A su juicio los medios del Infoex son suficientes y además están organizados de una manera muy flexible para responder a las necesidades, pero se están dando en este momento unas circunstancias especiales como son la sequía de invierno y ahora de primavera, y unas temperaturas completamente anormales por su elevación al superar los 30 grados a comienzos de abril.

Gómez Roldán ha explicado que la virulencia del verano próximo en cuanto a incendios forestales no tiene por qué disminuir al haber bajado por la sequía la biomasa en el campo susceptible de arder, ya que a la vez que ello es cierto la que hay, por su sequedad o haberse detenido prematuramente el ciclo vital de la savia, es más susceptible de quemarse.

“Lo que va a determinar cómo es el verano no es eso sino la frecuencia e intensidad de las olas de calor ese calor sahariano”.

Portugal

Extremadura tiene firmado sendos protocolos de colaboración en esta materia con Portugal y Andalucía, de ayuda mutua en caso de incendios, y el que hay con el vecino país permite a los medios extremeños entrar 15 kilómetros en ese territorio prácticamente sin burocracia, solo con un aviso previo a la Delegación del Gobierno.

En cuanto a las otras dos regiones vecinas, Castilla y León y Castilla-La Mancha, los acuerdos existen y funcionan como tales “aunque no se han firmado”.

Respecto a la eficacia de los medios antiincendios portugueses, formados por bomberos voluntarios, Gómez Roldán afirma que la maquinaria es adecuada –“tienen más motobombas que nosotros, si cabe”- pero aunque funcionaban bien en fuegos urbanos les faltaba pericia en los forestales.

“Ellos llegan y te apagan en el campo un fuego mediante aplastamiento, pero se van sin tener en cuenta que se puede reavivar”. Unos protocolos que sin embargo están mejorando “entre otras cosas porque están viendo cómo trabajamos”.

Fincas privadas

La Junta de Extremadura ha pedido por otro lado la colaboración de los dueños de los terrenos con riesgo de incendios para que permitan a la administración regional acceder a ellos y poder establecer, al menos, el plan de defensa primario.

Así lo ha comunicado en rueda de prensa la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta, Begoña García.

La consejera ha insistido en que los dueños de los terrenos tienen que permitir que actúe la administración "si ellos mismos no son capaces de establecer, al menos, el plan de defensa primario en esos montes", que significa la creación de cortafuegos, pistas, fajas y puntos de agua.

Desde la consejería se ha iniciado la modificación de la Ley de Prevención y Extinción de Incendios de Extremadura porque muchos de los montes afectados son privados y la Junta no puede actuar.

El próximo jueves y sábado hay previstas dos reuniones en Descargamaría para intentar llegar a un acuerdo con los propietarios y que estos constituyan la figura de "bosque protector", a instancias del Proyecto "Mosaico".

La consejera ha afirmado que el Valle del Árrago y el Valle de las Pilas son lugares con mucho riesgo, puesto que es una masa continua de pinos que los propietarios llevan más de 40 años sin limpiar. Ha pedido a la población y los ayuntamientos que extremen el cuidado con las quemas, porque "la meteorología no está acompañando, con pocas lluvias y temperaturas elevadas".

Además, ha señalado que las quemas están prohibidas a partir de las dos de la tarde y siempre que haya viento.

La titular de Políticas Agrarias ha afirmado que la mayoría de los incendios que se están produciendo tienen su origen en quemas que se están descontrolando.

En lo que respecta al incendio en el término municipal de Cadalso, está controlado y hay varios dispositivos en tareas de mantenimiento, pero no está extinguido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha