eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Entrevista (falsa) a Pedro Sánchez

El autor del blog Mi Mesa Cojea publicará cinco entrevistas ficticias con los principales líderes políticos ante las elecciones del 26 de junio

El primero fue el nuevo coordinador federal de IU, Alberto Garzón; el segundo, el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera. Ahora es el turno para el líder del PSOE, Pedro Sánchez

- PUBLICIDAD -

Pedro Sánchez me cita a las tres y media de la madrugada en un bar de Madrid. Cuando llego, la puerta está abierta y la luz apagada. Intuyo una sola silueta, sentada en una de las mesas.

¿Hola?

¿Eres el periodista de eldiario.es?

Sí.

Soy Pedro Sánchez.

Hola, qué tal. ¿Le importa si… encendemos la luz?

Me temo que eso no es posible.

¿Por qué?

Soy fotofóbica. Fotofóbico.

¿En serio? Y… oiga, ¿seguro que es usted Pedro Sánchez?

Segurísimo, claro, faltaría más. ¿Por qué lo dice?

Oiga, usted no es Pedro Sánchez.

Que te estoy diciendo que sí.

¡Usted es Susana Díaz!

No digas tonterías, quillo. Soy Pedro Sánchez. Mira, fíjate cómo te miro, como si te quisiera llevar a la cama. León.

No haga eso, por favor.

Tienes cinco minutos, ¿de verdad quieres gastarlos en una cuestión identitaria sin relevancia para el conjunto del Estado?

A ver, eh… señora, señor Sánchez, ¿qué piensa hacer si, como dicen las encuestas, Unidos Podemos le supera en votos?

Eso no puede ocurrir porque es imposible, pero, cuando ocurra, no me quedará más remedio que apartarme y dejar paso a savia nueva.

¿Como Susana Díaz?

Por ejemplo. El PSOE es un partido que se renueva constantemente.

Pero señora, señor Sánchez, si llevan a Felipe González a los mítines.

Sí, pero siempre es un Felipe nuevo. En los 90 encargó 17 clones de sí mismo. Tiene uno en un yate, otro en un despacho de Gas Natural, otro en Miami… Nadie sabe cuál es el original, aunque algunos rumores dicen que podría vivir en una aldea del Amazonas, con un ejército de cebrianes clon. ¿Sabes cuál es el problema de los rojos? Que pensáis en Felipe como en una persona.

¿Y no lo es?

No. Felipe es un concepto. Un estado de ánimo. Felipe es el rumor de las olas una tarde de verano, es la brisa filtrándose entre las hojas. Felipe es el sol en el rostro tras un invierno duro, es la lluvia que acaba con la sequía.

Vale, pero no puede negar que en el PSOE siguen siendo los mismos.

Venezuela. 

¿Cómo?

No hay papel higiénico, los venezolanos no pueden limpiarse el culo.

Eh… señora, señor Sánchez, ¿se encuentra bien?

¿Sabe una cosa? La democracia la inventamos los socialistas. Antes de Felipe todo esto era páramo. La policía y el Opus campaban a sus anchas, había hambre y miseria y muchísimas violaciones. Ibas a comprar el periódico y te violaban, era el pan de cada día. Tú eres muy joven, pero pregúntale a tu padre, seguro que le violaron alguna vez. Pero entonces llegó Felipe y dijo: "Todo el mundo tiene derecho a la democracia y al agua corriente". Ahora Podemos quiere acabar con todo eso.

¿Podemos quiere acabar con el agua corriente?

Que no te quepa la menor duda, esa gente odia la higiene. Si algo caracteriza la socialdemocracia es que somos muy limpios. Cierto es que hemos tenido problemas afrontando la crisis, pero que me parta un rayo aquí mismo si no me ducho todos los días.

Oiga, ¿qué les pasa con Eduardo Madina?

Nada, Madina es un gran valor para los socialistas y estamos seguros de que será un camarero ejemplar.

Hablemos de Cataluña.

Por supuesto. El plan de los socialistas para Cataluña está muy claro.

¿Cuál es?

Hablar de otra cosa.

Pero los catalanes no quieren eso.

Es increíble que, en pleno junio, tengamos este tiempo. Te queda un minuto.

Vale, eh… Dígame, ¿cómo convencería a un indeciso para que vote al PSOE este domingo?

Mire, los socialistas cerramos todas las fábricas de España. Dijimos OTAN no y OTAN sí. Robamos todo lo que pudimos, cambiamos la Constitución a escondidas, creamos grupos terroristas que mataron gente… ¿Sabe cómo llamo yo a todo eso? Experiencia de gobierno. Suponga usted que Podemos llega al Gobierno y tiene que matar a un etarra. ¿Cómo lo haría? ¡No saben, no lo han hecho nunca! Es importantísimo que los españoles tengan la tranquilidad de saber que en la Moncloa hay una persona que, con solo enviar un whatsapp, tendrá un grupo de sicarios trabajando para él.

Señora Díaz, muchísimas gracias por recibirme.

De nada.

¡Te pillé!

Mierda. ¡Rápido, acabad con él!

Varios hombres surgen de la oscuridad y empiezan a dispararme al grito de "¡Vivan las juventudes socialistas!". Salgo corriendo del bar y sigo corriendo calle abajo. Milagrosamente, llego indemne a casa.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha