Opinión y blogs

eldiario.es

La batalla de Europa ha comenzado

En Europa conviven dos almas. Lo mejor y lo peor de nuestra sociedad. Capaces de las peores atrocidades durante la primera parte del siglo XX, somos también los que movemos montañas para la reconciliación, la cooperación y la paz entre ciudadanos y pueblos europeos. Europa es hoy la contradicción de una extrema derecha atizando el odio hacia los refugiados, de un Brexit que despierta los repliegues nacionalistas más excluyentes, y esa Europa que es también las de las ciudades-refugio españolas y las banderas “Welcome refugees” en los estadios de fútbol alemanes. Es la lucha entre las élites nacionales y transnacionales entregadas ideológica o físicamente a las multinacionales, a las puertas giratorias, al TTIP y al CETA, y una ciudadanía comprometida que apuesta por una Europa donde la economía ha de ser una herramienta al servicio de las personas y el planeta.

Ahora bien, estas almas divergentes son partes intrínsecas de un mismo continente. Queda por saber cuál de las dos cogerá el timón de la Europa de mañana. O mejor dicho queda por saber por cuál de las dos vamos a luchar. Aquí van tres propuestas de líneas estratégicas para que gane la Europa solidaria, ecológica y democrática:

Desde la solidaridad, Europa necesita grandes proyectos que mejoren la vida de su ciudadanía y, a la vez, creen una adhesión positiva hacia la Unión Europea. Europa es el continente idóneo para dar un salto cualitativo en términos de solidaridad. Por ejemplo, una seguridad social europea sería un pilar básico para que la integración europea no solo sea sinónimo de mercado común, sino también, y sobre todo, de más bienestar y protección en un mundo globalizado. Una renta básica europea supondría un paso fundamental hacia un modelo social único donde la persona, y su vida digna y libre, estén en el centro de nuestras prioridades colectivas.

Seguir leyendo »

Las otras multas de Bruselas que nos esperan

El pasado 27 de julio, tanto el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, como el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, se congratulaban por la decisión de la Comisión Europea de no sancionar a España por el incumplimiento de las injustas normas sobre el déficit. Es cierto que el Estado español se enfrentaba a una multa equivalente al 2% del PIB, unos 2.000 millones de euros, que quedó reducida cero, pero tanto De Guindos como Rajoy obviaron hacer comentarios sobre las otras multas que nos esperan.

La sanción por exceso de déficit - que también se le aplicará a Portugal- constaba de tres partes. La multa ya mencionada y perdonada, la propuesta de objetivo de déficit para los próximos años, que lleva aparejados unos recortes de 10.000 millones de euros los próximos dos años, y la posible suspensión de los fondos estructurales programados para 2017.

Seguir leyendo »

Más poder para la nueva agencia europea de fronteras, menos derechos para las personas migrantes

Vivimos un momento de excepcionalidad. Las consecuencias de una política exterior basada en la guerra y la violencia, y de una política económica cimentada en la explotación de los recursos naturales y humanos del Sur nos están mirando fijamente a los ojos. El resultado de todo esto son las miles de personas que tratan de encontrar un lugar seguro en el que vivir en Europa, en lo que es uno de los movimientos migratorios más grandes desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Y ante ello, la propuesta de las instituciones y autoridades europeas no se ha hecho esperar.

Sin embargo, la UE no ha reaccionado, tal y como proponíamos, con la concesión de visados humanitarios en países en conflicto o la apertura de vías legales y seguras de acceso desde esos países, sino con todo lo contrario. La UE ha diseñado, junto a la OTAN, un plan para militarizar el Mediterráneo y ha decidido redoblar el blindaje de sus fronteras. Un elemento clave en esto es la Guardia Europea de Fronteras y Costas, una nueva agencia de la Unión Europea que sustituirá a Frontex, pero con una ampliación sin precedentes de su mandato y competencias.

La nueva agencia de la UE tendrá una serie de características propias que la diferencian de todas las anteriores y demuestran el carácter estratégico que Bruselas ha otorgado a su proyecto racista de Europa fortaleza. Por primera vez, esta agencia tendrá un personal propio de más de mil personas y capacidad para tener sus propios recursos materiales. Esto es importante porque hasta ahora Frontex operaba con agentes y recursos de los Estados miembros. Ahora, podrá operar directamente y por sí misma. Pero hay que tener un dato clave en cuenta: es una agencia que no responde a ninguna autoridad política democráticamente electa.

Seguir leyendo »

Después del Brexit toca reinventar Europa

No tengamos miedo en decirlo: con el Brexit, este jueves 23 de junio 2016 ha sido un día negro para la solidaridad.

Una mayoría exigua de británicos ha decidido que el Reino Unido debía terminar con 43 años de participación ambigua en el proyecto europeo. Por desgracia, ha ganado el discurso del aislamiento, de la xenofobia y del rechazo al otro, empezando hacia el inmigrante. Hoy son todas las extremas derechas europeas (Frente Nacional, Liga Norte, etc.), quienes se frotan las manos y desean un efecto dominó para romper el sueño europeo.

Aunque lo primero que se podría romper es Reino Unido. Además de una fractura generacional preocupante ( el 64% de los jóvenes entre 18-24 años y el 45% entre los 25-44 años votaron a favor del Remain), Escocia e Irlanda del Norte, que han votado masivamente a favor de la permanencia, podrían pedir un nuevo futuro fuera de Reino Unido y dentro de la UE.

Seguir leyendo »

El Brexit no es la respuesta a una UE austericida y antidemocrática

31 Comentarios

El Brexit es una muestra del fracaso de las políticas de una Unión Europea que se ha dedicado a imponer la austeridad mientras crecían la pobreza y la discriminación. La arquitectura antidemocrática de la UE lleva años mostrando su peor cara en forma de recortes y vallas en las fronteras, alimentando así al monstruo de la extrema derecha.

Sin embargo, los resultados del referéndum son una mala noticia, pues la solución no puede ser una salida en clave nacional liderada, además, por los sectores más reaccionarios de la sociedad. Nosotras apostamos por una superación colectiva del modelo de esta UE que nos libere de las imposiciones actuales sin encerrarnos en las fronteras del Estado nación.

El proceso previo al referéndum ha sido una prueba más de la verdadera naturaleza de la Unión Europea que tenemos. Mientras se ha mostrado implacable a la hora de negociar con los países más débiles, a los que ha impuesto toda clase de recortes sociales, con el Gobierno de David Cameron ha sido flexible, hasta el punto de negociar un modelo de pertenencia a la Unión que le permitía privar de derechos a trabajadoras y trabajadores comunitarios.

Seguir leyendo »

Un fantasma recorre el 26J: el fantasma de Europa

A pesar de ser una anécdota personal, me consta que no me ocurre solo a mí. En Bruselas, al finalizar una entrevista, es habitual que el o la periodista de turno me pregunte siempre lo mismo: ¿por qué se habla tan poco de Europa en la política española? ¿Cómo es posible que la UE estuviese tan ausente durante la campaña del 20D? Sinceramente, nunca sé muy bien qué responder. El pasado lunes por la noche tras el debate a cuatro me encontré a mí mismo haciéndome la misma pregunta: ¿Cómo es que en El Debate la escala europea apenas apareciese tangencialmente?

Una parte importante de nuestra legislación ha pasado por alguna institución europea, cuando no ha nacido directamente de ella. En algunas áreas como la Agricultura o el Medio Ambiente más de un 70% de las leyes tienen origen europeo. En campos como el comercio internacional es la UE quien negocia tratados multilaterales como el TISA o bilaterales como el TTIP (con EE UU), el CETA (con Canadá) o los EPA (con algunas regiones y países del Sur Global). Por no hablar de herramientas tan fundamentales como la política monetaria, directamente transferida al Banco Central Europeo. Asuntos demasiado importantes como para que no estén mas presentes en los debates políticos cotidianos. Incluso en las propias elecciones europeas, terminamos hablando mas en clave estatal que de modelo o proyecto Europeo.

Pero es que, además, el gobierno que salga de las urnas el 26J tendrá que lidiar, durante la próxima legislatura, con cuestiones tan europeas a la vez que decisivas para nuestro futuro inmediato como la crisis de refugio que vive Europa, el proyecto de unión energética a escala continental, la votación sobre el ya citado TTIP o los 8.000 millones de recortes adicionales que la Comisión Europea ya ha anunciado que exigirá al nuevo ejecutivo español como contrapartida de aquel rescate que según algunos nunca tuvo lugar.

Seguir leyendo »

El cambio climático lo cambia todo, empezando por la política

El cambio climático es el mejor relato contra el capitalismo desregulado. El modelo social, económico y político actual lleva décadas llevándose por delante las leyes y los derechos de la gente, a nivel social, laboral y fiscal. Pero por primera vez se está encontrando con otras leyes, las de los ecosistemas, que están probando de manera definitiva su inviabilidad. El cambio climático recuerda a aquella previsión, vaticinada por Marx, de que el capitalismo se dirige hacia su propia extinción. Pero la diferencia con aquel entonces es que, finalmente, la necesidad de combatir esta amenaza está pasando a ser parte del propio sentido común.

Combatir el cambio climático ya es una narrativa que ocupa la totalidad del espectro político; incluso entre quienes no quieren que el sistema económico cambie. El Acuerdo sobre el clima de París ha jugado un papel fundamental en alcanzar esta hegemonía, consiguiendo que todos los actores políticos, sociales y empresariales (incluyendo multinacionales y fondos de inversión) reconozcan la necesidad de reajustar, en mayor o menor medida, nuestro modelo de producción y de consumo para poner límite al calentamiento global. Unos lo hacen porque quieren vivir una vida mejor y más justa; otros, porque son conscientes de los costes millonarios que conllevaría reaccionar demasiado tarde. Sea por lo que sea, el cambio climático se ha convertido en una nueva normalidad que ya marca la agenda política, social y económica. Y esto es una gran oportunidad.

Seguir leyendo »

Defender a los filtradores de Luxleaks o Panamá Papers: un deber moral

Mientras escribo estas líneas, y mientras el mundo se escandaliza por la revelación de los PanamaPapers, un joven llamado Antoine Deltour, antiguo profesional de la consultora PWC se sienta estos días ante el banquillo de los acusados en Luxemburgo por haber revelado como el Ducado mantenía acuerdos secretos con multinacionales para que pudieran eludir miles de millones de euros en impuestos en toda Europa.  Antoine podría enfrentarse a entre 5 y 10 años de cárcel o a una multa multimillonaria. Es uno de los mayores símbolos del hundimiento moral europeo: procesado por denunciar la injusticia. Su caso, así como el de Snowden y otros muchos, ha puesto encima de la mesa la necesidad de dotarse de una legislación que blinde a aquellas personas que como él deciden dar un paso al frente y sacar a la luz información comprometedora.

Sin embargo, la semana pasada se aprobó una nueva directiva europea, la llamada Directiva de Secretos comerciales, que hace todo los contrario: dejar indefensos a los informadores. Desde el grupo Verdes/ALE en el Parlamento Europeo nos opusimos desde el inicio a este texto debido a los excesivos casos en los que las empresas privadas podrán acogerse a partir de ahora al secreto profesional para proteger una determinada información. Durante el trámite legislativo de la Directiva se menospreció casi totalmente la libertad de información, la libertad de expresión, los derechos de los trabajadores y la protección de los informadores, en un texto enfocado tan solo a proteger a las empresas.

En el último trámite en el Consejo asistimos además a un espectáculo deplorable cuando algunos países lograron a través de la traducción del original inglés del texto devaluar aún más esa protección. El Parlamento aprobó que  los filtradores quedarían cubiertos en el caso de denunciar una “irregularidad” o “mala conducta” (en el original inglés “wrongdoing”). La inclusión de esta palabra nos decían los defensores de la nueva ley, cubriría los casos como el de Antoine Deltour. Nosotros siempre consideramos que ello era absolutamente insuficiente, pero el Consejo logró incluso devaluar este término.

Seguir leyendo »

Los tomates de la vergüenza

Hace más de cinco meses que el Tribunal Europeo de Justicia anuló el acuerdo comercial entre la UE y Marruecos por incluir entre los productos que se beneficiaban de las ventajas contempladas en él a los que provenían del Sahara Occidental. La sentencia era muy clara y reprochaba con un tono bastante duro la actitud del Consejo Europeo –que representa a los estados-, por no haber tenido en cuenta que ni la ONU ni la propia Unión Europea han reconocido jamás la soberanía de Marruecos sobre la antigua colonia española. La sentencia, además, reconocía al demandante, el Frente Polisario, como organización legítima para plantear el recurso.

Los argumentos del tribunal no aportaban nada nuevo, se limitaban a recordar lo que los organismos internacionales han repetido una y otra vez: el Sahara Occidental no es territorio marroquí –y por tanto Marruecos no puede negociar en su nombre- y la antigua potencia colonizadora, España, debe implicarse para asegurar que se cumple la voluntad del pueblo sobre el futuro de su país. Pero para la Unión Europea esta sentencia resultaba muy molesta porque hacía evidente la actitud hipócrita que mantiene respecto al conflicto saharaui. Sin reconocer oficialmente la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental, la UE se la da de facto con los acuerdos comerciales agrícolas y pesqueros.

El lobby marroquí, persistente y muy activo, comenzó a agitarse en Bruselas e inmediatamente los portavoces europeos –con España a la cabeza- anunciaron que presentarían un recurso porque Marruecos es un "socio preferente". En la Delegación del Magreb del Parlamento Europeo tuve que asistir a una bochornosa sesión en la que el representante del Consejo proclamó que "las decisiones de ese Tribunal no son vinculantes" o "la ONU dice muchas cosas pero no a todas hay que hacer caso". Sin que nadie me pudiera explicar el porqué y contra lo que es habitual en el Parlamento, aquella reunión no fue registrada en vídeo.

Seguir leyendo »

La alternativa verde planta cara a la extrema derecha en Austria

Es histórico. Un ecologista será presidente de Austria. Ha sido un duelo inédito e incierto hasta el final entre el verde y el negro y en el que la sociedad austriaca ha elegido las propuestas verdes para derrotar a la extrema derecha. Apenas unos miles de votos han marcado la línea entre la democracia y el fascismo. ¿Qué ha pasado en Austria?

Las elecciones austriacas se han convertido en el espejo en el que se reflejan polarizadas las dos almas de Europa. Se han enfrentado dos modelos radicalmente distintos: uno autoritario y xenófobo y el otro democrático y solidario. Es el odio contra la fraternidad, el cierre de fronteras contra la apertura, el territorio para unos pocos contra la Tierra para todas y todos. En esta gran encrucijada del siglo XXI y enseñando el camino al resto del continente, Austria ha finalmente decidido no volver al pasado y apostar por un proyecto de futuro.

Sin caer en un exceso de triunfalismo debido al estrechísimo margen de victoria (un 50,3% de los votos), el voto a Alexander Van der Bellen ha conseguido ganar esta batalla al fascismo de nueva cuna. Ante los representantes del viejo bipartidismo, que han perdido toda la confianza ciudadana, la opción verde se ha impuesto en Austria como necesaria contra el extremismo de la ultraderecha. En condiciones adversas, se ha impuesto como un freno de emergencia a la deriva autoritaria de un modelo político, económico y social agotado.

Seguir leyendo »