eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Erasmus para todos

Un aula de una universidad.

Si alguien menciona la política europea a un grupo de jóvenes, probablemente no provocará más que encogimientos de hombros o miradas ausentes. Pero si a esos mismos jóvenes se les habla del Erasmus, programa insignia de movilidad de estudiantes de la UE, seguramente se les iluminará la cara.

Y no les faltan motivos. El año pasado, los titulares proclamaban que había nacido el millonésimo "bebé Erasmus", aunque leyendo entre líneas es fácil descubrir que realmente nadie ha llevado la cuenta (y probablemente sea lo mejor). Pero este no es sino un efecto colateral. Ante todo, Erasmus es uno de los mejores instrumentos que tienen los y las jóvenes de hoy para adquirir inestimables experiencias culturales y educativas, conocimientos lingüísticos y oportunidades profesionales, así como amistades para toda la vida.

No es de extrañar, por tanto, que Erasmus esté ampliamente reconocido como una de las mayores historias de éxito de la UE. Pero un programa de esta envergadura no habría visto la luz sin el sólido marco de cooperación intercontinental que hemos construido en la Unión Europea. Erasmus, como la propia UE, es un logro arduamente conseguido del que debemos sentirnos orgullosos y orgullosas.

Seguir leyendo »

El escenario omitido por la Comisión Europea: sí hay alternativas para Europa

Imagen de archivo.

Un fantasma recorre Europa: la propia Europa, dirigida por los intereses de la élite financiera neoliberal. Sesenta años después del Tratado de Roma, se ha traicionado el sueño de la Unión que despertó por primera vez en las cárceles fascistas. Europa sigue siendo un continente rico, pero habitado por una población cada vez más pobre. La austeridad, que se ha convertido en el dogma de la Unión desde la crisis de 2007, ha fracasado en todos los ámbitos y ha dado lugar a crecientes desigualdades. Los pobres se han vuelto cada vez más pobres, los pocos ricos se han hecho más ricos, las deudas soberanas no han sido reguladas y el descontento de los ciudadanos por la Unión Europea ha aumentado.

Voto tras voto, ya sea para un referéndum o una elección nacional, el sistema político conocido desde el final de la Segunda Guerra Mundial se está desmoronando, y de entre los escombros resurge un populismo reaccionario sin escrúpulos que no ofrece una alternativa genuina, sino simplemente una salida en falso a la rabia justificada de los olvidados y los derrotados.

El Libro Blanco sobre el futuro de Europa que la Comisión Juncker ha preparado es otra decepción. Es un texto que parte de una sola premisa: la necesidad de volver a los valores fundadores de la Unión, tal como habían sido imaginados en el Manifiesto de Ventotene por Altiero Spinelli y Ernesto Rossi. Sin embargo, no logra aportar ni un diagnóstico sólido ni propuestas novedosas, describiendo un futuro completamente vacío. Los cinco escenarios técnicos que presenta para la evolución de Europa, nos vuelven a atrapar en un simplificado paradigma de más Europa versus menos Europa, confirmando que el papel de la Comisión se ha degradado al nivel más bajo, reducido su papel al de mera secretaría del Consejo y de los Estados miembros.

Seguir leyendo »

Cannabis: la planta de los mil usos

39 Comentarios

Planta de cannabis.

En tiempos inmemoriales, cultivar cáñamo (Cannabis sativa) formaba parte del corazón productivo de muchos países, donde se plantaba con la misma naturalidad que el algodón o las hortalizas. Fue una de las primeras plantas utilizadas para extraer fibra y era reconocida por su resistencia en la fabricación de cuerdas, papel y aceite para lámparas.

De la planta del cannabis se dice que es la planta de los mil usos. Es un poco como el cerdo, del que se aprovechan hasta los andares. En España incluso se observan sus hojas en las banderas de algunos municipios (como Santa Cruz de los Cáñamos, en Ciudad Real, o Cañamares, en Cuenca) debido a la vital importancia que la planta suponía para la economía local. La prohibición del cultivo del cannabis tiene su origen en Estados Unidos y está llena de prejuicios raciales, desconocimiento y también intereses económicos de grandes empresas.

Se dice que fueron los mexicanos quienes, a principios del s.XX, llevaron la costumbre de fumar cannabis a Estados Unidos, desatando su prohibición. "Todos los mexicanos están locos y es esta hierba la que los vuelve locos", dijo un senador de Texas en aquella época. Han pasado más de cien años. Hoy conocemos los beneficios del uso medicinal del cannabis: glaucoma, autismo, quimioterapia, parkinson, reducción del riesgo de obesidad y diabetes; también sirve para algunos tipos de epilepsia e incluso mitiga el dolor menstrual, ayuda en procesos de ansiedad y depresión, etc. Debemos seguir investigando en esta línea para descubrir todo lo que nos puede dar, porque es profundamente triste que despojen irracionalmente a los pueblos de la capacidad de conocer y reconocer todos los atributos que nos regala la tierra.

Seguir leyendo »

Macron no frenará a la extrema derecha de Le Pen: sólo la izquierda organizada lo conseguirá

23 Comentarios

El candidato a la Presidencia de Francia Emmanuel Macron.

Los resultados de las elecciones francesas no deberían sorprendernos. Son el reflejo electoral de la situación que están engendrando las políticas que promueve la Gran Coalición de conservadores, liberales y socialdemócratas que gobiernan la Unión Europea. Son políticas basadas en los recortes a los derechos y servicios públicos, el único mecanismo de redistribución de la riqueza existente en la actual Unión Europea, por lo que su primera y más directa consecuencia es el aumento de las desigualdades. Para cumplir las exigencias de un déficit inferior al 3%, el Gobierno socialdemócrata francés aplicó recortes por valor de 50.000 millones de euros, el 40% de los cuales fueron al sistema de salud y a los sistemas de protección social para las personas paradas o jubiladas.

A pesar de que estas políticas enfrentaron a Hollande con las bases de su organización política y con los sindicatos, el presidente francés hizo los recortes no por una imposición de Bruselas como algunos intentaron vender, sino porque su mismo Gobierno fue parte de ese consenso existente en Europa que criminaliza la inversión pública y premia el beneficio ilimitado de las grandes empresas.

De esta manera, las empresas del CAC-40, que agrupa a las cuarentas principales sociedades de la bolsa de París, sumaron beneficios por encima de 75 millones de euros en el año 2016. Mientras se recortaban los subsidios por desempleo, el director ejecutivo del banco BNP Paribas, Jean-Laurent Bonnafé, cerraba el año con 7.700 millones de euros más.

Seguir leyendo »

Una "revolución" francesa con aspecto de déjà-vu

Marine Le Pen y Emmanuel Macron.

Francia ha dejado un escenario inédito pero altamente previsible. En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales estarán Macron y Le Pen: el candidato anti-élite de la élite y la candidata de extrema derecha. Ante el hartazgo ciudadano frente a la clase política gala, el nuevo e incierto orden político francés y europeo está emergiendo.

Al igual que en Austria, los partidos tradicionales se hunden y en suma alcanzan poco más del 25% de los votos. Desde luego, nadie –empezando por su bancada conservadora– echará de menos a François Fillon. Perseguido por sus escándalos de conflictos de interés, pidiendo sin pudor que la gente no le amara pero al menos le votara, representa lo más podrido del establishment político tradicional. Su eliminación es una buena noticia para la salud democrática francesa y europea.

El caso de Hamon, del Partido Socialista francés, es bastante diferente y paradójico. Tras ganar las primarias de su partido en ruptura con la deriva neoliberal del Gobierno de Hollande, apostó por un programa social-ecologista potente y bien definido: renta básica universal, transición ecológica y energética, y una Europa más democrática. Sin embargo, poco tiempo duraron sus buenas perspectivas iniciales al tener que lidiar al mismo tiempo con las puñaladas continuas de los barones socialistas en favor de Macron, su dificultad para romper amarras con el aparato socialista y, a pesar de renegar de él, tener que llevar en sus hombros el desprestigiado legado del mandato Hollande.

Seguir leyendo »

Referéndum en Turquía: ¿qué está en juego?

Miles de partidarios del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) acudieron a un mitin por el sí (evet en turco) // AP

Turquía celebra este 16 de abril un referéndum para ratificar o no la transformación de la Constitución del país de un sistema parlamentario a uno presidencialista, un cambio político que puede ser el más significativo desde la instauración de la República en 1923. La propuesta impulsada desde el gobierno y que se vota hoy, incluye dieciocho enmiendas constitucionales con el fin de otorgar al presidente del país poderes ejecutivos, legislativos y la elección de gran parte del aparato judicial.

En caso de que finalmente gane el “SI” en el referéndum, el presidente Erdogan podrá concentrar en su mano, a partir de 2019 (cuando entraría en vigor la actual reforma) y durante un máximo de diez años, una cantidad de poder como nadie ostentó en Turquía desde el imperio otomano. De esta forma, además de concederle el rol ejecutivo del que ahora carece la presidencia, la reforma constitucional le permitirá suspender unilateralmente el parlamento, gobernar mediante decreto y la reconfiguración del Tribunal Constitucional y del Consejo de Jueces y Fiscales, el mayor órgano judicial turco. Además podrá liderar un partido político, algo que con la actual Constitución no se permite. De hecho Erdogan tuvo que dejar de ser presidente del  (Partido de la Justicia y el Desarrollo) que el mismo fundó, como exigencia constitucional para poder ser presidente del país.

La propuesta de reforma constitucional se intenta enmarcar en las modificaciones de la Constitución de 1982, redactada bajo la dictadura militar, buscándose así legitimarse y combatir tanto las críticas internas como las de organismos internacionales ante la acumulación de poder y la inexistente rendición de cuentas de la figura presidencial. En este sentido, la Comisión de Venecia del Consejo Europeo ha advertido que “al eliminar el sistema de controles y contrapesos, las enmiendas no cumplirán con la separación de poderes, sino que Turquía podría transformarse en un sistema presidencial autoritario”. El propio Erdogan ha respondido a las críticas realizadas desde dentro y fuera de la propia Turquía, argumentando que el parlamento no puede seguir obstaculizando la gestión del Estado, vendiendo la reforma como una victoria “democrática”.

Seguir leyendo »

América Latina, la gran oportunidad para el comercio europeo

Los últimos meses han traído consigo más de una parada brusca para la política comercial europea. A lo largo de 2016 hemos presenciado la congelación del TTIP y, más recientemente las polémicas sobre el CETA (los dos tratados comerciales con EEUU y Canadá, respectivamente). Con el trasfondo de la salida de Gran Bretaña de la UE y la elección de Donald Trump a la Casa Blanca, desde luego el cuadro no resulta reconfortante. Frente a los desafíos globales, con frecuencia Europa ha parecido replegarse sobre sí misma y dejarse tentar por la vuelta a los proteccionismos nacionales. Y sin embargo, precisamente a partir de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa Europa está mejor pertrechada que nunca para hacer frente a esos desafíos, porque ve reforzada su capacidad negociadora.

País por país, no somos nada. En cambio, todos juntos somos la comunidad supranacional más acabada del mundo y la primera economía en términos de PIB, con un mercado de más de quinientos millones de habitantes y un enorme potencial inversor, innovador y generador de riqueza. Seguimos siendo una potencia política y económica, aunque parece que últimamente se nos olvida.

En este escenario hay al menos una buena noticia que destacar: tras un paréntesis de cuatro años se han retomado las negociaciones entre la UE y Mercosur. Mercosur es el mercado común de América Latina e incluye entre sus propios miembros a los mayores países de ese continente, empezando por Argentina, Brasil y Uruguay. En el mes de octubre las delegaciones europea y sudamericana han recuperado oficialmente el diálogo por primera vez desde octubre de 2012. Son muchos los temas que están sobre la mesa, desde la reducción de cargas administrativas para las empresas, a la normativa sobre contratos públicos, pasando por el capítulo del desarrollo sostenible. Lo que caracteriza a un buen acuerdo comercial, en efecto, son los retornos positivos que puede traer no sólo a las empresas de los países que son parte –empezando por las PYMES– sino también para los trabajadores y consumidores.

Seguir leyendo »

Sesenta años de proyecto europeo: ¿Y ahora qué?

Imagen de archivo: bandera europea.

Hace sesenta años, en Roma, seis naciones profundamente heridas por dos guerras mundiales apostaron por huir de la confrontación hacia la armonía que los intereses industriales y comerciales comunes podrían generar. A través de una integración gradual de las sociedades europeas, fue un paso destinado a conformar rápidamente una comunidad política. Aun así, con el tiempo, la realidad mostró que la unión política no podía realizarse automáticamente con la integración económica, sino que requería de la construcción de un verdadero proceso político.

Hoy, aun haciendo frente a la crisis y a pesar de que la austeridad y los retrocesos democráticos han dañado seriamente el proyecto, la Unión Europea permanece como una de las más grandes ambiciones llevadas a cabo por los europeos y europeas. Significa un auténtico aliento de esperanza para todos los que estuvieron y siguen viviendo bajo la opresión de los regímenes autoritarios o en regiones empobrecidas. En un continente de pasado sangriento, el proyecto de integración, con sus altibajos, sigue constituyendo un pilar de paz y cooperación sin precedentes entre sus pueblos.

Hoy, nosotros y nosotras las europeas, podemos generalmente movernos y vivir libremente por toda la Unión Europea; compartimos recursos e ideamos reglas comunes, a través de instituciones comunes, y eso ha contribuido a mejorar considerablemente la vida diaria de 500 millones de personas; hemos dado la bienvenida a las democracias del sur, emancipadas de sus dictadores militares y hemos reunido un continente con el corazón rasgado por el Telón de Acero.

Seguir leyendo »

Acabar con el bloqueo de la agenda de igualdad de género en la Unión Europea

Una mujer en la manifestación del Día Internacional de la Mujer. / Olmo Calvo.

Europa sigue solo a medio camino de lograr la verdadera igualdad entre hombres y mujeres, y los últimos años, ha dado incluso pasos atrás. Si seguimos al ritmo actual se calcula que aún deberemos esperar como mínimo 70 años más para conseguir la igualdad salarial, 50 años antes que el trabajo de doméstico y de cuidado sea repartido a partes iguales entre hombres y mujeres y más de 20 años para conseguir una representación paritaria en la política. ¿De verdad debemos esperar más de una o dos generaciones para alcanzar estas metas?

Como miembros de la Comisión de los Derechos de la Mujer e Igualdad de género del Parlamento Europeo hemos tenido la oportunidad este año de redactar el informe anual que valora la situación de la igualdad de género en la UE, aprobado este martes en el pleno del Parlamento Europeo.

La conclusión es clara: los progresos en igualdad de género son muy lentos. Según el índice de igualdad de género 2015 del Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE, en sus siglas en inglés) la Unión sigue estando solo al 52,9% de conseguir la igualdad, y durante los últimos 10 años solo ha aumentado en 1,6 puntos.

Seguir leyendo »

Por qué llevar el debate sobre la Política Agraria Común al conjunto de la sociedad

Imagen de archivo.

La UE abrió a principios de febrero una consulta ciudadana sobre la futura reforma de la Política Agraria Común (PAC) para 2020. La PAC lleva funcionando desde los años 60 y fue la primera política europea común. Nació para asegurar el autoabastecimiento de los principales productos agrarios en Europa y hacer eso compatible con unas rentas adecuadas para los agricultores. Todavía hoy absorbe el 40% del presupuesto de la UE. Pero poco tiene que ver esta Unión Europea con los objetivos que la gestaron. Lo hemos visto con la crisis de valores derivada del drama de los refugiados. Y lo llevamos viendo en nuestros campos décadas y décadas de reformas de la PAC que nos han llevado a modelos de producción insostenibles, a desequilibrios territoriales, a paradojas de una burocracia desconocedora de la realidad de las tierras, al enriquecimiento de unos pocos y a la ruina de muchos agricultores, desprotegidos ante el sector de la distribución.

La trama de poder y negocios configurada alrededor del campo es más evidente que nunca en el mundo. Tres grandes multinacionales (Bayer, Monsanto y Dupont) están a punto de controlar la mayoría de los suministros agrícolas. La volatilidad de los precios agrarios es altísima y afecta gravemente a los productores desde que, en 2007, las grandes corporaciones financieras comenzaron a especular con los productos alimentarios en en la Bolsa de Futuros de Chicago. Desde entonces, asistimos a la aberración de un mercado mundial que permite que se pudran cosechas enteras para que los precios suban, mientras 40.000 de personas mueren al día de hambre.

La Comisión Europea ha emprendido una nueva estrategia comercial bajo la premisa de que la política comercial es la principal fuerza estabilizadora en el momentos de crisis. Asistimos así al auge de los tratados de libre comercio, como el TTIP o el ya aprobado CETA, que van en la dirección opuesta al establecimiento de una política agraria que proteja tanto a los productores europeos como a los consumidores. Por eso creo que es importante que toda la sociedad se vuelque en este debate. La nueva política comercial de la UE es una amenaza para tanto nuestros agricultores (porque muchas de las denominaciones de origen podrían desaparecer como tales) como para nuestra seguridad alimentaria (porque los estándares medioambientales, de calidad y seguridad se homogeneizan siempre a la baja). Así que, en el fondo, lo que está en juego es algo tan importante como nuestra comida y nuestra soberanía alimentaria.

Seguir leyendo »