Opinión y blogs

eldiario.es

La voz de las nadies

Entre la indemnización a la jefa de prensa de Albert Rivera, las declaraciones del alcalde de Alcorcón (David Pérez) y la respuesta de Pablo Casado sobre las camareras de piso hay un mismo hilo conductor: el de quienes no saben, no tienen ni la más remota idea de lo que significa ser mujer trabajadora en este país. No es casual que Pablo Casado responda con una comparación sobre el salario de un médico, su hermano, cuando todas sabemos que la precarización que sufren un hombre y una mujer nunca será la misma, ni mucho menos si uno de los trabajos se considera "cualificado" y el otro no. A la sazón, me pregunto cuántas habitaciones habrá limpiado Pablo Casado desde que el mundo es mundo...

Pueden ser muchos los motivos por los que Albert Rivera, Pablo Casado o David Pérez desconozcan las circunstancias de nuestro género y además desprecien el trabajo que hacemos: no las han vivido de cerca. No han tenido cerca mujeres ni madres ni hermanas que hayan pasado por las vicisitudes a las que muchas veces se enfrenta una mujer en el trabajo: acoso laboral, condescendencia, desprecio, desigualdad salarial, entre otras muchas.

Y, sobre todo, no han tenido cerca mujeres que se hayan dedicado a hacer trabajos "impropios" de los cargos públicos (como dejó claro Félix de Azúa al decir de Ada Colau que "debería estar sirviendo en un puesto de pescado"), a saber: barrenderas, limpiadoras, costureras, pescaderas, carniceras, camareras, jornaleras, ganaderas, pescadoras... Y podría seguir.

Seguir leyendo »

Un año de Macri: la sombra del libre comercio vuelve a Mercosur y a América Latina

Durante el último año, tras la victoria de Mauricio Macri en Argentina en noviembre de 2015, la llegada al poder de Temer en Brasil y el incremento de la inestabilidad política en Venezuela, estamos asistiendo a una transformación del Mercosur como proyecto de integración regional que hasta ahora servía de paraguas para promover un desarrollo sostenible, endógeno y social en la región. El actual proceso de cambio se ve acompañado de una apuesta por la inclusión en el marco global de libre comercio y del consiguiente deterioro en materia de bienestar y justicia social.

En noviembre de 2005, durante la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata, en la que se esperaba poner en marcha el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), se produjo un histórico enfrentamiento entre los gobiernos que defendían el ALCA, encabezados por Estados Unidos, y aquellos que, liderados por Lula da Silva, Néstor Kirchner y Hugo Chávez, se oponían al mismo.

Ello resultó en la paralización definitiva del ALCA, lo que abrió un nuevo ciclo en América Latina: un ciclo de desarrollo sostenible y de defensa de la dignidad humana y de los pueblos que duró hasta noviembre de 2015 con el triunfo de Mauricio Macri en Argentina.

Seguir leyendo »

Pocos cambios en Marrakech (salvo el clima)

El pasado viernes finalizó la 22ª reunión de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22) que se ha llevado a cabo en Marrakech. Era la primera COP tras la firma del acuerdo de París el año 2015, y tras la entrada en vigor del nuevo acuerdo a inicios de este mes.

Los negociadores llegaron con la voluntad, tal como decía el eslogan de la COP, de “convertir en acción los acuerdos de París”, a través del establecimiento de las normas de funcionamiento en algunas herramientas claves en la lucha contra el cambio climático. Estas incluían ámbitos como las medidas de adaptación, la transparencia, la transferencia de tecnología, la atenuación, la creación de capacidades, la toma de decisiones, y las pérdidas y daños causados por el cambio climático. Destacaba entre ellos la necesidad de dar continuidad al Fondo Verde.

Tras diez días de trabajo los resultados han sido demasiado limitados. Esta COP debía servir para pasar a la acción tras la entrada en vigor del Tratado. La buena noticia es que tras la victoria de Donald Trump en EEUU todos los participantes han reafirmado sus compromisos. Sin embargo, la declaración final política no vinculante de una página no aporta nada nuevo.

Seguir leyendo »

Pobreza que mata

Imagen del número 18 de la calle de Santga Anna de Reus, donde murió la anciana.

La muerte de Rosa, la mujer de Reus que tenía que iluminarse con velas tras haber sufrido un corte de luz por impago, debería hacer que nos preguntáramos cómo tiene que afrontar la política casos como éste. Los ciudadanos esperan de los políticos que se impliquen, que no escondan el sufrimiento detrás de una estadística ni tras un telón de indiferencia. Ha muerto un ser humano, ignorarlo es indecente. Pero no menos indecente me parece cosificar a Rosa, convertirla en una bandera política y utilizarla para ganar votos o para aumentar el grado de crispación. Apoyar una estrategia política en el sufrimiento concreto de personas reales reduce el dolor a simple combustible de una máquina política.

En mi opinión, respetar a Rosa significa averiguar qué ha ocurrido y exigir las responsabilidades que correspondan. Averiguar, investigar, estudiar... puede sonar irritante para quienes ya creen saber lo que ha ocurrido, para aquellos que asignaron las culpas a los diez segundos de conocer lo ocurrido. Pero lo cierto es que es la única forma digna de tratar a Rosa. Por no hablar de que es la única forma de encontrar qué ha fallado realmente, de forma que se puedan asignar responsabilidades y afrontar las reformas necesarias para que algo así no vuelva a ocurrir.

El dedo acusador ha apuntado a Gas Natural, la empresa que suministraba electricidad al domicilio de Rosa hasta que le cortó el suministro por impago. La ley autonómica de 24/2015 obligaba a la compañía a comunicar el corte de suministro. Desde la empresa, sin embargo, aseguran que la ley está pendiente de un reglamento que establezca los canales y mecanismos necesarios, y que el propio Parlamento de Cataluña instó al gobierno autonómico a desarrollarlo. Es posible que Gas Natural haya actuado mal, pero también es muy posible que las administraciones catalanas hayan sido negligentes, aunque de esto no se hable lo suficiente. ¿Será porque tanto en Reus como en Cataluña gobiernan la antigua Convergencia con la Esquerra de Rufián? ¿Se pondría el foco en otra parte si los responsables políticos fueran del PP? No tengo respuesta para estas preguntas, pero sí fundadas sospechas.

Seguir leyendo »

Frente al cambio climático no hay salida en la misma dirección

Un hombre pasea por las calles de Pekín (China) con una mascarilla.

Desde la semana pasada se celebra la 22ª cumbre por el clima (COP22) este año en Marrakech (Marruecos), lo que la convierte en La cumbre de África, algo que no es baladí siendo el continente más afectado por el cambio climático y por el desigual reparto de los recursos naturales en todo el mundo.

Venimos de más de dos décadas errando de una cumbre a otra sin éxitos ni compromisos eficaces alcanzados. Cada cumbre nos enfrentamos a dos opciones: o incrementar los compromisos de los Estados y la ambición general por frenar el cambio climático, o incrementar el cambio climático.

El Protocolo de Kyoto fue el primer tratado internacional jurídicamente vinculante que perseguía bajar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). No obstante, el protocolo se aplicaba solamente a 55 países industrializados; pero no a China, que desde entonces es el país que más GEI emite, mientras que Estados Unidos nunca lo ratificó y Canadá y Rusia se retiraron posteriormente.

Seguir leyendo »

De Guindos en el Parlamento Europeo: ¿dónde está la bolita?

El ministro español de Economía, Luis de Guindos (d), estrecha la mano del ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

El ministro de Finanzas, Luis De Guindos, ha visitado este martes el Parlamento Europeo y, con su cartera recién reciclada, ha comparecido esta tarde ante los diputados y diputadas de las comisiones de Desarrollo Regional y Economía en el marco del diálogo estructurado con la Comisión Europea por la posible suspensión de los fondos estructurales al Estado español y a Portugal, al haber incumplido los objetivos de déficit.

El Estado español cerró 2015 con un déficit público del 5% del PIB e incumplió las normas europeas en materia de control de déficit impuestas por Bruselas y que en nuestro caso eran del 4,2% del PIB. Y De Guindos, en realidad, ha venido a suplicar que no le apliquen unas normas que él, los suyos, y también los que le han permitido que vuelva ser ministro, aprobaron en su momento.

Venía a pedir, básicamente, que no se sancione al Estado español por no cumplir el Pacto por la Estabilidad y el Crecimiento cuando resulta que ellos elevaron en 2013 este pacto a dogma de fe. Fueron ellos, el tripartito de conservadores, liberales y socialdemócratas que nos gobierna en Europa –y ahora también en el Estado–, los que decidieron que quien no cumpla con el objetivo del déficit sería sancionado. Y esa sanción podría tener la forma de una multa económica o implicar directamente la congelación de los fondos estructurales europeos, poniendo en grave peligro el desarrollo de nuestras Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.

Seguir leyendo »

Las relaciones comerciales UE-China: el momento para reescribir la política comercial de la UE

El presidente chino, Xi Jinping (dcha) saluda al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (izda) en el G20 Hangzhou, China.

La UE anunciará antes del 11 de diciembre si liberaliza los intercambios con China, reconociéndola como economía de mercado (MES) ante la OMC. Este reconocimiento implicaría una reducción de los aranceles y las medidas anti-dumping aplicadas al gigante asiático, poniendo en peligro industrias fundamentales como el acero, el vidrio o la cerámica.

La Comisión tiene la posibilidad de negar el MES, pero parece dispuesta a tomar el camino emprendido por Australia, maquillando con algunas protecciones adicionales su apuesta por la liberalización comercial en detrimento de su industria. Sin embargo no tenemos mucha esperanza puesta en una Comisión cuya agenda comercial ha tratado de imponerse en contra de la voluntad de la práctica totalidad de la sociedad Europea.

Si nos oponemos al MES, no es por que negamos a China su derecho a elegir un modelo de desarrollo que mantenga una fuerte participación del Estado en su industria, como pretende hacer EEUU en su chantaje para reconocer, a su vez, el MES a China. Pero creemos que antes de profundizar en la liberalización de los intercambios globales debemos buscar un nuevo marco de cooperación que distribuya la producción mundial de sectores estratégicos, como única forma de permitir un desarrollo internacional equilibrado, social y ambientalmente sostenible. Que permita, entre otras cosas, recuperar el papel del Estado en la industria, con el objetivo de sostener el empleo de calidad y evitar convertirnos en una sociedad sin industria que importa todo lo que consume.

Seguir leyendo »

A propósito del CETA y las Denominaciones de Origen

Aceite de oliva, en una imagen de archivo.

El debate sobre la protección de las Indicaciones Geográficas (IGs) en los acuerdos comerciales de la Unión Europea está cobrando interés mediático a propósito de la negociación del Acuerdo Comercial con Canadá, conocido como CETA por sus siglas en inglés.

Los socialistas siempre hemos defendido la protección de las Indicaciones Geográficas en los acuerdos comerciales, que son aquellas que distinguen los productos agroalimentarios europeos, por su lugar de origen y calidad. Y hemos conseguido que la UE lo considere uno de los objetivos prioritarios en la negociación de la nueva generación de Acuerdos Comerciales, como es el caso de CETA.

Las preguntas clave que hay que hacerse para llegar al fondo de este debate son dos: ¿Quién es competente para elaborar la lista de productos protegidos por las IG? y ¿Cómo se determinan en un Acuerdo Comercial y quedarán recogidas en CETA?

Seguir leyendo »

El CETA sirve en bandeja nuestras denominaciones de origen

Cabecera de la marcha contra el TTIP y CETA, en el Paseo del Prado de Madrid

La Comisión Europea parece desesperada en validar rápidamente el acuerdo de comercio e inversiones entre Canadá y la Unión Europea, el CETA. Para ello, además de ignorar la decisión del Parlamento Valón, se dispone a sacrificar el 90% las indicaciones geográficas a nivel europeo con denominación de origen. Sin embargo, los negociadores europeos se felicitan y aseguran haber defendido la calidad de los productos agrícolas. Según ellos, esto es una victoria importante, porque este tema estaba envenenando el comercio desde hace años.

Las indicaciones geográficas (o denominaciones de origen protegidas) garantizan a los consumidores que el producto que están comprando ha sido desarrollado de acuerdo a unos criterios estrictos en una zona geográfica limitada. También permiten a los ganaderos vender su leche a un precio justo. En término medio, los productores de leche reciben 500 euros por tonelada mientras que la empresa multinacional Lactalis ofrece 300 euros, asfixiando así a los productores que suministran leche a sus fábricas.

El arroz valenciano, el ajo morado de Las Pedroñeras, las castañas de Galicia, la faba asturiana, pimiento del Piquillo de Lodosa, el queso Cabrales, de tetilla o Torta del Casar; el jamón de Jabugo y Serrano, el chorizo de Cantimpalos, la morcilla de Burgos, la carne de Ávila, la melva y caballa de Andalucía, el mejillón de Galicia, las tortas de aceite de Castilleja de la Cuesta, la ensaimada mallorquina, el vinagre de Jerez o Montilla-Moriles, la chufa valenciana y el plátano de Canarias, entre otros muchos productos, con la entrada en vigor del CETA, no podrán ser protegidos por las autoridades españolas. Estos productos podrán entonces ser fabricados, copiados, y plagiados en Canadá sin que los productores españoles puedan plantear una sola queja.

Seguir leyendo »

Que no nos vendan que el CETA es un acuerdo progresista

Cuando hace unos años las negociaciones comerciales transatlánticas se pusieron en marcha, tanto los líderes europeos como los americanos no lograron entender por qué despertaron una oleada de escepticismo en sus respectivas opiniones públicas. Prometieron que esta vez sería diferente al NAFTA, el Tratado de Libre Comercio Norteamericano. Éste terminó destruyendo puestos de trabajo en la industria, rebajando los salarios, desregulando la economía, y convirtiendo a Canadá, que en su día fue nación de pequeños agricultores, en uno de los mayores productores de transgénicos del mundo.

Ahora que el contenido del Acuerdo Económico y Comercial Integral UE-Canadá (CETA, por sus siglas en inglés) está acabado y publicado, se puede evaluar si estas críticas estaban fundadas o si eran parte del marketing político. Según la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, el CETA "elevará los estándares" y "creará puestos de trabajo". Chrystia Freeland, la ministra de Comercio de Canadá, va más lejos y dice que el CETA es un "acuerdo progresista" porque refleja “valores progresistas".

En realidad, si estas negociaciones tenían por objetivo subir el listón y crear riqueza distribuida equitativamente, debemos preguntarnos por qué se gestionaron de una manera tan opaca. Los miembros de los parlamentos, tanto a nivel nacional como a nivel UE, fueron excluidos de las discusiones, y el mandato negociador del Consejo -que establece las directrices para los negociadores de la Comisión- sólo se hizo público tras cerrarse el acuerdo.

Seguir leyendo »