eldiario.es

Menú

GALICIA

11 cooperantes españoles, evacuados de los campamentos saharauis de Tindouf

Entre ellos está la periodista Carmen Quintela, que detalla la evacuación en la que se vio inmersa, una "operación coordinada con el Gobierno de Argelia y el Frente Polisario" que no le consta al Gobierno de España

- PUBLICIDAD -
Campamento de Dajla, uno de los asentamientos de refugiados saharuis cerca de Tindouf / Juan Luis Sánchez

Campamento de Dajla, uno de los asentamientos de refugiados saharuis cerca de Tindouf / Juan Luis Sánchez

El pasado día 12 la periodista gallega Carmen Quintela partió rumbo a Tindouf, la capital en el exilio de la República Árabe Saharaui Democrática. Junto a diez personas más iba a participar en un proyecto educativo de cooperación en los campamentos de personas refugiadas del Sáhara Occidental. Era una iniciativa organizada al margen de organizaciones o gobiernos pero "en coordinación" con los responsables educativos del Sáhara, su "Ministerio de Educación". La iniciativa se desarrolló con normalidad durante diez días, hasta que este lunes se producía una evacuación por sorpresa.

Al contrario de lo sucedido el pasado mes de julio, cuando el Ministerio de Exteriores español hizo pública la repatriación de cooperantes españoles por el riesgo de ataques, esta vez la información oficial es nula, comenzando por las propias personas afectadas. Quintela detalla que allí eran conscientes "de lo que está pasando en Mali" o de los incidentes acontecidos nos últimos días en la propia Argelia, pero en ningún momento les había llegado ninguna alerta. "Ayer [por este lunes, 21 de enero] estábamos en clase y nos llamaron por teléfono desde el servicio de protocolo en Tindouf y nos dijeron que preparáramos las maletas, que nos marchábamos".

Poco, o más bien nada, era lo que sabían de las razones de la repatriación. "No nos dijeron nada". Sólo después, hablando con la promotora de la iniciativa "y con un delegado del Frente Polisario" supieron que la marcha se producía "por razones de seguridad; hasta el lunes no habían visto peligro pero estábamos en una situación de riesgo". Esto es, se podían producir ataques o incluso secuestros. "Según hemos entendido es una operación coordinada con el Gobierno de Argelia y con el Frente Polisario para garantizar la seguridad, tanto la nuestra como la de las familias con las que estábamos".

La incertidumbre de Quintela, acabada de llegar a Madrid, no se aclara mucho más si la consultada es Agencia Española de Cooperación Internacional. Al contactar con su servicio de comunicación, este organismo gubernamental remite a la Oficina de Información Diplomática, también dependiente de Exteriores. En conversación con este diario fuentes de la Oficina señalan que en ella no consta que se haya producido evacuación alguna de ciudadanos o ciudadanas de nacionalidad española en Tindouf en los últimos días. No obstante, apuntan, sí existe una recomendación especial para cooperantes, dada la delicada situación de la zona. Además de ella misma, la periodista gallega evacuada detalla que en la zona estaban junto a ella, al menos once personas más, todas de origen español. Ninguno de ellos ha recibido ayuda alguna del Gobierno de España, ni siquiera para cuestiones de intendencia: "el cambio de vuelo lo pagó el Frente Polisario", ilustra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha