eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

Javi López (PSOE) augura un futuro sombrío si Europa no cambia su política económica

“Dentro de veinte años Europa se convertirá en un gran museo si no frenamos las políticas de austeridad”, ha explicado el eurodiputado socialista, que se estrena esta legislatura como miembro de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

En su encuentro con la delegación murciana que ha acudido esta semana a Bruselas, Javi López ha advertido de una tercera recesión, tal y como predicen los datos macroeconómicos

- PUBLICIDAD -
Javi López y Rafael González Tovar en el Parlamento Europeo / PSS

Javi López y Rafael González Tovar en el Parlamento Europeo / PSS

Entre una reunión y otra, Javi López pudo atender a la delegación murciana que se desplazó a Bruselas a principios de mes, con el fin de explicar la situación de las políticas europeas que tienen que ver con el empleo. Y en opinión del joven europarlamentario del Grupo Socialista, el panorama puede ser sombrío si no se consigue modificar la política de la austeridad llevada a cabo en los últimos años y que, en su opinión, “ya se ha demostrado que no funciona”.

López ha hecho un repaso a los acontecimientos europeos de los últimos tiempos en relación con la política económica y de empleo, y ha afirmado que “los datos macro anuncian una tercera recesión fruto de las recetas que se han aplicado”. Según el parlamentario español, “esas recetas son distintas de las que han llevado a cabo Estados Unidos y Japón, que están remontando la crisis con políticas expansivas tanto fiscales como monetarias”.

En su análisis, Javi López ha señalado a Merkel, quien “se ha puesto a la cabeza de Europa con mano de hierro y guante de seda”, desarrollando su “ idea moralista de la economía, de los deudores y de los acreedores, y obsesionada con la inflación y el déficit en términos de eficacia económica”. En su opinión, “se ve que eso no tiene buenos resultados y además es negativo desde el punto de vista social”. “Todo se ha basado en el mantra del déficit sin pensar en poner en marcha la máquina de hacer billetes –ha explicado López-, y con ello se han llevado por delante los servicios sociales”.

Frente a los tres elementos de la política conservadora, es decir, la estabilidad presupuestaria, la consolidación fiscal y “no querer tocar la máquina de hacer billetes”, López ha opuesto la inversión pública y los estímulos fiscales, la política monetaria expansiva y las reformas estructurales; reformas que, en su opinión, no pasan por “flexibilizar el mercado laboral, sino, por ejemplo, apostar por la educación”.

 

El desempleo juvenil en Europa

Al respecto del Plan de Garantía Juvenil, el parlamentario socialista ha recordado las cifras –unos 6 mil millones de euros destinados a la creación de empleo para los jóvenes, de los cuales 1.600 millones irán a parar a España-, y ha afirmado que “ahora lo importante es saber qué se va a hacer con ese dinero”. Las tres opciones que se abren son, en su opinión, invertir en ayudas directas a la contratación –su opción preferida-, dirigir los fondos a la formación, o llevar a cabo deducciones fiscales a las empresas para que contraten a jóvenes. Para Javi López, esa es opción preferida por el PP, algo que considera un error “ya que la demanda está colapsada y la deducción fiscal no interesa a los empresarios”.

“Una de las expresiones de moda en política es ‘devaluación interna’, que en realidad significa ‘empobrecimiento laboral’; me encantan esos eufemismos", ha añadido López con ironía al respecto de la reforma laboral del Gobierno de Rajoy. Y también ha reconocido que "algo habremos hecho mal" para llegar a esta situación, pero quiere ser prudente y ver de qué forma puede influir el Plan de Garantía en la situación del desempleo juvenil en Europa, y en especial, en España.

 

“Aquí hay menos presión mediática, y eso es bueno y malo al mismo tiempo”

Javi López ha tenido tiempo para compartir con la delegación murciana sus impresiones tras los primeros meses de trabajo en el Parlamento Europeo. Así, ha reconocido que el funcionamiento de dicha institución es muy interesante "y diferente del parlamento español", gracias a la diversidad que adquiere el debate en Bruselas y que se da en tres niveles: "Entre familias políticas, entre Norte y Sur y entre instituciones”.

Una de las primeras cosas que ha percibido es que existe menos presión mediática, “lo cual por un lado está bien”, porque permite desarrollar el trabajo con mayor tranquilidad, pero que al mismo tiempo es un hándicap porque no llega a la gente: “Los ciudadanos no saben lo que hacemos; piensan que aquí no se hace nada, que lo único que hacemos es pasar el rato y cobrar... Y la primera que lo piensa es mi madre”, ha reconocido entre risas. López también ha destacado que “es muy interesante compartir debate con personas que vienen de sitios muy diferentes, con un origen cultural totalmente diverso, y escuchar los problemas que tiene la gente”.

 

El compromiso con una idea

En opinión de Javi López, el panorama en Europa dentro de veinte años podría ser bastante oscuro: "Puede que nos convirtamos en un gran museo, en una segunda residencia o en una península de Asia", ha vaticinado. Sin embargo, hay esperanza porque tras las últimas elecciones, López considera que se ha producido un cambio de tendencia entre los conservadores y los progresistas, y que Europa se ha decantado levemente hacia la izquierda. Sin embargo también ha advertido de la presencia de varios "caballos de Troya" dentro del Parlamento, de grupos que están en contra de la Unión.

En el repaso a la situación presente y futura del proyecto europeo, y a las opciones que existen para salir de la crisis, Javi López ha esgrimido los valores de justicia y solidaridad que debería encarnar la Unión, así como el estado del bienestar y la igualdad. El eurodiputado socialista se ha mostrado orgulloso de la sanidad pública y de los derechos de los ciudadanos europeos, que en su opinión, hay que defender. Por último, ha compartido la reflexión que transmitía a sus alumnos de Derecho Europeo en la universidad, a los que siempre relataba el comienzo de la CECA -Comunidad Europea del Carbón y del Acero, germen de la actual UE-: "Cuando llegó el momento de que los países firmaran el acuerdo de la CECA, aún no se había terminado de redactar el articulado. Sin embargo no fue un problema, porque decidieron firmar un papel en blanco". "Es decir -ha concluido López-, que había una voluntad de compromiso con una idea, y eso es lo que necesitamos".

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha