eldiario.es

Menú

Bilbao pone en marcha los cambios para vehículos y peatones en el entorno de Termibús para comenzar la obra "principal"

En los próximos meses, unos 30.000 camiones deberán sacar 300.000 metros cúbicos de tierras para excavar la nueva estación

- PUBLICIDAD -
Bilbao pone en marcha los cambios para vehículos y peatones en el entorno de Termibús para comenzar la obra "principal"

El Ayuntamiento de Bilbao ha puesto en marcha los cambios para la circulación de vehículos y el tránsito de peatones en el entorno de Termibús que será necesario mantener durante los próximos meses para desarrollar "la obra principal" de la nueva estación bilbaína. Las primeras horas de aplicación de estas modificaciones están transcurriendo "razonablemente bien", según ha explicado el subdirector de Proyectos y Obras del Ayuntamiento, Javier Orduna.

Este operativo especial, vigente desde esta pasada noche, se produce con motivo del inicio de los trabajos de construcción de la nueva intermodal de transporte de Garellano, una vez finalizada la adecuación del entorno.

En declaraciones a los medios, el subdirector de Proyectos y Obras del Consistorio bilbaíno ha indicado que el punto "más conflictivo" en estas modificaciones será Pérez Galdós en la confluencia con Gurtubay y Luis Briñas. En cualquier caso, ha destacado que, aunque "al principio la gente está habituada a otros hábitos" y puede haber "un poco de follón", hasta el momento "va razonablemente bien".

El operativo contempla diversas modificaciones, entre otros aspectos, porque el vallado que delimita el tramo de obras de la futura estación de Termibús ocupa parte de la acera, aparcamiento y calzadas actuales.

Esto obligará a cortar los tránsitos peatonales en la acera de los impares en la calle Gurtubay, entre la calle Pérez Galdós y la calle Capuchinos de Basurto; la acera de los pares en la calle Pérez Galdós, entre la calle Gurtubay y la calle Luis Briñas; la acera de los pares de la calle Luis Briñas, entre la Avenida Zunzinegui y la calle Pérez Galdós; y el vial peatonal entre la Escuela de Ingenieros y la Termibús, desviándose por la acera de Avenida Zunzunegui.

Además, la instalación de este vallado conlleva la anulación del carril de circulación más cercano a la mediana de la Luis Briñas entre Pérez Galdós y Avenida Zunzunegui dirección Campo de San Mamés, de modo que se habilitan los dos carriles que quedan para el giro hacia la Autopista A-8 y se prohibe el giro hacia la Avenida Sabino Arana, excepto para el servicio de Bilbobus.

Asimismo, obliga al corte del sentido de circulación de Luis Briñas, en el tramo Avenida Zunzunegui - Pérez Galdós, dirección Avenida Montevideo.

También se procede al corte del tráfico de vehículos en los dos carriles de circulación de Pérez Galdós entre las calles Gurtubay y Luis Briñas, con lo que el tráfico quedará desviado por los carriles más cercanos a la estación provisional de Termibus. Por otro lado, se permite el giro hacia la Avenida Sabino Arana en dirección a Sagrado Corazón desde Pérez Galdós.

Por último, se elimina la zona de aparcamiento de Luis Briñas en ambos lados entre Pérez Galdós y Avenida Zunzunegui, y también se elimina la zona de aparcamiento en Pérez Galdós entre Gurtubay y Luis Briñas.

300.000 M3

Estas afecciones se producen, en palabras de Javier Orduna, porque "ahora es cuando viene la obra de verdad, la principal" en la nueva estación de Bilbao. "Hemos hecho algunos desvíos y algunos acondicionamientos, pero ahora es cuando tenemos 18 meses para hacer lo que es la estación. Tenemos tres meses para hacer pantallas y, a partir de ahí, viene la excavación, que es la parte importante", ha explicado.

En esta fase de excavación, se prevé el paso de 30.000 camiones para sacar 300.000 metros cúbicos de tierra, equivalente a "un poco menos" del volumen previsto para el canal de Deusto (unos 360.000 m3). Según ha indicado Orduna, se intentará que "la excavación se efectúe entrando y saliendo por Gurtubay, de forma que nadie que pasa por Pérez Galdós y se moleste lo mínimo posible a los vecinos".

La previsión es que haya "camiones con tierras saliendo" durante unos diez meses, si bien "se va a solapar actuaciones", de manera que "se excava una zona y se empieza la estructura, luego se excava la siguiente...". De este modo, ha destacado, "cuando salga el último, estará prácticamente la mitad de la estación hecha". Se ha estimado, una incidencia máxima de unos 30 camiones a la hora.

"Lo importante es hacer la obra rápido, limpio y con el menor número de molestias", ha señalado Javier Orduna, que ha pedido la "comprensión" de los ciudadanos porque "a nadie se le escapa que hacer una obra de este tipo, ocupando 15.000 m2 en pleno centro de Bilbao, sin que nadie se entere es imposible".

Por ello, pese a que "tiene sus molestias", ha pedido a los vecinos que sean "un poco comprensivos, porque, luego, van a tener, en cuanto acabe esto, una plaza de 7.000 m2 preciosa para su disfrute".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha