eldiario.es

Menú

"El cura Mendizabal abusó de mí en un campamento scout en 1994"

La tercera víctima de los abusos sexuales de exvicario general de Gipuzkoa, Juan Kruz Mendizabal, relata lo sucedido y dice que no denunció los hechos porque "era mi palabra contra la suya. Me dijeron que si se hiciese público habría consecuencias"

"No me lo podía creer, notaba a alguien dentro de la tienda, mientras que con la otra mano se masturbaba", relata el joven, que ahora tiene 35 años, en el diario Berria

- PUBLICIDAD -
El exvicario general de Gipuzkoa Juan Kruz Mendizabal

El exvicario general de Gipuzkoa Juan Kruz Mendizabal

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, desvelaba este jueves un tercer caso de abusos sexuales realizado en el verano de 1994 por el exvicario Juan Kruz Mendizabal. El diario Berria, en su edición de este viernes, ha publicado una entrevista con el citado joven, que ahora tiene 35 años, en el que relata los abusos a los que fue sometido por Mendizabal en un campamento de verano de los scout en Burgi. En aquella época, Mendizabal, que tenía 32 años, ocupaba el cargo de consejero de la Iglesia en el grupo de scout de Gipuzkoa. 

"No hubo violencia física, pero hizo lo que hizo porque era menor, un niño, aprovechando que estaba solo", apunta en su testimonio. "Eso tiene un nombre: abuso sexual. Y tiene un apellido: realizado por un miembro de la Iglesia".

Ahora, esta víctima de abusos sexuales ha decidido denunciarlo porque "algo no estaba bien" en su interior. "Me he dado cuenta de que habrá niños, jóvenes o personas mayores que habrán sufrido lo mismo que yo con la misma persona", relata. 

La víctima cuenta que una noche se despertó en la tienda de campaña al notar que alguien le estaba tocando sus genitales. "No me lo podía creer, notaba a alguien dentro de la tienda, mientras que con la otra mano se masturbaba".

El joven se enfrentó a Mendizabal y salió de la tienda de campaña para contar lo sucedido y buscar ayuda. Uno de los curas que estaba en el campamento y los monitores de los scouts optaron por llevar a la víctima a su domicilio con sus padres. Mendizabal, mientras tanto, se defendió y dijo que el joven "se había despertado gritando, como si hubiese tenido una pesadilla".

Dos días después de los abusos sexuales relatados por el menor, los padres del joven lo volvieron a llevar al campamento, donde ya no se encontraba Mendizabal, quien, pese a todo, continuaba negando los hechos: "Era mi palabra contra la suya. Me dijeron que si se hiciese público habría consecuencias y que eso también me podría perjudicar y mis padres decidieron que era algo puntual, una mala experiencia que era mejor olvidar", explica en la entrevista.

El caso, en la Fiscalía

Recientemente, en el funeral de un amigo, la víctima se cruzó de nuevo con el exvicario Mendizabal, que ahora se encuentra recluido en un monasterio expiando sus pecados: "Se me revolvió todo. Han pasado años y nadie me ha ayudado. No sabía lo que sería llevar esta basura dentro durante tanto tiempo. No hubo violencia física, pero hizo lo que hizo porque era menor, un niño, aprovechando que estaba solo", apunta. "Eso tiene un nombre: abuso sexual. Y tiene un apellido: Realizado por un miembro de la Iglesia".

Mendizabal ha sido recluido en un monasterio y ‘condenado’ a terapia “psicológica y espiritual” por parte del Obispado, que da por probados en vía interna los “tocamientos deshonestos” contra las dos primeras víctimas. La Iglesia católica, sin embargo, no había dado traslado de sus pesquisas internas a la Fiscalía hasta ahora que la titular del ministerio público en Gipuzkoa, Idoia Zuriarrain, ha iniciado una causa de oficio .

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha