eldiario.es

Menú

Los socialistas guipuzcoanos darán estabilidad al PNV en la Diputación

El PSE defiende el criterio de respetar la lista más votada para la elección de los alcaldes y espera la llamada del PNV para empezar a hablar de la estabilidad en las diputaciones y las capitales.

El PSE-EE sopesa la conveniencia o no de entrar en los gobiernos forales pero siempre para atender las necesidades de la ciudadanía.

- PUBLICIDAD -
Mendía (PSE) pide el voto para "sacar a Bildu" de instituciones y despertar del "mal sueño" de la coalición y PNV

Mendía (PSE) pidió el voto para "sacar a Bildu" de instituciones y despertar del "mal sueño" de la coalición soberanista.

Los socialistas vascos han abierto un debate sobre la conveniencia o no de entrar en los gobiernos de las diputaciones forales. "No estamos cerrados a ningún escenario", admiten fuentes de la dirección. Pero no quieren adelantarse hasta no escuchar la propuesta jeltzale. De momento, el PSE está a la espera de la llamada del PNV para entablar las negociaciones,  toda vez que el PNV considera a los socialistas posible socio preferencial, aunque sin descartar completamamente otras posibilidades que ahora se antojan mucho más lejanas.

En principio, la líder del PSE-EE ha defendido en campaña y el mismo día de la noche electoral la necesidad de alcanzar acuerdos. Esa noche Mendia dijo entender el sentido del voto en las urnas. "La ciudadanía vasca ha pedido hoy acuerdos. Y, desde luego, los socialistas vamos a trabajar para facilitarlos", aseguró entonces.

La idea de respetar la lista más votada en la elección de alcaldes es un criterio defendido por el PSE, según fuentes de la dirección. Pero si hay acuerdos de más calado, a nivel municipal ambos partidos podrían sumar sus votos para afianzar más poder municipal -por ejemplo en Gipuzkoa- del que ya han recuperado el pasado 24-M. Sería el caso de Andoain para los socialistas guipuzcoanos, municipio en el que ambos partidos pueden desplazar a EH Bildu. En total, ese acuerdo global serviría para asegurar mayorías estables en unos cuarenta consistorios del País Vasco.

Bilbao y San Sebastián

La defensa de la estabilidad de las instituciones, algo en lo que coinciden peneuvistas y socialistas, no dejar de ser una declaración de intenciones genérica. Ahora toca decidir cómo se va a lograr esa estabilidad que el PNV, como partido ganador en cinco de las seis principales plazas en los pasados comicios, pretende vertebrar el país. Y ver qué fórmulas de colaboración y en qué territorios. En Gipuzkoa, tanto peneuvistas como socialistas, tienen la voluntad de llegar a pactos en los que ambos partidos consoliden el poder municipal e incluso sumar más alcaldías. Los números para un acuerdo de gobernabilidad dan tanto en la Diputación de Bizkaia, como en la de Gipuzkoa. "Habrá que ir viendo", señalan las mismas fuentes, que también miran de reojo la situación tanto en San Sebastián como en Bilbao, donde también se podría ensayar un acuerdo con el PNV.

"Nos parece importante que todas las instituciones tengan gobiernos fuertes y que las instituciones sean gobernables, pero tienen que tener unos objetivos claros de atender a las necesidades ciudadanas", se indica en el PSE. Además, destacan que, durante la campaña electoral, han realizado un llamamiento especial a "la consecución de acuerdos", en el caso de Gipuzkoa más claro porque había un objetivo claro, refrendado en las urnas, de desplazar a la coalición soberanista para acabar con el "desastre de estos cuatro años".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha