eldiario.es

Menú

“Padres y educadores están desconcertados ante el uso que hacen los menores de las nuevas tecnologías”

La Agencia Vasca de Protección de Datos confirma en un estudio el desconocimiento y la necesidad de asesoramiento para educadores y familias sobre privacidad y el uso de las TICs.

Iñaki Pariente, director de la AVPD, advierte de que el uso "sin control" de la tecnología puede acarrear "graves problemas".

- PUBLICIDAD -
Internet aumenta la productividad, pero no reduce las jornadas de trabajo, según Funcas

La AVPD defiende el uso de la tecnología con "control"

Con el trasfondo del 'Día de Europeo de la Protección de Datos' que se celebra el 28 de enero, la Agencia Vasca de Protección de Datos ha realizado un estudio entre alumnado de 6º de primaria y 1º de ESO, así como  con AMPAs y educadores, y han podido constatar que existe una evidente necesidad de asesoramiento para profesores y familias sobre privacidad y uso de las TICs.

Iñaki Pariente, director de la AVPD, advierte de que los educadores "no saben muy bien a qué atenerse" a la hora de integrar las nuevas tecnologías en la enseñanza, y los padres están "absolutamente desorientados" sobre este tema, lo que deja a los menores "desprotegidos" frente al uso de las redes sociales o los móviles.

Pregunta: El estudio realizado por la AVPD confirma el desconocimiento de los padres y profesores en el uso por parte de los menores de las nuevas tecnologías ¿Qué escenario refleja el informe?

Respuesta: Nos hemos dado cuenta de que respecto al uso de la tecnología todo el mundo intenta aleccionar a los menores y, segundo, que hay un gran desconocimiento por parte de los padres. Los que tienen que orientar a los menores y darles unas instrucciones son los padres y educadores.

P: ¿Qué carencias se han encontrado en padres y educadores?

R: Se han confirmado absolutamente todo lo que nos parecía. Por un lado hemos hecho un estudio en los centros que han entrado en el Plan de implantación de tecnología del Gobierno vasco, pensando que ellos tendrían más avanzado este tema. Y también con los colegios que no están tan avanzados en el asunto. Y hemos confirmado que están absolutamente desconcertados, no saben muy bien a qué atenerse, qué reglas poner: si dejar que los chavales utilicen los teléfonos móviles, si prohibirlo, si plantear cómo utilizarlo para las clases, si la tecnología la deben implantar en las relaciones con el alumno para el aprendizaje, pero tampoco tienen material adecuado para utilizar…

Y por otro lado están los padres que hemos visto que están absolutamente perdidos. Es muy triste el panorama de los padres, las AMPAs nos dicen que los padres utilizan normas muy básicas, como el tiempo que dejan que sus hijos estén con el móvil o el ordenador, pero no se preocupan para nada de los contenidos, de aplicar filtros de acceso a páginas, antivirus o cualquier otra medida de protección del dispositivo o de control de qué hacen los niños. Pero es que tampoco distinguen muy bien qué es lo que hacen los niños con los dispositivos. Como no entienden, tampoco se molestan en aprender ni en controlar.

P: ¿Y cuáles son sus recomendaciones?

R: La recomendación es muy sencilla. Por un lado los profesores deben reflexionar sobre qué es lo que pueden aportar las nuevas tecnologías en la enseñanza, porque son elementos muy útiles pero conociéndolos. Hay muchos problemas con los profesores más mayores que no se ven capaces, o no les interesa. En ese caso hay que motivarles para que lo utilicen, pero en ningún caso rechazar la tecnología porque realmente es algo muy útil y muy necesario para la enseñanza.

A los padres les recomendamos que se formen, que vayan a clases, que se preocupen por conocer, y las asociaciones de padres tienen una responsabilidad en esto para ayudar a los padres a que se formen. Pero sobre todo, que todo el mundo tenga una percepción de que es muy importante no dar datos personales por Internet de una forma descontrolada porque te puede perjudicar en el futuro de una forma muy grave.

P: ¿Los menores son de alguna manera inconscientes de esas consecuencias?

R: Sí, utilizan las redes sociales con un cierto descontrol. No saben muy bien si los datos o las imágenes que cuelgan en Internet son de libre acceso, o están restringidas solo a sus contactos. Tampoco controlan el tema de quién es su amigo o no… El ‘whatsapp’ ofrece también la posibilidad de enviar imágenes de forma instantánea en cualquier momento, lo que hace que se distribuya muy fácil en un colegio. Y eso puede suponer situaciones de 'bullying' o simplemente de dejar de lado a algunas personas. La tecnología es muy interesante pero mal utilizada puede producir muchos daños. Entonces introducir la tecnología en los colegios es muy interesante pero de una forma controlada y con las ideas claras.

P: Entonces la responsabilidad es de padres y educadores ¿no?

R: Yo desde luego lo tengo claro, porque formar a los menores es importante y explicarles en el colegio que la privacidad es importante y que se piensen dos veces si envían una foto, o un mensaje en Twitter por ejemplo. Pero para ellos puedan valorar eso tienen que recibir una explicación y tener un tiempo para que lo maduren, porque nadie viene enseñado, nadie sabe que esto es importante y hay que enseñárselo de forma útil y práctica.

El currículo vasco de enseñanza tenía hasta hace poco en materia de 'Educación para la ciudadanía', un apartado de protección de la privacidad, que probablemente ahora con las modificaciones legales de la ley de enseñanza nueva va a desaparecer. Entonces los pocos espacios que había para tratar este tema no se mantienen. Nosotros hemos vuelto a mandar un mensaje a los tutores para que trasladen este aprendizaje de la privacidad en los colegios porque es muy importante. Pero les cuesta mucho asumir esta materia y ser conscientes de la trascendencia que tiene.

P: ¿El truco está entonces en aceptar la tecnología como parte de nuestra vida?

R: Sí porque ya no vale lo de "deja el móvil" o "no mires el ordenador", porque ni siquiera los adultos somos capaces de hacerlo. Tenemos que utilizarlo, pero utilizarlo bien. Interesarnos por lo que hacen los menores, estar cerca para asesorarles cuando se encuentren con un problema y conocer ese mundo de la tecnología de una forma interesante. No hablo de la parte técnica, que ya saben ellos hacerlo, digo la parte de control, de protección, de por qué se hacen las cosas… ahí los padres podemos aportar mucho.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha