eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El consejero de Salud se propone reducir las "escandalosas" listas de espera

Fernando Domínguez anuncia la elaboración de un Plan de Acción Integral para atajar esta situación

- PUBLICIDAD -

El consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, ha afirmado que el pasado 31 de julio, tras su llegada al Ejecutivo, encontró unas cifras en listas de espera que en algunos casos eran "escandalosas", por lo que ha anunciado la elaboración de un Plan de Acción Integral para atajar esta situación.

Fernando Domínguez, que ha comparecido por primera vez en el Parlamento de Navarra esta legislatura para dar a conocer sus líneas de trabajo, ha manifestado que la misión del Servicio Navarro de Salud es "proporcionar a los ciudadanos una atención sanitaria de carácter público y universal; de calidad excelente en todas sus vertientes de prevención y promoción de la salud, curación y rehabilitación, y de acuerdo con los principios de equidad, participación y eficiencia".

Según ha manifestado el consejero en una comparecencia solicitada por él mismo y por UPN, PSN y PPN, su principal objetivo durante estos próximos cuatro años es "alcanzar un sistema sanitario centrado en el paciente y sostenible, que garantice la calidad integral de la asistencia y los resultados en salud".

Domínguez, que ha señalado que van a "sembrar una nueva forma de entender la gestión sanitaria distinta y perdurable en el tiempo", ha asegurado que la sanidad navarra está "bien" pero "ha perdido el indudable liderazgo que ostentaba en el pasado".

Ha advertido así, sobre la situación de las listas de espera, que "en algunos aspectos resultan escandalosas". Según ha ejemplificado, "el 31 de julio nos encontramos con 51.704 pacientes en espera para primeras consultas, frente a los 26.124 que había hace cuatro años, casi el doble, y con una espera media de 54 días naturales, frente a los 27 días de espera de 2011".

Así, ha explicado que "tenemos por delante el reto de reducir los tiempos de listas de espera" y ha adelantado que el Gobierno está realizando "un detallado diagnóstico de la situación para identificar los nuevos factores que han incidido en el incremento y en el mantenimiento de las listas de espera". "Se llevará a cabo un abordaje coordinado e integral dirigido a equilibrar oferta y demanda y que involucre a los distintos niveles asistenciales", ha asegurado.

Ha informado de que se elaborará un Plan de Acción Integral sobre las listas de espera y que actuará en tres líneas estratégicas: una orientada a consensuar criterios de indicación y priorización clínica con el objeto de "racionalizar" la demanda; una segunda dirigida a optimizar la oferta y mejorar el output, identificando y corrigiendo las ineficiencias y los cuellos de botella, y finalmente una tercera orientada a desarrollar mecanismos de autorregulación que permitan euqilibrar la oferta y demanda. "Solo una intervención integral sobre las listas de espera ha demostrado resultados sostenibles", ha apuntado.

FORTALEZAS Y DEBILIDADES

Al margen del caso concreto de las listas de espera, el titular de Salud ha hecho un repaso sobre las fortalezas y debilidades de la sanidad navarra. Entre los aspectos positivos, ha destacado la buena percepción de la sanidad navarra por parte de los ciudadanos; el trabajo de los profesionales; la estructura, dotación de personal y gasto per cápita que son superiores a la media nacional; así como las infraestructuras sanitarias y la formación de los profesionales.

Entre las debilidades ha mencionado que "el profesional se ha sentido lejos e ignorado por sus gestores" y ha advertido de "un modelo de dirección centrado en la producción y el gasto, y no en los resultados sanitarios". También ha cuestionado la "ausencia de una auténtica política de personal que apueste por el desarrollo profesional".

Asimismo, ha señalado que en la última legislatura se han añadido otros nuevos problemas "autogenerados" como "la falta de objetivos sanitarios en el Servicio Navarro de Salud, el deterioro notable de la calidad del empleo, deficiencis en las urgencias, inestabilidad y conflictividad en el equipo directivo, insuficiencia presupuestaria manifiesta, y privatización de servicios".

RECUPERAR SERVICIOS PRIVATIZADOS

En este sentido, Fernando Domínguez ha manifestado que "una sanidad eficaz y eficiente requiere, entre otras cosas, recuperar la gestión pública de servicios actualmente privatizados, que se hará previo análisis técnico, jurídico y económico, y revisar todos los conciertos y convenios con entidades privadas".

También se propone "mejorar la accesibilidad a las prestaciones en materia de salud y sexual y reproductiva", para lo que "se garantizará la interrupción voluntaria del embarazo en el SNS y se reconvertirán los centro de atención a la mujer intentando acercarlos al modelo de los antiguos centros de orientación familiar, para hombres y mujeres, como centros integrales de orientación sexual".

Ha asegurado además que "prestaremos la atención debida a la accesibilidad cultural dando la mayor atención posible a la ciudadanía en euskera, para lo cual, en primer lugar, vamos a realizar un diagnóstico de la plantilla y puesta en marcha de circuitos bilingües".

Según ha señalado al final de su intervención, "el devenir de los acontecimientos, las posibilidades presupuestarias, nuestra capacidad para redistribuir los recursos vaciando las bolsas de ineficiencia existentes e invirtiendo en aspectos de mostrada eficiencia y calidad, marcarán el camino para poder afrontar a lo largo de los cuatro años de la legislatura otros retos más ambiciosos, como puede ser un nuevo proyecto de ley foral de salud, que permitirán sembrar el germen para que en el futuro se siga ejerciendo una nueva forma de hacer política de la salud, política del cambio en salud y que durante esta legislatura ya se ha iniciado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha