eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Sanidad en Navarra, ¿por dónde empezar?

Los partidos marcan antes del 24-M sus prioridades en materia sanitaria en la Comunidad Foral, uno de los temas más discutidos durante la pasada legislatura y más subrayados en sus programas electorales.

UPN es la única sigla que defiende la calidad del sistema actual; el resto critica los recortes, insiste en reducir la lista de espera, luchar contra la temporalidad del personal, apostar por la Atención Primaria y limitar las derivaciones y privatizaciones.

- PUBLICIDAD -
El nuevo edificio de Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra.

El nuevo edificio de Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra.

La sanidad es, por norma, motivo de críticas y de promesas en una campaña electoral y estos comicios forales no suponen una excepción. La gestión del Servicio Navarro de Salud, con Marta Vera al frente, ha sido una de las más señaladas por los grupos de la oposición; incluso durante esta campaña, tras los trámites iniciados para adjudicar a un centro privado (la empresa mejor valorada hasta ahora, según ha anunciado Diario de Noticias, tiene vínculos familiares "de cuarto grado", según ha reconocido la Administración, con el cónyuge de Vera) la realización de ecografías prescritas en Atención Primaria.

Esa es la última entrega de un rosario de actuaciones puestas en entredicho: la privatización de las cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), las urgencias rurales, el laboratorio unificado, la preparación del personal sanitario contra el ébola, la apertura (sin planificación, según han denunciado los sindicatos) de las nuevas Urgencias unificadas, las goteras y otras deficiencias del almacén, las desviaciones de pacientes desde la Ribera hasta Pamplona, la dimisión de responsables de la dirección de Osasunbidea... A cada paso, una polémica. De hecho, hay tantos frentes abiertos que, ahora, cabe preguntarse cuál es el análisis que cada partido hace del estado de salud del sistema, qué marcan como sus prioridades y, por tanto, por dónde empezarían (o continuarían) en materia sanitaria.

UPN, el único que defiende la calidad actual

La apuesta por una sanidad “de excelencia” es uno de los compromisos destacados en el programa electoral regionalista. UPN quiere reducir los tiempos de espera en atención especializada o potenciar la colaboración público-privada (siempre mirada con lupa desde la oposición) en materias como la formación, innovación e investigación. Como mejoras en infraestructuras concretas, el programa recoge cuestiones pendientes como equipar los quirófanos del CHN-B o resolver las necesidades (sin concretar) del Reina Sofía de Tudela. El final de la campaña, por cierto, ha coincidido con la puesta en marcha de las nuevas UCI del Complejo Hospitalario.

Geroa Bai: Medicina en la UPNA

Entre sus prioridades, Geroa Bai incluye la inversión en Atención Primaria, con una dotación suficiente de personal, la creación de una Ciudad Biotecnológica de la Salud en Pamplona y que la UPNA por fin pueda impartir Medicina (un proyecto que, por ejemplo, ha recordado el nuevo rector de la universidad pública, Alfonso Carlosena). Sobre problemas concretos, Geroa Bai se muestra dispuesta a estudiar el convenio de las cocinas del CHN, porque teme el coste de romperlo, aunque insiste en que esta es una muestra de “mala gestión”; también detecta errores de bulto en la concepción de las nuevas Urgencias, ve necesidad de personal y mejores protocolos de coordinación; y, por último, aboga por impulsar una Unidad de Hospitalización de Corta Estancia, que disminuiría los ingresos de hospitalización en el complejo.

Podemos: un límite a las derivaciones al sector privado

Quiere garantizar el derecho a la salud y su universalidad. En general, el partido cree que hay una medicalización excesiva, en lugar de una auténtica promoción de la salud. Por ello, defiende la creación de un programa de educación en salud, subrayando la necesidad de la prevención. Por otro lado, Podemos pretende detener la privatización de servicios, limitando la derivación a instituciones privadas y apuesta, por tanto, por dar marcha atrás en proyectos como la privatización de las cocinas, el laboratorio unificado y la limpieza sanitaria.

EH Bildu quiere paralizar privatizaciones

La coalición abertzale marca como sus claves apostar por la atención primaria, defender “lo público” conteniendo las derivaciones y paralizando la privatización y “democratizar la gestión”. Por ejemplo, EH Bildu considera que hay problemas en Urgencias difíciles de solventar a corto o medio plazo, pero sí cabe una mejora de la organización. Y, por último, propone rejuvenecer la plantilla promoviendo una OPE (UPN también anunció medidas en este sentido al final de la legislatura) “inmediata” y jubilaciones anticipadas con contratos de relevo.

PSN: menos listas de espera, más Atención Primaria

“Queremos una sanidad pública, universal, de calidad, bien gestionada de la mano de los profesionales, más eficiente y más moderna en cuanto a los procesos. Y por supuesto, con recursos suficientes”. El PSN se refiere así a sus objetivos básicos en Sanidad, y como sus prioridades señala reducir las listas de espera, mejorar la Atención Primaria y activar un programa para crónicos. Además, quiere reorganizar las Urgencias, reducir la temporalidad en general del personal y apuesta, como novedad, por un modelo de economía social para las cocinas.

PPN defiende la “colaboración público-privada”

“Teníamos una buena sanidad, por la que éramos envidiados, pero en estos últimos años ha bajado esa calidad”, sentencian los populares. Por ello, proponen reducir la lista de espera y, en general, defienden la colaboración público-privada en salud, siempre que se aumenten los controles. Por ejemplo, el PPN defiende que se mantenga la subcontratación de las cocinas del CHN pero garantizando la calidad del servicio.

Izquierda-Ezkerra, contra la gestión “nefasta” de Vera

La coalición, que ha impulsado la firma de un manifiesto de compromiso con la sanidad pública, defiende como “una prioridad de primer orden” contar con una sanidad pública universal que revierta los recortes y privatizaciones. I-E considera que la gestión de Vera ha sido “nefasta”, que ha empeorado el servicio, le ha restado recursos y, en definitiva, ha quedado “diezmado”: “La temporalidad del personal, del 34%, es escandalosa, ha habido dimisiones en cascada en puestos de responsabilidad, se han infrautilizado recursos, hay retrasos en obras y equipamientos y se ha toreado a profesionales sanitarios y al Parlamento”. Entre las medidas concretas, la coalición aboga por recuperar la gestión pública de las cocinas, mejorar y desarrollar el Plan de Salud, preparar una OPE y apostar por la Atención Primaria.

Ciudadanos quiere mejorar la atención rural

Su posición en sanidad genera expectación, porque por ejemplo Albert Rivera ya se ha posicionado en contra de una sanidad universal en España al ligarla con un permiso de trabajo o de residencia. En el caso de Navarra, la formación apuesta por una profesionalización de la gestión sanitaria. Ciudadanos habla, por ejemplo, de crear una dirección de Urgencias que cuente con los y las profesionales porque “saben más que los políticos al mando”. Por otro lado, preguntados sobre cuestiones concretas, muestra sus dudas sobre la subcontrata de las cocinas, pero también duda de la indemnización que eso conllevaría, y en materia de personal pone el foco en mejorar la atención primaria en la zona rural, donde “se han perdido manos”.

UpyD; para empezar, una auditoría

La formación magenta critica los recortes en sanidad, la mala gestión y el derroche de presupuesto. Por ello, propone arrancar auditando el servicio para conocer los recursos económicos y materiales de los que dispone. UPyD aboga por un mayor impulso de la Atención Primaria, la gestión pública de las cocinas, más recursos humanos y “menos peonadas” en Urgencias y, además, en similares términos que Ciudadanos, apuesta por profesionalizar la gestión de la Sanidad para que no dependa de cargos políticos.

Equo pone el foco en la Atención Primaria

Para la formación, es clave redirigir el gasto hacia la educación sanitaria (por ejemplo, propone crear escuelas de salud en Atención Primaria, que promuevan cursos de salud sobre cuestiones vitales) y la contratación de personal, en especial en la Primaria para equipararla a la media europea. En general, por tanto, pretende apostar por la prevención y evitar los usos innecesarios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha