eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aznar rechaza que la renovación sea "agarrarse a una moda" o el "chavismo"

- PUBLICIDAD -
Aznar rechaza que la renovación sea "agarrarse a una moda" o el "chavismo"

Aznar rechaza que la renovación sea "agarrarse a una moda" o el "chavismo"

El expresidente del Gobierno y presidente de honor del PP, José María Aznar, ha negado hoy que pueda considerarse renovación política a partidos que son "una moda pasajera", que quieren "prescindir de dos generaciones de españoles", y a otros que son "hijos del chavismo" de Venezuela.

Ante unas seiscientas personas, en un mitin organizado en el Centro de Congresos Lienzo Norte de Ávila para respaldar la candidatura de Juan Vicente Herrera para ser reelegido como presidente de Castilla y León, Aznar ha recelado de lo que considera "negras sobras del populismo de izquierda" que son "una receta directa al retroceso, la quiebra y el empobrecimiento".

Aznar se ha propuesto "recordar a los discípulos y seguidores del chavismo que hay en España", a quienes ve como "revolucionarios de salón" que intentan dar "lecciones todos los días", que su forma de proceder puede seguirse "prácticamente a diario" en países como Venezuela.

"No se trata de que la izquierda vuelva disfrazada, se trata de que la izquierda no vuelva, ni con disfraz, ni sin disfraz, se trata de recordar que cada vez que ha gobernado la izquierda ha habido paro, endeudamiento y desorden económico", ha zanjado Aznar, quien ve la renovación como "una mezcla inteligencia, de la continuidad, la perseverancia y la estabilidad, con la corrección sincera de fallos, defectos o aquellas cosas que no van bien".

El expresidente ha reconocido que hay "cosas que no van bien y que deben ser corregidas", pero ha rechazado que para lograrlo haya que "recurrir al chavismo", sino que hay que tener "dirigentes a los que no les tiemblen las piernas al tomar decisiones".

"Si me tiene que renovar alguien, que me renueve Pablo Casado, que es un tío estupendo", ha dicho para ensalzar al actual portavoz del Comité de Campaña del PP a nivel nacional.

Aznar ha insistido en que la renovación no puede consistir en "empezar de cero cada 20 años" ni en una "explosión de la mediocridad", sino que lo que hay que hacer es "tener ideas, innovar, ser productivos, tener ambición, dar oportunidades y poner cosas en marcha".

Además de su concepto sobre la renovación, el presidente de honor del PP ha reclamado para España un "concepto claro de continuidad histórica" para defender una "idea nacional", apartada de "la ruptura, la confrontación y la insolidaridad" que representan los nacionalismos.

Quienes defienden estas posiciones deben "saber muy claro que la ley, las normas y la Constitución no se quiebran, no ser rompen, no ser burlan, no se vulnera y si alguien tiene dudas de que pueden hacerlo, tenemos la obligación de aclarárselo con todas las consecuencias". "Yo quiero proyectos que unan, no que dividan", ha afirmado.

Aznar también ha reclamado estabilidad para España, también en clave electoral, porque ha rechazado que pueda afirmarse que cuanto "más fraccionamiento hay más democracia". "¿Cómo es posible que la inexperiencia sea reconocida como una virtud?", se ha preguntado antes de plantear que la estabilidad es "básica para asentar la confianza y una recuperación sólida".

Por último, ha reivindicado el valor de la "perseverancia" porque ha detectado una "tendencia de minusvalorar lo bueno que hemos hecho y de olvidar lo mucho que se ha progresado" y, por contra, "abrazar cualquier idea milagrosa que se nos presente".

"Hay que recordar que el PP ha salvado dos veces en España en estado del bienestar entero de la quiebra, no una vez, dos veces", ha enfatizado.

En clave interna, Aznar ha llamado a unirse de nuevo al proyecto del PP a quienes "ahora no están porque tienen dudas o se lo están pensando", porque "éste sigue siendo su partido", que les necesita "más que nunca" para "para cambiar lo que hay que cambiar". "Fuimos capaces de hacer juntos una gran tarea histórica", ha recordado Aznar de su etapa el frente del Ejecutivo.

El expresidente ha hecho una única alusión a la corrupción para sostener, "con la mirada limpia desde la que siempre hablo", que "la mayoría del PP no solo no tiene nada de lo que avergonzarse, sino que puede salir a la calle con orgullo y con la cabeza bien alta".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha