eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Brasil apuesta en austeridad y aumento de impuestos para superar su crisis

- PUBLICIDAD -
La oposición brasileña anuncia un "movimiento" por la destitución de Rousseff

La oposición brasileña anuncia un "movimiento" por la destitución de Rousseff

El ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, reiteró hoy que el Gobierno apuesta en la austeridad y mayores impuestos para superar la crisis que ha llevado a la agencia Standard & Poors a quitarle el llamado "grado de inversión".

Levy afirmó que el Gobierno tiene "una estrategia muy simple" para "acomodar la casa", que consiste en contener aún más el gasto público y elevar el nivel de recaudación mediante nuevas alzas tributarias, todo con el fin de que la economía recupere el camino del crecimiento y la confianza de los mercados internacionales.

El ministro respondió así a la decisión de Standard & Poors, que este miércoles rebajó la nota de Brasil al nivel BB+, considerado como de "bono basura", lo cual supuso además la pérdida del "grado de inversión", que califica a los buenos pagadores y que el país ostentaba desde 2008.

"Ese episodio tendrá algún impacto en la capacidad de obtención de créditos" en el exterior, sobre todo para las empresas privadas del país, admitió Levy, quien apuntó que "por eso es tan importante discutir con transparencia y adoptar las medidas necesarias".

El ministro indicó que "todos saben que los mercados no se tranquilizan con palabras, sino con acciones", por lo que instó a la sociedad y a las fuerzas políticas del país a entender la situación y "colaborar" para que pueda ser superada.

Levy no aclaró cuáles ni cuando aumentarán los impuestos o si se crearán unos nuevos, pero afirmó que la sociedad "no puede tener esa miopía" y resistirse a una reforma tributaria que ayude a "poner en orden la casa".

También indicó que, pese a que el proyecto de presupuesto para el 2016 admite que las cuentas públicas cerrarán con un déficit fiscal equivalente al 0,5 % del PIB en el próximo ejercicio, el Gobierno mantiene su meta inicial de obtener un superávit del 0,7 % del PIB.

"El Gobierno está empeñado en conseguir ese superávit del 0,7 %, pero no llegará solo a esa meta", que podrá ser alcanzada siempre y cuando "la sociedad entienda que se debe poner la casa en orden" y que "se deben adoptar todas las medidas necesarias", aunque luego resulten impopulares.

También advirtió de que "si se le debe pedir a las empresas y a la sociedad un esfuerzo adicional, la presidenta (Dilma Rousseff) lo hará", aún si ello no llega a "reflejarse en su popularidad", que está en unos mínimos históricos de entre 7 y 8 % de aprobación.

Levy insistió más de una vez en que el Gobierno precisa apoyo del Congreso a fin de que se aprueben medidas de "reforma estructural" propuestas para superar la crisis, que, según los analistas privados, generará este año a una contracción económica superior al 2 %.

Entre esas medidas, se refirió a un proyecto de ley enviado hoy mismo al Parlamento que propone facilidades para la repatriación de capitales depositados por brasileños en el exterior y no declarados a las autoridades fiscales.

No obstante, a pesar de que intentó transmitir optimismo en el futuro, Levy reconoció que las medidas adoptadas por el Gobierno para intentar espantar la crisis económica precisarán de "tiempo", por lo que la sociedad también deberá tener "paciencia" hasta que comiencen a surtir los efectos esperados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha