eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Congresistas demócratas perciben mayor apoyo bipartidista al deshielo con Cuba

- PUBLICIDAD -
Congresistas demócratas perciben mayor apoyo bipartidista al deshielo con Cuba

Congresistas demócratas perciben mayor apoyo bipartidista al deshielo con Cuba

Una nueva delegación de legisladores de Estados Unidos cerró hoy una visita a Cuba para estimular el acercamiento con la isla, un proceso que cuenta con un apoyo bipartidista cada vez mayor en el Congreso, según el senador demócrata por Nuevo México Tom Udall, que encabezó el grupo.

Udall, impulsor de varias iniciativas legislativas que allanan el camino del deshielo entre Cuba y Estados Unidos, admitió ser "optimista" con este proceso ya que hay apoyos de una mayoría tanto de republicanos como de demócratas a proyectos como levantar la prohibición a los estadounidenses de viajar a la isla o eliminar las restricciones al comercio de productos agrícolas.

"Todas esas iniciativas están ganando apoyos. Hoy en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, la mayoría tanto de demócratas como de republicanos, están a favor de que se levante la prohibición de viajar", subrayó Udall en rueda de prensa antes de regresar a Estados Unidos.

Los congresistas, todos demócratas, llegaron a Cuba el sábado en una viaje que busca promover el acercamiento entre los dos países en esta primera etapa del proceso de normalización de sus relaciones a través del comercio, el turismo, las telecomunicaciones y el intercambio cultural.

Junto con Udall, viajaron a Cuba el senador por Minesota Al Franken y los representantes de la cámara baja Raúl Grijalva, por Arizona; y John Larson, por Connecticut.

Durante su visita, los congresistas se reunieron con funcionarios de los ministerios de Exteriores, de Comercio Exterior e Inversión Extranjera y de Agricultura; con cuentapropistas, como se conoce en la isla a los trabajadores del incipiente sector privado; artistas y con el cardenal Jaime Ortega, máximo representante de la Iglesia católica en la isla.

Udall, que estuvo en Cuba antes del 17 de diciembre para mediar en la liberación del contratista estadounidense Alan Gross preso en la isla hasta ese día; destacó el papel que los intercambios entre pequeños empresarios y entre representantes del mundo de la cultura y el arte puede desempeñar en "romper barreras" y fomentar la distensión entre ambos países.

El senador recordó que en sólo dos días, el viernes 29 de mayo, vence el plazo para que el Congreso trate de frenar la decisión del presidente Barack Obama de retirar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, lo que no ha tenido de momento contestación y se hará oficial en los próximos días.

Udall admitió que esto salva un escollo fundamental en el proceso de normalización de relaciones entre ambos países y que su deseo es que "el siguiente paso" sea la apertura de embajadas, para lo que todavía no hay fecha.

"Básicamente, lo que espero es que el próximo paso sea, en cuestión de semanas, la restauración de las relaciones diplomáticas. Que ambos países transformen sus respectivas secciones de intereses para tener relaciones diplomáticas plenas y nombrar embajadores", aseveró el senador ante la prensa.

Los equipos negociadores de ambos países mantuvieron la semana pasada en Washington la cuarta ronda de conversaciones de dos días sobre el restablecimiento de relaciones y apertura de embajadas, aunque concluyó sin un acuerdo al respecto; ya que las partes mantienen diferencias sobre la libertad de movimiento del personal diplomático.

A pesar de esto, reconoció que desde el 17 de diciembre se han producido ya "hechos y eventos notables" en el deshielo entre Cuba y EE.UU, un "momento clave en la historia", aunque "queda mucho trabajo por hacer".

Entre los temas pendientes en las negociaciones para normalizar relaciones están la devolución de la base naval de Guantánamo, un reclamo más a largo plazo de Cuba que, según los congresistas, "todavía no está sobre la mesa".

Sobre esta cuestión, Udall señaló que él siempre ha estado a favor del cierre de la cárcel que allí se ubica y transferir esos presos a prisiones de máxima seguridad en Estados Unidos; pero que la devolución de la base naval "es un tema más complejo que requiere otras consideraciones".

Estados Unidos, por su parte, quiere de Cuba la extradición de fugitivos de la Justicia estadounidense refugiados en la isla, un tema que Udall confió que se trate "a medida que se avance en la normalización de las relaciones".

Como senador por Nuevo México, Udall indicó que en el futuro espera que la isla devuelva a Estados Unidos al fugitivo Charlie Hill, acusado de matar en los años setenta a un oficial de policía y secuestrar un avión comercial en ese estado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha