eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Congreso ratifica que Interior creó policía política para perseguir a rivales

- PUBLICIDAD -
El Congreso ratifica que Interior creó policía política para perseguir a rivales

El Congreso ratifica que Interior creó policía política para perseguir a rivales

El Congreso ha ratificado el dictamen de la comisión de investigación sobre el uso político de la Policía en la etapa de Jorge Fernández Díaz al frente del Ministerio del Interior con la conclusión de que se creó una estructura policial para perseguir a adversarios políticos, fundamentalmente catalanes.

Con el rechazo de los siete votos particulares, el Congreso finalmente ha avalado -PP ha votado en contra y Ciudadanos se ha abstenido- el dictamen de la comisión de investigación que, tras cuatro meses y cinco comparecencias, determinó a finales de julio que, bajo el mandato del exministro, se usó de forma fraudulenta el catálogo de puestos de la Policía.

De esta forma, y con instrucciones del exdirector general de la Policía Ignacio Cosidó y del exnúmero dos del cuerpo Eugenio Pino, se creó una estructura policial destinada a obstaculizar la investigación de los escándalos de corrupción que afectaban al PP y a perseguir adversarios políticos del PSOE, Podemos o el nacionalismo catalán.

El diputado del PNV Mikel Legarda, presidente de la comisión, ha dejado claro que el dictamen incorpora explícitamente el respaldo al trabajo de la Policía porque "en ningún momento la comisión ha consistido en evaluar su encomiable labor", si bien ha enfatizado que el texto acordado sí determina la "inaceptable" utilización por parte de Interior medios, recursos y efectivos de las fuerzas de seguridad del Estado.

También el dictamen lamenta la "incompleta" documentación evaluada por la "poca colaboración" del Gobierno con los grupos parlamentarios, como hoy han destacado los portavoces del PSOE Juan Carlos Campos y del PDeCAT Sergi Mikel.

"Algunos querían que esta comisión se quedara en nada pero ha servido para bastante", ha subrayado Mikel que, como el diputado de ERC Joan Tardá, ha aprovechado su intervención para referirse a la situación en Cataluña.

El primero, Sergi Mikel, ha pedido que se pueda votar el 1-O antes de acusar al Gobierno de tratar de "romper emocionalmente" Cataluña. "Les deseo toda la miseria política que ustedes están sembrando en Cataluña", ha concluido mientras que Tardá, en una escueta intervención, se ha limitado a pedir "solidaridad" y libertad para cada unos de los catorce detenidos ayer.

Duras han sido también las palabras de la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, que ha tildado la actuación en Cataluña de "ofensiva antidemocrática que pone en juego los derechos y libertades" y ha reprochado al Ejecutivo de atribuirse la defensa de la ley cuando desde Interior se montó una "estructura parapolicial" para atacar a los rivales políticos.

"Sientan vergüenza democrática por haber utilizado el ministerio para crear una estructura parapolicial con el único objetivo de fabricar pruebas falsas", ha enfatizado Montero que ha aludido a los informes PISA sobre la supuesta financiación ilegal de Podemos.

En el lado contrario, pero con referencias veladas a la situación en Cataluña el diputado socialista ha comenzado su intervención apelando al crédito de las instituciones para recordar que hay muchos caminos para que estas instituciones trabajen de forma útil y eficaz pero que todos ellos "necesitan el abrazo del ordenamiento jurídico".

Respecto a la comisión de investigación, Campos la ha calificado de "rara", aunque los trabajos han sido relevantes para sostener que la etapa de Fernández Díaz se escribió con "renglones muy torcidos".

Frente a estas conclusiones, Ciudadanos ha considerado que no han existido pruebas concluyentes que determinen la utilización partidista de la policía.

"Poco o nada se ha podido probar", ha asegurado el diputado Miguel Gutiérrez que, con todo, ha defendido que los hechos investigados sí que denotan la "dejación de funciones, y falta de control y la clarísima incompetencia" de los responsables de Interior y la Policía.

El PP ha ido más allá en su defensa del exministro. "No hay caso porque nunca lo hubo. No se fabricó ningún delito", ha dicho su diputado que ha recordado que las cinco denuncias contra Fernández Díaz fueron archivadas, en tanto que esta "extraordinaria persona que ha servido con dignidad a su país", fue víctima de una grabación ilegal y una campaña de "acoso y derribo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha