eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Convención de Cleveland se rebela contra Cruz por su desplante a Trump

- PUBLICIDAD -
El desafío de Ted Cruz a Trump provoca un drama en la Convención republicana

El desafío de Ted Cruz a Trump provoca un drama en la Convención republicana

En veinte minutos el senador de Texas Ted Cruz, el que más cerca quedó del candidato republicano a la presidencia de EEUU, Donald Trump, pasó de ser ovacionado a ser abucheado y abandonar con la cabeza agachada el plenario de la Convención Republicana de Cleveland.

En ese tiempo, Cruz se negó insistentemente a mencionar a Trump (a excepción de para felicitarle por la nominación) y dar así por primera vez su apoyo al candidato, que mañana aceptará la nominación de su partido, lo que fue poco a poco calentando los ánimos de gran parte de los varios miles de delegados concentrados aquí.

En su discurso, Cruz habló de la necesidad de votar "lo que dicte la conciencia" y por candidatos que defiendan los valores de la libertad de elección y la menor injerencia del gobierno, incluso apoyó que se levante un muro con México para frenar la inmigración irregular, pero en ningún momento pidió el voto por Trump.

La delegación de Nueva York, estado del que es oriundo Trump, interrumpió el discurso de Cruz al grito de "¡dilo, dilo!", pidiendo que el senador al menos concediera su derrota y brindara el nombre del magnate como opción de voto para las elecciones de noviembre.

Según algunos testigos, la esposa de Cruz, Heidi, tuvo que abandonar escoltada el estadio del Quicken Loans, en el que se celebra la convención, tras ser increpada por delegados pro Trump que consideraron una falta de respeto el desplante del senador.

Cruz, cuyos delegados intentaron una rebelión en la convención para que se permitiera votar a conciencia y en línea con la disciplina del partido, se centró en pedir el voto para las elecciones al Senado y Cámara de Representantes que se celebran a la par que las presidenciales.

Para añadir más drama a esta intriga palaciega, Trump se personó en la tribuna de invitados justo cuando Cruz comenzaba a recibir los abucheos y con semblante serio contempló el ensordecedor abucheo en el estadio a la espera de que saliera a hablar su hijo Eric.

Como respuesta al desafío de Cruz, que mantuvo la compostura frente a una jauría de delegados ofendidos, la convención republicana se deshizo en gritos de "!Queremos a Trump¡!" durante el discurso del hijo de magnate.

"Es un acto de un egoísta, una persona sin principios. Se cree que va a poder ser presidente en 2020. Es una absoluta decepción", indicó en declaraciones a Efe Bill Conwerst, un delegado del estado de Georgia.

"La convención ha sido muy agradable hasta que llego ese momento (el discurso de Cruz). Hoy necesitábamos unidad y lo que hizo Cruz fue muy decepcionante", lamentaba Brina Sanft, delegada del estado de Washington.

En opinión de Amy Hedtke, delegada de Texas, como delatan sus botas de cuero, "Cruz se portó como es debido. La elección de Trump es un desprecio a los movimientos conservadores de base. No vamos a votar a ese impresentable".

La policía de Cleveland tomó los accesos al plenario cuando los delegados comenzaron a alterarse con el discurso de Cruz y los suplentes, familiares e invitados, que normalmente están paseando o curioseando, invadieron la platea.

Un delegado de Colorado, simpatizante de Cruz, y otro de Arkansas casi llegan a las manos frente al espacio reservado para la CNN, ante la atenta mirada de dos agentes de policía.

"Si esto es lo que tu llamas unidad",aseguraba el delegado de Arkansas, ofendido por la sangre fría de Cruz, quien todo el mundo en esta convención cree que prepara un nueva asalto en 2020, cuando lleguen nuevas elecciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha