eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El "Corre, corre. Espera, espera", iguala al soldado de la Alianza Atlántica

- PUBLICIDAD -
El "Corre, corre. Espera, espera", iguala al soldado de la Alianza Atlántica

El "Corre, corre. Espera, espera", iguala al soldado de la Alianza Atlántica

"¡Corre, corre. Espera, espera!", es el viejo adagio del soldado, sea o no español, y estas son jornadas en las que las tareas militares se asemejan, aunque los países de procedencia sean distintos.

"Hurry up, hurry up, and wait!" se escucha ahora en Chinchilla (Albacete) donde tropas danesas, noruegas, italianas, estadounidenses y españolas, todas bajo mando británico forman la Segunda Brigada Multinacional en las maniobras "Trident Juncture 2015", las más importantes de la OTAN en la última década.

Españoles con estadounidenses son la fuerza de oposición comandada por un teniente coronel norteamericano, aunque quien dirige el ejercicio y establece los términos del "enfrentamiento" sea un jovial y jocoso comandante británico que dice "llámame Charlie".

En plena noche cita a los oficiales de la partida opositora para repasar minuciosamente el despliegue preparado por la fuerza de oposición en función de los ejercicios tácticos que serán puestos a prueba en la jornada, e insiste -con humor, eso si-, en fijar con claridad las ubicaciones y los detalles técnicos.

"Comprendo que es más difícil en inglés" le dice a sus interlocutores del Batallón Filipinas del Regimiento Palma 47 que con unidades de 'scout' (exploradores) norteamericanas, desplazadas desde Alemania e Italia, tendrán como misión cerrar el paso, o intentarlo, sucesivamente de daneses, italianos y británicos.

"Mañana daré las explicaciones con mi español", añade admitiendo implícitamente que será aún más difícil entenderlo.

Las comunicaciones, en inglés, se complican aún más para entender con la confusión propia de la tensión del "combate". No importa que el "briefing" (sesión informativa) por la mañana lo haga en inglés el capitán español Pablo García Gamarra.

Tampoco que el alto mando en Brunssum (Holanda) tenga las "Com" (Comunicaciones) españolas en alta estima.

Formación, repaso de armas, repetición de las órdenes, comprobación de la logística y vuelta a repasar, plano en mano, los movimientos previstos en la jornada, donde la práctica consiste en ejecutar movimientos coordinados, pero no para que el oponente derrote a su contrario.

En realidad, la fuerza opositora se entrena y es adiestrada, pero ha de hacer lo que los que han llegado hoy al campo de maniobras albaceteño quieren o han pedido poner en práctica, dentro de las tres variantes que ofrecen estos pedregosos riscos: combate tradicional, enfrentamiento urbano y emboscadas en ruta.

Botar en el interior de un todoterreno para ir a enfrentarse a una fuerza blindada forma aquí parte de la cotidianeidad que comparte el reportero de Efe empotrado con la unidad, donde un juez -imparcial aunque español- anota y comunica en inglés por radio las coordenadas bombardeadas.

Para coordinar los movimientos de "scouts", fusileros, y las escuadras de misiles contra-carro 'Spike' o los morteros la radio alterna inglés con español, aunque con el mando siempre sea la lengua de Shakespeare.

También cabe compartir e intercambiar raciones "ready to eat" (listas para comer) por productos más castizos que suelen tener la cuchara como protagonista.

Los escenarios de "combates" son combinados con ejercicios y ensayos -algunos con aproximación más exhibicionista-, dada su espectacularidad por la presencia de los Grupos de Operaciones Especiales que muestran su destreza en una operación de asalto aéreo, en zona urbanizada.

Con apoyo de los helicópteros 'Chinook' y 'Cougar', las fuerzas especiales transportan un vehículo de alta movilidad y practican el "fast rope", la inserción en deslizamiento con cuerda desde el helicóptero.

Luego, la ulterior extracción con la técnica que coincide en la jerga castrense con las abreviatura "SPIE" (Special Patrol Insertion/Extraction, por sus siglas en inglés) o sea enganchados a modo de racimo a una cuerda con arnés.

El Centro de Adiestramiento de Chinchilla (Cenad) es un ir de columnas de blindados y camiones con militares que ponen a punto su interoperabilidad. Su capacidad para integrar elementos de distintos países.

También quieren obtener la certificación de esa capacidad.

Así otro día y otro, desde que comenzó Livex #TJ15 el 21 de octubre al nivel de compañías para ir aumentando la cohesión al nivel de batallón hasta el 6 de noviembre.

En las trincheras improvisadas y entre los matorrales los soldados se desenvuelven con la misma naturalidad con la que les toca dormir al raso, es su medio natural.

Con igual naturalidad, el reportero escucha con atención los intercambios de opiniones de los jóvenes oficiales sobre el desempeño de los soldados bajo su mando.

Palabras serias que denotan la envergadura de la misión. Se juegan la vida.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha