eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Envían al psiquiátrico a una guardia civil que disparó a varias personas creyendo que eran etarras

- PUBLICIDAD -
Envían al psiquiátrico a una guardia civil que disparó a varias personas creyendo que eran etarras

Envían al psiquiátrico a una guardia civil que disparó a varias personas creyendo que eran etarras

La Audiencia de Madrid ha impuesto la medida de seguridad de someterse a tratamiento en un centro psiquiátrico por un máximo de diez años a una guardia civil que disparó a varias personas, entre ellas su novio, creyendo que eran etarras, lo que provocó heridas a un hombre.

Los hechos ocurrieron sobre las dos menos diez de la madrugada del 12 de septiembre de 2010 cuando la acusada repostaba gasolina en una estación de servicio de la carretera M-50 en el término municipal madrileño de Villaviciosa de Odón (Madrid).

La mujer creyó que su novio y las demás personas que se encontraban en la gasolinera eran miembros de la banda terrorista ETA y con la intención de acabar con sus vidas disparó al menos en cuatro ocasiones su arma reglamentaria, uno de los cuales alcanzaron al hombre que resultó herido y otro impactó en un coche.

Tanto el herido como otro hombre que se encontraba en el lugar sufrieron trastorno de estrés postraumático.

En una sentencia este tribunal absuelve a la mujer del delito de tentativa de asesinato al concurrir la circunstancia eximente de trastorno mental transitorio.

La Audiencia estima probado que en el momento de los hechos sufrió un trastorno psicótico breve que dio lugar a que sufriera delirios persecutorios con grave afectación y anulación de sus capacidades volitivas y cognitivas.

Añade que sufría "miedo por su vida y sensación de peligro inminente que daba lugar a que pensara que la gente que le rodeaba, incluido su novio, eran etarras que trataban de matarla".

La Audiencia impone a la mujer las medidas de seguridad de tratamiento en centro médico o establecimiento adecuado a su alteración psíquica por un periodo máximo de diez años y de privación del derecho de tenencia y porte de armas por el mismo tiempo.

La Sala le condena a indemnizar al herido, al hombre que sufrió estrés postraumático y a la empresa propietaria del vehículo que resultó dañado en diversas cantidades y declara la responsabilidad civil subsidiaria del Ministerio del Interior en caso de impago.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha