eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía pide 8 años al turista que sembró el pánico con un camión de butano

- PUBLICIDAD -
La Fiscalía pide 8 años al turista que sembró el pánico con un camión de butano

La Fiscalía pide 8 años al turista que sembró el pánico con un camión de butano

La Fiscalía pide ocho años de cárcel y otros ocho de privación del derecho a conducir para el turista sueco que el pasado febrero sembró el pánico en las calles de Barcelona, conduciendo a toda velocidad y en dirección contraria un camión de butano que había robado tras una noche de juerga.

En su escrito de acusación, el ministerio público acusa al conductor de los delitos de hurto de uso de vehículo, contra la seguridad vial, atentado, conducción sin permiso y lesiones, por las heridas que causó a tres personas a las que arrolló en su temerario recorrido.

La Fiscalía reconoce una atenuante al acusado -que carecía de licencia para conducir porque se le había retirado el carné en su país por orden judicial-, por la "intoxicación leve" que a su parecer sufría por el consumo de alcohol y sustancias estupefacientes, durante una noche de juerga.

Además de la pena de cárcel, el ministerio público pide que el turista sueco sea condenado a pagar cerca de 22.000 euros en indemnizaciones por los daños que provocó a transeúntes y conductores, así como a los vehículos con los que fue colisionando mientras iba al volante del camión de butano robado.

El suceso, ocurrido el pasado 21 de febrero, disparó todas las alarmas policiales en plena alerta antiterrorista, por su similitud con los atentados yihadistas ocurridos en los últimos meses en ciudades europeas.

Según sostiene la Fiscalía en su escrito, el acusado, con una leve disminución de sus capacidades por haber consumido droga y alcohol a lo largo de toda la noche, se subió a un camión de butano cuyo conductor había dejado estacionado, con la puerta abierta y las llaves de contacto puestas, en la calle Lafont de Barcelona.

"Con absoluto desprecio a la vida y a la integridad del resto de usuarios de la vía y de los transeúntes", sostiene la Fiscalía, el acusado inició con el camión del butano a "una alocada carrera" en la que colisionó con varios vehículos y obligó a realizar maniobras evasivas a numerosos coches y ciudadanos que paseaban por la zona para evitar ser atropellados.

Debido al exceso de velocidad y a las maniobras bruscas con que conducía el procesado, salieron despedidas del camión 37 bombonas de butano, algunas de las cuales impactaron en transeúntes.

Durante los siete minutos en que condujo el vehículo, añade el ministerio público, el acusado se saltó semáforos en rojo y circuló en dirección contraria por la calle doctor Aiguadé hasta introducirse en la ronda Litoral, donde tras colisionar con dos coches, acabó topando contra el muro.

Según la Fiscalía, al llegar al Moll d'Espanya, donde paseaba gran cantidad de turistas, un guardia urbano uniformado hizo señales evidentes al conductor para que detuviera el vehículo, pero el hombre hizo caso omiso de sus indicaciones y continuó la marcha, lo que obligó al agente a apartarse para evitar ser atropellado.

En el recorrido del camión, sufrieron heridas una mujer y un guardia urbano golpeados por una de las bombonas de butano despedidas, así como el conductor de uno de los vehículos con los que colisionó.

El ministerio público también atribuye al acusado los daños provocados en siete vehículos con los que colisionó el camión de butano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha