eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gobierno y Euskadi pactan el déficit 2016-2019 y abren el diálogo sobre el Cupo vasco y el Concierto

Vitoria plantea asumir las obras de la 'Y' en Álava y Vizcaya, como ya hace en Guipúzcoa, y descontarlas de la factura del Estado

- PUBLICIDAD -
Gobierno y Euskadi pactan el déficit 2016-2019 y abren el diálogo sobre el Cupo vasco y el Concierto

El Gobierno y el Ejecutivo vasco han acordado este lunes la senda de déficit para Euskadi para el periodo 2016-2019, que será la misma que la aprobada en el Consejo de Política Fiscal para el resto de comunidades autónomas: el 0,7% este año, el 0,6% en 2017, el 0,3% el año siguiente y sin déficit en 2019. El nuevo déficit para el año que viene da un margen de 320 millones adicionales a las administraciones vascas.

Así lo ha anunciado el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, tras una reunión de dos horas de duración en Madrid con el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, que ha calificado de "absolutamente cordial".

Azpiazu ha destacado que ambas partes tienen "voluntad" para resolver los problemas y que hay una "buena relación". Sin embargo, no ha querido dar un paso más allá al ser preguntado si este ambiente positivo, que no se dio en la pasada legislatura, anticipa el posible apoyo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado.

Ha admitido que un buen trato entre las dos partes "facilita" el acercamiento y el acuerdo, pero se ha remitido a lo que diga el Grupo Parlamentario Vasco.

"Es mejor tener una relación fluida, también por efectividad ante los problemas de los ciudadanos. Espero que dure, que no sea momentáneo. Si hay posibilidad de llegar a acuerdos estamos dispuestos siempre", ha añadido.

GRUPOS DE TRABAJO

Lo que sí han acordado las dos partes es empezar a hablar sobre asuntos encallados desde hace años, mediante la creación de grupos de trabajo que se van a poner en marcha en las próximas semanas.

Por un lado, para desbloquear la actualización de la ley del Cupo y la liquidación. Ambas partes tienen una interpretación diferente de la base sobre la que calcular el Cupo, que es el dinero que el País Vasco paga al Estado por las competencias que éste presta en su territorio.

Pedro Azpiazu ha asegurado que en la reunión no se ha hablado de cifras y él no ha querido tampoco poner ninguna sobre la mesa, ni confirmar las diferencias multimillonarias que se publican sobre los cálculos que hacen ambas partes. Ha admitido que Cristobal Montoro puede defender "unas cantidades" y el Gobierno vasco, otras, y que lo mejor es "no prejuzgar". "Vamos a tratar de llegar a un acuerdo", ha dicho.

Los grupos de trabajo también abordarán la actualización del Concierto Económico. Azpizu ha considerado "lógico" que se hayan generado problemas y discrepancias tributarias, que hay que resolver. Por de pronto, ha señalado que las dos Haciendas tienen que concertar el nuevo impuesto sobre bebidas azucaradas que anunció el pasado viernes el Gobierno.

EL PAGO DE LA 'Y'

Pedro Azpiazu ha dejado otra propuesta en la mesa de Cristóbal Montoro, pero en esta ocasión no ha recibido respuesta del ministro salvo que la estudiará. Se trata del interés del Gobierno vasco por ampliar el sistema con el que se construye el tren de alta velocidad en Guipúzcoa, a las obras de Álava y Vizcaya.

El Ejecutivo vasco abona los trabajos y descuenta después el coste del Cupo que paga al Estado, fórmula con la que se lleva adelante la obra en el tramo guipuzcoano. Su intención es asumir los tres ramales, así como el soterramiento de vías y de las estaciones en las capitales.

El objetivo, según defiende Azpiazu, es agilizar las obras, pero la competencia de la obra "es del Estado y al Estado le corresponde pagarla", ha añadido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha