eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno argentino cree "vergonzosa" la negativa de la oposición a la ley de Inteligencia

- PUBLICIDAD -
El Gobierno argentino cree "vergonzosa" la negativa de la oposición a la ley de Inteligencia

El Gobierno argentino cree "vergonzosa" la negativa de la oposición a la ley de Inteligencia

El jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, tildó hoy de "vergonzosa" y "antidemocrática" la decisión de la oposición de ausentarse del debate parlamentario de la reforma de los servicios de inteligencia y su anuncio de derogar la ley si vence en los comicios presidenciales del próximo octubre.

"Tienen que cumplir con su responsabilidad. Si están en desacuerdo con una iniciativa del Poder Ejecutivo, tienen que bajar al recinto y votar en contra", dijo Capitanich en rueda de prensa horas antes de que el Senado, de mayoría oficialista, vote la reforma de los servicios de inteligencia.

La oposición ha convocado a una audiencia pública simultánea en otra sala del Senado para pedir el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Nisman, a cargo de la investigación del atentado de 1994 contra la mutua judía AMIA, murió de un tiro en la cabeza en su vivienda, el pasado 18 de enero, en circunstancias aún sin aclarar.

Para los opositores, el proyecto de ley impulsado por el oficialismo es una cortina de humo para desviar la atención de la muerte de Nisman y de su denuncia contra la presidenta, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de los sospechosos iraníes del atentado, que causó 85 muertos.

La oposición ha adelantado que, tras la audiencia, firmará hoy un compromiso conjunto para derogar la Ley de Inteligencia en caso de derrotar al oficialismo en las elecciones presidenciales.

El jefe de ministros argentino consideró que se trata de una "vergonzosa manifestación suscribir un acuerdo para derogar una ley que no ha sido sancionada".

La reforma fue anunciada por el Ejecutivo tras la muerte de Nisman, que el Gobierno enmarca dentro de una operación de desestabilización de agentes secretos desplazados de sus cargos en diciembre pasado.

El proyecto establece la disolución de la actual Secretaría de Inteligencia y su sustitución por la Agencia Federal de Inteligencia, que asumirá el mismo personal, aunque funciones como ordenar las escuchas telefónicas pasarán al control de la Fiscalía General, encabezada por Alejandra Gils Carbó, cuestionada por la oposición por su proximidad a la presidenta.

De ser aprobada hoy por el Senado, la el proyecto de Ley pasará a la Cámara de Diputados, también de mayoría oficialista, para su aprobación definitiva.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha