eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno colombiano y las FARC retoman el diálogo para avanzar hacia el fin del conflicto

- PUBLICIDAD -
El Gobierno colombiano y las FARC retoman el diálogo para avanzar hacia el fin del conflicto

El Gobierno colombiano y las FARC retoman el diálogo para avanzar hacia el fin del conflicto

El Gobierno colombiano y las FARC se enfrentan desde hoy a un nuevo ciclo del diálogo de paz con la expectativa de avanzar en los temas de reparación de las víctimas y fin del conflicto, aunque envueltos en nuevas diferencias, como la surgida con la reciente creación de la Comisión Asesora para la Paz.

Las delegaciones retomaron hoy formalmente la negociación conjunta en La Habana tras un receso de diez días en los que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, decidió suspender por un mes los bombardeos a los campamentos de las FARC y crear una nueva instancia que acompañe el proceso, la Comisión Asesora para la Paz.

A su llegada hoy al Palacio de Convenciones de La Habana, sede permanente de los diálogos desde hace más de dos años, la guerrilla se pronunció en particular sobre esta comisión, que considera "excluyente" y poco representativa de las "nuevas fuerzas políticas y sociales" en Colombia.

"Aunque se trata de una comisión nombrada unilateralmente por el Gobierno para que lo asesore, lo que sorprende es la ausencia de diversidad en su conformación", afirma el comunicado leído a los periodistas por el jefe guerrillero Jorge Torres Victoria, alias "Pablo Catatumbo", uno de los principales negociadores del grupo insurgente.

"Catatumbo" enfatizó que las FARC inicialmente recibieron con "expectativa" el anuncio de la comisión nombrada "unilateralmente", pero lamentó que "con excepciones destacables, es un espejo de todas las formas de exclusión política y social que ha padecido Colombia a lo largo de su vida republicana".

Las FARC han criticado así a "toda la clase dirigente" del país y por consiguiente al Gobierno por "excluir a los sectores populares de la representación nacional".

Además, critican que la agrupación, ideada por Santos para "escuchar diferentes opiniones y críticas" y pedir "consejos", falten voces del sector agrario, sindical, estudiantil, femenino y del Frente Amplio por la Paz, que aglutina a movimientos de izquierda y organizaciones sociales de Colombia.

La Comisión Asesora, creada por Santos el 10 de marzo, está integrada por representantes de diferentes fuerzas políticas, económicas y sociales del país, incluidos dirigentes de la oposición, para recabar sus ideas sobre las negociaciones de paz.

Forman parte del grupo, entre otros, el exalcalde de Bogotá Antanas Mockus; la presidenta del partido de izquierdas Polo Democrático Alternativo y excandidata presidencial, Clara López, y el cardenal Rubén Salazar; además de la exguerrillera del M-19 y exsenadora Vera Grabe; la exministra y presidenta de la Corporación Manos Visibles, Paula Moreno, o la líder indígena Ati Quigua.

Según la guerrilla, ese listado incluye a personalidades "que habían expresado resquemores e incluso franca oposición" a los diálogos, y en todo caso en la representación se nota "la ausencia del país real".

Las críticas de las FARC no recibieron respuesta por parte del equipo negociador del Gobierno que lidera Humberto de la Calle y que, como es habitual, no ofreció declaraciones a su llegada a la sede de las conversaciones.

Al margen de las diferencias sobre este tema, las FARC tampoco reaccionaron hoy ante uno de los gestos más notables realizados hasta ahora por Santos de cara a un eventual alto el fuego bilateral, como fue su determinación de detener los bombardeos sobre los campamentos insurgentes por un mes.

Esa decisión, anunciada también la semana pasada, implica un reconocimiento al cumplimiento del alto el fuego unilateral e indefinido iniciado por la guerrilla el pasado 20 de diciembre.

Además, facilita el trabajo de la subcomisión de fin del conflicto, que funciona en paralelo a la mesa para diseñar propuestas sobre espinosos temas como el fin de las hostilidades y la entrega de las armas, y cuya segunda reunión con representantes de ambas partes será la próxima semana.

El Gobierno y la guerrilla también podrían adelantar en este ciclo otros acuerdos en torno al tema de las víctimas y su reparación, que ocupa la agenda del proceso desde agosto pasado.

En la ronda anterior, de manera sorpresiva, ya pactaron un histórico acuerdo de retirada de minas antipersonales, que no sólo contribuye a reducir la intensidad del conflicto armado sino que responde a una de las peticiones de las víctimas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha