eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Senado rechaza los vetos de ICV, IU, ERC y Amaiur a la Ley de Transparencia

IU censura el "ridículo internacional" de que se conozca la agenda del Rey "porque ha tenido una lesión cazando elefantes"

- PUBLICIDAD -

El Pleno del Senado ha rechazado los cuatro vetos presentados al proyecto de Ley de Transparencia por ICV, IU, BNG y Amaiur y ha iniciado el debate de las enmiendas. Han votado en contra de los vetos PP, CiU, PNV, UPN, CC y Foro y se han abstenido PSOE y el PSC (Entesa).

El senador de ICV Jordi Guillot ha criticado que las actuaciones del Gobierno contradicen la ley y que crecen los casos de corrupción sin que nadie dimita, ha dicho. "Y como paradigma de buen gobierno, la utilización torticera del PP de las dos iniciativas legislativas populares. ¿Qué margen real de participación ciudadana garantizamos?", ha dicho. "Lamentablemente, creemos que transparencia y PP es un oxímoron", ha añadido.

El senador también ha rechazado los contenidos de la ley, que son "una respuesta parcial y limitada a una amplia reclamación de la ciudadanía que quiere una política mejor". El senador ha advertido de que cuando se resuelvan los problemas económicos "seguirán los políticos" y la corrupción y la impunidad, por lo que ha pedido leyes más audaces.

"Desde 2012, un 30 por ciento de españoles ven en los políticos un problema, no una solución. Tenemos que reaccionar con la forma de hacer y entender la política y con leyes más exigentes. Pero es un cambio en la cultura, no solo con leyes sino con buenas prácticas. Para ser transparentes no solo hacen falta leyes", ha agregado.

SIN TRANSPARENCIA PARA LA MONARQUÍA

José Manuel Mariscal (IU) ha defendido el veto de su grupo por entender que la ley "llega tarde y llega también mal". "El derecho de acceso a la información es fundamental a una persona, se aplica a todos los poderes del Estado y entidades privadas que realicen actividades públicas y se aplica a toda la información", ha defendido el senador, repasando lo que se considera el decálogo de la transparencia. "Esta ley cumple uno y medio", ha asegurado.

El parlamentario ha considerado que la ley debería haber sido de carácter orgánico por regular un derecho que debe ser fundamental. "Entre otras cosas, porque en el choque con la ley de protección de datos, va a prevalecer esta", ha puesto como ejemplo.

Mariscal ha rechazado especialmente el argumento de que esta ley pondrá a España "a la cabeza" en transparencia. "Lo que no señala internacionalmente es que un juez pida los discos duros con datos relevantes de la financión del partido que nos está gobernando y se diga que se han borrado. O que para conocer la agenda del Jefe del Estado no enteremos porque ha tenido una lesión cazando elefantes en Bostwana. Eso nos pone en ridículo internacional y hay pocas leyes que lo puedan solucionar", ha dicho.

ERC Y AMAIUR

La senadora de ERC Montserrat Capella ha admitido que el proyecto fue "mejorado" en el Congreso, pero que las "decepciones" y "límites" de la ley siguen siendo muchos y amplios. "Sigue siendo una ley de opacidad y no de transparencia", ha agregado. "Nos pesa de verdad, nosotros planteamos en el Debate del estado de la nación la posibilidad de llevar a cabo esta ley, pero no le vamos a dar apoyo", ha agregado.

Capella ha censurado todos los capítulos de la norma, el de publicidad activa y el de buen gobierno, del que ha dicho que su grupo entiende por tal en primer lugar "cumplir con los compromisos electorales, por ejemplo". Y ha vuelto a criticar el Consejo de la Transparencia. "Incorporan la dependencia de un ministerio, algo que se repite en todos los órganos que deberían ser independientes", ha agregado.

Por Amaiur, Alberto Unamunzaga también ha reconocido los avances introducidos en la ley, pero ha concluido que el proyecto sigue sin ser "todo lo ambicioso que debería ser". Entre otros argumentos en contra, "no respeta el ámbito competencial y la soberanía de Euskal Herria".

PP

Rosa Vindel, portavoz del PP ha rechazado los cuatro vetos y les ha acusado a los cuatro partidos de no querer que el Senado discuta este asunto, porque si el Senado veta una ley, no la estudia y la devuelve al Congreso.

"Esta ley está llamada a transformar muchas cosas", ha defendido la senadora. "También la manera de concebir el lugar del ciudadano en un Estado democrático", ha añadido. "Es profundamente injusto decir que es una ley de mínimos, que se presenta deprisa y corriendo y que es opaca. Ninguna ley ha sido tan participada como esta", ha agregado.

Vindel también ha defendido los cambios introducidos en el Gobierno, cómo se ha extendido por ejemplo a la Casa Real, partidos y sindicatos. "Cuando la ley llegó al Congreso no se hacía referencia en publicidad activa a las competencias autonómicas. Ahora sí", ha añadido.

Dirigiéndose al PSOE, la senadora del PP ha admitido que esta ley "no es la panacea" y que por ello requiere la aportación y el "concurso de todos, sobre todo de aquellos que tienen vocación de gobierno".

PSOE Y ENTESA

Por el PSOE, Tontxu Rodríguez ha reconocido la importancia de la primera ley de transparencia que tendrá el país y ha subrayado que sin transparencia no hay auténtico debate ni participación ciudadana. Sin embargo, y como viene diciendo su grupo desde que el proyecto llegó al Senado, es un texto insuficiente ante la demanda de la sociedad. "Debemos dar respuesta valiente y no cobarde", ha dicho.

"Teníamos una gran oportunidad con esta ley, pero no lo hemos conseguido", ha agregado el portavoz socialista, que ha defendido el esfuerzo que ha hecho su grupo por negociar así como el del PP. "Pero les ha faltado un último impulso", ha dicho a los 'populares'.

Carles Martí, portavoz de la Entesa, ha subrayado que la transparencia es imprescindible para el "ejercicio real de la ciudadanía" y el "mejor antídoto contra la corrupción". Ha defendido que esta ley es mejor que ninguna, "pero le falta todavía ambición", motivo por el que su partido se mantiene en contra del proyecto.

"Si somos los últimos cuando toda Europa ya tienen ley, lo que se tercia es copiar a los mejores y esta ley no está a la altura", ha dicho. Los dos asuntos fundamentales en los que la ley se queda "corta" para su grupo es la publicidad activa, la obligación de dar información sin que nadie la pida, y la regulación del Consejo de Transparencia. Martí ha explicado el voto en contra de su grupo a la norma, puesto que el PP no ha aceptado enmiendas fundamentales para la Entesa, pero que tampoco haya apoyado los vetos.

PNV

Jokin Bildarratz ha explicado el apoyo del PNV a la ley en un momento de crisis de credibilidad política. "La transparencia es uno de los instrumentos últimos para combatir esta crisis", ha dicho. El portavoz ha defendido que los políticos se sientan "observados" con esta norma sin llegar a ser "paralizados". "Es lo que ocurre cuando el principio de transparencia se absolutiza, la política en directo, la vigilancia constante e inmediata y con continua desconfianza", ha advertido.

El portavoz ha subrayado que no cabe la "perfección" en una ley y que espera que se profundice en la transparencia conforme se aplique la norma y con los años. En concreto, en dos asuntos: las excepciones que plantea para su aplicación y los integrantes del Consejo de la Transparencia.

Por CiU, María Rieradevall, ha argumentado también que es mejor la ley que va a aprobar el Senado que no tener ninguna. La senadora ha admitido que su partido había mantenido enmiendas a la ley porque cree que es mejorable, pero ha insistido en que lo conveniente es que la ley exista.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha