eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Inspectores del BdE aseguran que el IVF estuvo informado "en todo momento" de la fiscalización de la CAM

Los inspectores del Banco de España (BdE) Pedro González y Ángel Rico han asegurado que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) estuvo informado "en todo momento" de las tareas de fiscalización que realizó el banco supervisor sobre la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), como mínimo desde 2004 hasta su intervención.

- PUBLICIDAD -

En este sentido, han afirmado que los escritos emitidos como consecuencia de las actuaciones en la entidad de ahorro "fueron remitidos" al organismo financiero público valenciano.

Así consta en el escrito conjunto que ambos inspectores han remitido a la Comisión de Investigación de la CAM en las Cortes Valencianas.

Ambos fueron requeridos para que comparecieran en dos ocasiones en el Parlamento autonómico, sin embargo, el Consejo de Estado dictaminó en 2012 acerca del "carácter no obligatorio de las comparecencias de empleados y autoridades del BdE ante comisiones de investigación de ámbito autonómico". Por ello, los grupos parlamentarios valencianos optaron por trasladar por escrito las preguntas a los dos inspectores.

Entre las cuestiones formuladas, se les requirió información sobre su tarea supervisora de entidades de ahorro, en especial de la CAM, el número de inspecciones en esta caja, como mínimo desde 2004, motivos de la inspección in situ que comenzó en 2008, colaboración e información al IVF de las actuaciones, la gestión de la entidad, posibles irregularidades y competencias de supervisión y control, entre otras.

En lo relativo la experiencia laboral, el inspector Pedro González señala que desde 2004 a 2013 fue encargado de supervisión de las cajas de ahorro, mientras que Ángel Rico, tuvo primera "aproximación" a la CAM en mayo de 2010, cuando la entidad optó por integrarse en un SIP con Caja Asturias, Caja Cantabria y Caja Extremadura, aunque no fraguó.

En su relato, insisten en que el BdE "no es el administrador de la caja, ni su gestor, ni la comisión de control", sino un "supervisor de solvencia y de la normativa específica de las entidades de crédito". De hecho, inciden en que el BdE "no tiene competencias sobre aspectos estatutarios de las cajas de ahorro, que competen a las comunidades autónomas, que han regulado aspectos como el funcionamiento y composición de los órganos de gobierno, así como sus facultades de control y supervisión de las cajas de ahorro de su competencia".

Por lo que se refiere a los escritos de recomendaciones de las inspecciones que se llevaron a cabo en la CAM desde el órgano supervisor, han explicado que desde 2004 se limitaron a analizar la calidad de la organización y el control interno relacionado con la liquidez y los riesgos. Sin embargo, ante las "incertidumbres puestas de manifiesto en el seguimiento a distancia", se inició una inspección 'in situ' en octubre de 2008, que se compatibilizó con las tareas de integración en el Banco Base.

Tras fallar el SIP y con motivo de los resultados de las tareas fiscalizadoras -en las que aparecieron "con claridad" los problemas de gestión y de control de riesgos--, en julio de 2011 se decide la intervención de la CAM.

Ante la cuestión de si se informaba al IVF sobre el resultado de sus actuaciones, los inspectores subrayan que las relaciones con esta entidad fueron de "colaboración" y que el BdE "institucionalmente remitió copia de los escritos de recomendaciones o requerimientos resultantes de su actuación inspectora". Se informó a dicho organismo "de manera fluida y continua" sobre el diagnóstico de la entidad de ahorro, han agregado.

"MAYOR PRUDENCIA Y DILIGENCIA"

Ante la petición de los miembros de la comisión de investigación de la CAM para que los inspectores valoren la gestión de esta entidad, los trabajadores del BdE señalan que "entidades con análogas o parecidas circunstancias de partida --la exposición al ladrillo en el inicio de la crisis-- contaron con gestores y administradores que exhibieron una mayor prudencia y diligencia en el ejercicio de sus funciones, lo que les permitió estar mejor preparadas para afrontar la crisis".

De esta manera, los inspectores lamentan que las recomendaciones del BdE "no fueron atendidas cuando hubiera habido más posibilidades de atenuar enormemente los efectos de la crisis". Así, afirman que atender tales recomendaciones "hubiera supuesto a los gestores y administradores ciertas disciplinas como la moderación del crecimiento de sus rentas o en el crecimiento del negocio de los resultados".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha