eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exclusiva

Italia investiga presuntos vínculos del dueño de Vitaldent con la mafia

La Direzione Investigativa Antimafia (DIA) mantiene pesquisas abiertas contra Ernesto Colman, su número dos y la red de clínicas en el país transalpino

La Fiscalía Anticorrupción española requiere información a las autoridades italianas y que los policías de la UDEF viajen a Palermo

Vitaldent tiene 83 clínicas en Italia y una sobrina de Berlusconi es administradora de una matriz luxemburguesa de la que pende la compañía

- PUBLICIDAD -
Dental center

Publicidad de Vitaldent en Italia

Los funcionarios de la Direzione Investigativa Antimafia (DIA) de L’Aquila y Trieste, en el centro y norte de Italia, no estaban para chistes sobre blanqueo cuando supieron de la operación que sus colegas españoles desplegaron el 16 de febrero contra los dueños de Vitaldent. El presidente de la compañía, Ernesto Colman, y el vicepresidente, Bartolo Conte, son objeto de investigaciones judiciales en el país transalpino vinculadas también a la trama de clínicas dentales, según refleja la Fiscalía Anticorrupción española en una solicitud de colaboración, a la que ha tenido acceso eldiario.es.

El envío de esta comisión rogatoria se produce después de que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) haya establecido contacto con la Guardia di Finanza italiana para el intercambio de información. Anticorrupción pide ahora formalmente que los agentes españoles viajen a Italia y que los italianos remitan copia de las actuaciones que allí siguen contra los aludidos.

La UDEF bautizó a la macrooperación como Topolino, como la denominación que recibe en el país transalpino el Ratoncito Pérez. En su petición formal, los fiscales Anticorrupcíon José Grinda y Juan José Rosa también aluden a investigaciones emprendidas en Italia sobre Dental Franchising SRL, la denominación de la sociedad en ese país.

La jueza de Majadahona María Isabel Serrano Pozuelo envió el pasado miércoles a prisión a Ernesto Ramón Colman, Bartolo Conte, Julio Nicolás Sisini y Javier Arteaga Gálvez como autores o cooperadores necesarios de delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales, falsedad en documento oficial y mercantil, estafa y delito contable.

Fuentes de la investigación sitúan a Bartolo Conte, el vicepresidente de Vitaldent, como el nexo con Italia. Según la jueza Serrano Pozuelo, se trata de la “persona de confianza” de Colman. Conoce el “descuadre” de la contabilidad y dirige el encubrimiento que realiza el departamento financiero para que pasaran desapercibidos los cobros en negro. El vicepresidente de Vitaldent es el responsable de “extender” esta mecánica a las clínicas radicadas en Italia, añade la jueza en su auto.

Aunque las investigaciones a Conte y Colman se desarrollan en el centro y norte de Italia, las fuentes consultadas aluden al origen de Conte, nacido en Erice, provincia de Trapani, corazón de la mafia siciliana. De hecho, la comisión rogatoria está dirigida al fiscal Francesco del Bene, de la Fiscalía General de la Corte de Apelación de Palermo, la capital de Sicilia.

La repercusión mediática de la operación Topolino fue notable. Colman administra una sociedad luxemburguesa que actúa como matriz de Vitaldent, Dental International Sarl, de la que es consejera  Luna Roberta Berlusconi, sobrina del multimillonario, exprimer ministro italiano y propietario del grupo Mediaset, Silvio Berlusconi.

La sociedad franquiciadora de las clínicas de Vitaldent es Laboratorio Lucas Nicolas S. L., fundada en 2008, con sede en Las Rozas (Madrid) y controlada íntegramente por otra sociedad, la española US Mississippi Invers, S.L, que forma parte a su vez de un grupo de sociedades cuya matriz última es Dental International Sarl, la sociedad luxemburguesa de la que es administradora la sobrina de Berlusconi.

Según datos de la propia compañía, el grupo Vitaldent tiene 438 clínicas, de las cuales 174 son en propiedad y el resto bajo el modelo de franquicias. En Italia, donde desembarcó en 2005, cuenta con 83 clínicas, y suma 24,5 millones de euros de ventas declaradas.

Los fiscales españoles explican a sus colegas italianos que Lucas y sus colaboradores explotan en régimen de franquicia la red de clínicas Vitaldent a través de Laboratorios Lucas Nicolas. Colman y los suyos obligaban a los franquiciados, entre los que se encuentran los denunciantes originales del caso, a adquirir productos y pagar por estos, y por una supuesta inversión en publicidad, con dinero negro.

17 millones en negro al año

Los detenidos habían articulado presuntamente una caja B que se nutría del 10% que cada clínica ocultaba a su vez al fisco. El grupo recogía el dinero en metálico y lo destinaba a satisfacer su alto nivel de vida. “En los últimos tiempos -dice Anticorrupción- la exigencia consistía en el pago de 10.000 euros mensuales en efectivo para algunos franquiciados de confianza, utilizando el sistema de recogidas en efectivo”. En una estimación inicial, Vitaldent ingresaba 17 millones en negro todos los años.

La conexión exterior de Vitaldent queda acreditada en las investigaciones a través de las fugas de dinero negro a Suiza, donde Colman abrió dos cuentas en Credit Suisse de Ginebra, aunque los ingresos se hacían en una sucursal en España. En otras ocasiones, el dinero era sacado en metálico por la frontera. En noviembre de 2012, uno de los colaboradores de Colma, Miguel García Álvarez, fue detenido en la frontera de Andorra con 130.000 euros en metálico.

El grupo Vitaldent creó una estructura societaria que le permitía derivar flujos de dinero al extranjero con baja tributación y que, además, luego permitía el traspaso de los fondos a las cuentas personales de Ernesto Colman en Suiza. Así se constituyeron sociedades en Amstelveen (Holanda) para facturar a empresas del grupo por servicios no prestados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha