eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lavrov dice a Turquía que el ataque de EE.UU. a Siria es "inadmisible"

- PUBLICIDAD -
Lavrov dice a Turquía que el ataque de EE.UU. a Siria es "inadmisible"

Lavrov dice a Turquía que el ataque de EE.UU. a Siria es "inadmisible"

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo hoy en una conversación telefónica a su colega turco, Mevlüt Çavusoglu, que el ataque lanzado el pasado viernes por Estados Unidos contra una base aérea siria es "inadmisible".

"Lavrov insistió en que el acto de agresión contra Siria perpetrado por Washington bajo una excusa inventada es inadmisible", informó la Cancillería en un comunicado.

Además, Lavrov subrayó "los planes de Moscú de lograr una investigación internacional imparcial" del ataque químico, presuntamente cometido por el régimen sirio, ocurrido en la provincia siria de Idleb el 4 de abril, "con el fin de esclarecer lo ocurrido", y al que respondió Estados Unidos.

"Çavusoglu coincidió en la necesidad de dicha investigación", agregó.

Además, ambos diplomáticos destacaron la necesidad de trabajar conjuntamente, a fin de apoyar el alto el fuego en vigor desde el pasado 30 de diciembre y activar las negociaciones de paz, tanto en Ginebra como en Astaná.

Esta conversación precede a la llegada mañana a Moscú del secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, una visita en la que se propone presionar al Kremlin para que retire su apoyo a Damasco.

Desde el ataque químico, del que Occidente acusa al régimen sirio de Bachar al Asad, Tillerson no ha dejado de acusar a Rusia de ser responsable "moral" de la muerte de cerca de 90 personas.

En opinión de Washington, Moscú ha incumplido su parte en el acuerdo de eliminación de armas químicas en Siria, que evitó en 2013 la invasión estadounidense y que fue forjado prácticamente bajo la mesa por el presidente ruso, Vladímir Putin, y Asad.

"Creemos que ha llegado la hora de que los rusos se planteen seriamente su continuo apoyo al régimen de Asad", dijo Tillerson.

El ataque con misiles Tomahawk contra una base aérea siria fue un golpe bajo para el Kremlin, que no dudó en tacharlo de "agresión contra un aliado de Rusia" y de flagrante violación del derecho internacional, al eludir a la ONU, como ocurriera en Irak en 2003.

Además, aseguró que el bombardeo supone un revés tanto para la lucha contra el terrorismo internacional como para el proceso de paz y el alto el fuego en Siria, cuyos garantes son Rusia, Turquía e Irán.

Putin y el mandatario iraní, Hasan Rohaní, condenaron el fin de semana el bombardeo y se mostraron a favor de una investigación objetiva e imparcial del ataque.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha