eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

León niega conflicto de intereses en su nuevo puesto, pero admite una mala imagen

- PUBLICIDAD -
León niega conflicto de intereses en su nuevo puesto, pero admite una mala imagen

León niega conflicto de intereses en su nuevo puesto, pero admite una mala imagen

El hasta ahora enviado de la ONU para Libia, Bernardino León, negó hoy que su nuevo trabajo en los Emiratos Árabes Unidos suponga un conflicto de intereses con su tarea en Naciones Unidas, pero admitió que puede ofrecer una mala imagen.

"Las apariencias no son buenas, lo puedo aceptar", dijo León a los periodistas, después de que el miércoles se anunciase su nombramiento como director de una academia diplomática en el país árabe, que apoya a una de las partes del conflicto libio.

El diplomático español indicó que quizás "podría haber hecho las cosas de una forma diferente", en referencia a la búsqueda de un nuevo empleo, pero insistió en que ello no invalida en absoluto la labor de mediación que ha llevado a cabo en Libia.

León negoció en los últimos meses con las partes libias un acuerdo para la formación de un Ejecutivo de unidad nacional, por ahora rechazado, pero que la ONU sigue confiando en que pueda cerrarse pronto.

"Separemos una cuestión personal del acuerdo y del Gobierno. Si ve algo en el acuerdo o el Gobierno que no sea justo, dígamelo", señaló en respuesta a las preguntas sobre un posible favoritismo hacia una de las partes.

El Congreso Nacional General, el cuerpo legislativo del bando libio con sede en Trípoli no reconocido internacionalmente, envió hoy una carta a la ONU en la que pide una investigación sobre los contactos de León con los Emiratos Árabes Unidos y en la que asegura que esa relación puede poner en cuestión toda su labor.

León insistió en que su intención ha sido siempre una solución política incluyente y recordó que ello le ha valido críticas de todos los bandos, incluidas repetidas acusaciones de favorecer precisamente a las autoridades de Trípoli.

En ese sentido, destacó el respaldo unánime que el Consejo de Seguridad de la ONU dio hoy a sus gestiones, durante su última comparecencia ante este órgano como representante especial.

Sobre su nuevo trabajo, León subrayó que se trata de un puesto "académico" y precisó que sólo comenzó a negociar su incorporación este verano, una vez que ya había confirmado su intención de dejar su cargo en Naciones Unidas el 1 de septiembre, cuando originalmente vencía un mandato que se prorrogó ante las expectativas de un acuerdo político en el país.

"Nunca acepté discutir hasta que tuve una perspectiva muy clara y estaba en las últimas semanas de mi misión", aseguró el diplomático, que añadió que siguió el "procedimiento" oportuno de la ONU para este tipo de situaciones y que nadie en la organización planteó inconvenientes.

"No creo que haya un conflicto de intereses. Este es un trabajo principalmente académico", insistió León, que consideró que la filtración a algunos medios de comunicación de correos electrónicos que intercambió con responsables emiratíes buscaba probablemente "minar" el proceso de formación del Gobierno de unidad en Libia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha