eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Líderes UE piden más controles en fronteras exteriores contra el terrorismo

- PUBLICIDAD -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE aprobaron hoy una declaración en la que abogan por reforzar los controles en las fronteras exteriores del espacio de libre circulación Schengen para combatir el terrorismo internacional tras los atentados de Francia y las operaciones en Bélgica.

Los líderes europeos son partidarios de reforzar y modernizar el control de las fronteras exteriores aprovechando "al máximo" las normas ya existentes, pero también abren la puerta a modificar el código de fronteras Schengen para establecer "controles permanentes" sobre la base de una propuesta de la Comisión Europea (CE).

"Estamos de acuerdo en que se efectúen sin demora controles sistemáticos y coordinados de personas que disfrutan del derecho a la libre circulación", señalan los Veintiocho en su declaración.

Estos controles consistirían en comprobaciones en las bases de datos pertinentes para la lucha contra el terrorismo sobre la base de "indicadores comunes de riesgo" que deberá presentar la CE en breve.

"El problema actual es que cada Estado miembro entiende una cosa distinta por situación de riesgo, por lo que un mismo individuo podría ser sometido a un control en unos países y no en otros", explican fuentes comunitarias.

La idea es unificar estos conceptos y ponerse de acuerdo sobre las categorías o perfiles que entrañan riesgo y que deberían pasar un control, por ejemplo, personas que hayan abonado un billete en efectivo el día anterior al viaje o individuos que regresan a la Unión después de dar un rodeo por diversos países para ocultar cuál fue su primer destino.

Los líderes dicen que también estudiarán "una modificación de puntos concretos del código de fronteras Schengen, cuando sea necesario, para establecer controles permanentes", y precisan que lo harán también sobre la base de una propuesta de la Comisión.

El vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans, en cambio, se mostró esta semana reticente a modificar el código de fronteras Schengen al considerar que podría llevar demasiado tiempo y defendió aprovechar las posibilidades que ya ofrecen las normas actuales.

"Enmendar el código podría llevar unos dos años", confirmaron fuentes comunitarias.

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, por su parte, sostuvo hoy que "aumentar y reforzar las fronteras externas va en nuestro propio interés", pero recalcó que "una revisión de la libre circulación dentro de Schengen es impensable para el PE".

Schulz y los Veintiocho, que se reunieron hoy como ya es tradición al comienzo del Consejo Europeo, hablaron de cómo acelerar la creación de un registro europeo de datos de pasajeros (PNR, en inglés), una medida que los países consideran clave para combatir el terrorismo internacional, pero a que la Eurocámara mira con recelo porque cree que puede invadir la privacidad de los ciudadanos.

"Pedimos a los legisladores de la UE que adopten urgentemente la directiva del registro europeo de datos de pasajeros con salvaguardias fuertes para la protección de datos", destacan los líderes.

Schulz, por su parte, subrayó que "la única solución aceptable es aquella que ayude a las autoridades policiales a evaluar con precisión la naturaleza de las amenazas a las que hacemos frente y, al mismo tiempo, sea jurídicamente correcta, proporcionada y contenga fuertes salvaguardas de los derechos fundamentales".

El político socialdemócrata alemán confió, no obstante, en que el PE pueda avanzar en este dossier tras el compromiso adquirido por el Pleno esta semana de aprobar la medida antes de finales de año, y anunció que la Eurocámara presentará sus enmiendas a la propuesta original de la CE el próximo 26 de febrero.

Mas allá del refuerzo de los controles en frontera y de la creación del PNR, los líderes pidieron que se refuerce el intercambio de información y que agencias como Europol y Eurojust trabajen más estrechamente para hacer frente a la amenaza terrorista.

Asimismo, reclamaron más cooperación para evitar el tráfico ilícito de armas de fuego y pidieron que se apliquen rápidamente las normas reforzadas para prevenir el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo.

Los Veintiocho conceden especial importancia también a la prevención de la radicalización, sobre todo a través de internet y la retirada de contenido que induzca a la violencia y al terrorismo, e inciden en que se refuerce también la cooperación con terceros países, en especial con Siria y Libia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha