eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Manmohan Singh, uno de los padres de la India emergente, abandona la política

- PUBLICIDAD -
Manmohan Singh, uno de los padres de la India emergente, abandona la política

Manmohan Singh, uno de los padres de la India emergente, abandona la política

El primer ministro de la India en la última década, Manmohan Singh, anunció hoy que abandona la política tras liderar la explosión del país como potencia emergente, pero con la reputación dañada por la corrupción y la ralentización económica.

En una poco habitual rueda de prensa, la tercera en una década, Singh afirmó que, tras dos mandatos, no se presentará a las elecciones generales previstas para la primavera de 2014, en las que se espera una derrota de su formación, el Partido del Congreso.

"En unos pocos meses, tras las elecciones generales, pasaré el testigo a un nuevo primer ministro", dijo Singh, de 81 años, en su comparecencia en Nueva Delhi, transmitida por las televisiones indias.

Este economista bien formado, de maneras suaves y con fama de honrado, fue el artífice, como ministro de Finanzas, de la liberalización económica india en la década de los 90, que disparó el crecimiento indio por encima del 8 % en la siguiente década.

La presidenta del Partido del Congreso, Sonia Gandhi, anunció, tras su inesperada victoria electoral, que le cedía el mando en 2004, un gesto que ha perseguido a Singh, criticado por quienes le consideran una marioneta de la persona más poderosa del país.

Su primer mandato, hasta 2009, fue considerado un éxito moderado por historiadores como el prestigioso Ramachandra Guha, quien estima que si se hubiese retirado entonces hubiese pasado a la historia como uno de los arquitectos de la nueva India junto al antiguo primer ministro Narasimha Rao.

En ese primer Gobierno de Singh, la India aprobó la Ley de Derecho a la Información, una medida que permite a cualquier ciudadano reclamar datos gubernamentales, y la Ley Nacional Rural de Garantía de Empleo Mahatma Gandhi (MGNREGA), del que se han beneficiado 38 millones de hogares.

El economista reconvertido en político sacó a la India del aislamiento nuclear con la firma del pacto nuclear con Estados Unidos en 2008, su mejor momento como primer ministro, según recordó hoy.

Los electores respaldaron el trabajo del equipo de Singh y en los comicios de 2009 obtuvo un mayor apoyo que en los anteriores, lo que permitió al Congreso gobernar con una coalición menor y mayor margen de movimiento.

Pero las expectativas del país se vieron defraudadas.

Una serie de grandes escándalos de corrupción y el declive de la hasta entonces imparable economía india comenzaron a hacer mella en la reputación de Singh, acusado de débil ante el expolio de las arcas públicas e inactivo frente a la ralentización del PIB.

Los sueños de potencia económica se vieron truncados con el 5 % de crecimiento en el año fiscal hasta marzo de 2013, el menor en una década, y que se redujo al 4,4 en el último trimestre.

"He tratado de servir al país con la mayor integridad", dijo hoy el primer mandatario sij de la India, quien remarcó que nunca ha usado su cargo para "enriquecerse ni recompensar a sus amigos o familiares".

El economista también se defendió de las críticas que le señalan como un mandatario sin fuerza: "No creo que haya sido un primer ministro débil. Eso es algo que deben juzgar los historiadores".

Un argumento que aprovechó para atacar a Narendra Modi, candidato de la principal formación de la oposición -el hinduista Bharatiya Janata Party- y favorito para las elecciones de 2014.

"Si un líder fuerte es uno que preside una masacre, entonces el país no necesita esa fuerza", dijo Singh en un ataque de inusual dureza en referencia a los disturbios del estado de Gujarat, gobernado por Modi, que causaron unos 1.000 muertos en 2012.

"Tener a Modi como primer ministro sería un desastre para el país", remarcó.

La esperada retirada de Singh ha sido recibida por la prensa como el paso libre para Rahul Gandhi, hijo, nieto y bisnieto de primeros ministros, y posible candidato electoral del Partido del Congreso, que ese encuentra en horas muy bajas.

"Rahul Gandhi tiene unas credenciales extraordinarias. Espero que el partido le elija como candidato", afirmó Singh en un gesto de apoyo al joven político de 43 años.

Nacido el 26 de septiembre de 1932 en un distrito de Punjab (norte) que con la partición del subcontinente en 1947 pasó a ser Pakistán, Singh estudió Economía en la Universidad estatal y amplió estudios en el Reino Unido.

En las décadas de 1960 y 1970, trabajó primero para la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNTAD) y después en los ministerios de Comercio Exterior y Finanzas, hasta que en 1982 fue nombrado gobernador del Banco de la Reserva (central) de la India, cargo que mantuvo durante tres años.

Después presidió la Comisión de Planificación y, en 1991, fue encargado de dirigir las Finanzas del Gobierno, cargo que le catapultó al puesto de primer ministro.

Los historiadores juzgarán, como él dice, si como mandatario tuvo el papel del padre de la nueva India o el del hombre que hizo descarrilar el tren del desarrollo. Jaime León

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha