eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP sitúa a un juez afín al frente de la Sala del Supremo que examinará al próximo Gobierno

El Pleno del Poder Judicial ha elegido por 12 de los 21 votos a Luis María Díez-Picazo para presidir la Sala Tercera del Alto Tribunal

La elección se produce tras fuertes presiones del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, para que no se renovara a José Manuel Sieira

La Sala de lo Contencioso-Administrativo se encarga de resolver, entre otros, los recursos contra acuerdos del Consejo de Ministros

- PUBLICIDAD -
El Rey dice al nuevo presidente del CGPJ que está deseando tirar las muletas

Gallardón en la toma de posesión de Carlos Lesmes como presidente del CGPJ

Consumada la operación para controlar la Sala del Tribunal Supremo que controla al Gobierno. Luis María Díez-Picazo ha sido elegido por 12 de los 21 votos del Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para presidir la Sala Tercera, en sustitución de José Manuel Sieira, un progresista moderado que también se presentaba y al que avalaba su gestión de los últimos 5 años. La elección de Díez-Picazo se produce después de una campaña del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, para desbancar a José Manuel Sieira, tal y como adelantó eldiario.es.

Díez-Picazo se ha impuesto por 12 votos frente a los ocho que ha logrado el hasta ahora presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo y uno de Eduardo Calvo Rojas. Presidirá, por tanto, la Sala que se encarga por ley de resolver, entre otros, los recursos que se presenten contra las decisiones del Gobierno adoptadas en Consejo de Ministros.

En el Supremo hay una norma no escrita para que los presidentes de cada una de las salas sean renovados en su cargo tras el primer mandato si su gestión ha estado exenta de polémica. En el caso de Sieira, ha desatascado la Sala Tercera, que se encontró en 2010 con 14.477 recursos pendientes de resolver y ha dejado con 4.421, menos de una tercera parte.

Fuentes del CGPJ denunciaron las maniobras del presidente del organismo para que Sieira no fuera renovado al frente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo en favor de Díez-Picazo. Esas mismas fuentes apuntaron presiones ejercidas por Carlos Lesmes sobre algunos vocales conminándoles a no apoyar al hasta entonces presidente de la Sala que puede tumbar decisiones del Consejo de Ministros.

Díez-Picazo ha sido votado en bloque por los conservadores del CGPJ, mientras que los progresistas y Enrique Lucas -propuesto por el PNV- han votado a Sieira, a excepción de Mar Cabra. Esta vocal, miembro de la comisión permanente elegida por Lesmes -remunerada y con dedicación exclusiva- se ha vuelto a desmarcar del bloque progresista y ha votado a Calvo Rojas.

Díez-Picazo es considerado muy próximo a Lesmes, pero era el candidato de los que se presentaban a presidir la Sala que lleva menos años en el Supremo (desde 2008). El anterior ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, le eligió para presidir la comisión que abordó la reforma del Consejo General del Poder Judicial.

De las pocas intervenciones públicas que se le encuentran figura una de 2006 en un campus de la FAES, el think tank del Partido Popular, dedicado al Presente y Futuro de la Constitución. Apenas tres semanas después de que los catalanes refrendaran el nuevo Estatuto de Cataluña, Díez-Picazo afirmó: “Estamos ante un intento subrepticio de transformar nuestro país en un Estado asimétrico que pone en juego la igualdad política de los ciudadanos”.

En cuanto a los otros dos candidatos, Jorge Rodríguez-Zapata se presentaba con la experiencia de haber sido magistrado del Tribunal Constitucional, a propuesta del Partido Popular, pero no ha conseguido ningún voto. También magistrado del Supremo por el quinto turno, accedió al Alto Tribunal hace quince años, en los que siempre ha estado en la Sala III, a excepción de su periodo en el Constitucional, entre 2002 y 2011.

Por último, Eduardo Calvo Rojas lleva una década en el Tribunal Supremo. Es afiliado a la asociación progresista Jueces para la Democracia y le avala haber presidido la Sala de lo Contencioso-Administrativo en otro tribunal, la Audiencia Nacional.

En la previa a la elección, tres asociaciones de jueces expresaron su "profunda preocupación" y advirtieron de que "cualquier interferencia del poder político en el proceso contribuiría una vez más al deterioro de nuestras instituciones judiciales". Jueces para la Democracia, Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente exigían que se eligiera la presidente de la Sala Tercera con las "máximas garantías de independencia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha