eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exclusiva

Maniobra para que un conservador presida la Sala del Supremo que puede tumbar decisiones del Gobierno

Fuentes del CGPJ denuncian una campaña de su presidente para que no repita José Manuel Sieira, a pesar de haber desatascado la Sala Tercera

Presenta su candidatura Luis Díez-Picazo, muy próximo a Lesmes y elegido por Gallardón para presidir la comisión que analizó la reforma del Poder Judicial

El Pleno del Poder Judicial, de mayoría conservadora, elegirá el próximo 22 de julio al presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo

33 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El PP veta que Lesmes explique al Congreso las "injerencias" del Gobierno denunciadas por los jueces, como pedía el PSOE

El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes (a la derecha), junto al ministro de Justicia, Rafael Catalá

Los recursos judiciales que la oposición o cualquier otro presente contra las actuaciones del Gobierno que salga de las próximas elecciones generales serán resueltos, como marca la Ley, por la Sala Tercera del Tribunal Supremo. Hasta hace unas semanas, todo parecía indicar que la continuidad se iba a imponer y al frente de la también llamada Sala de lo Contencioso-Administrativo seguiría su actual presidente, José Manuel Sieira, un magistrado de corte progresista, pero moderado, que presenta su gestión durante estos últimos cinco años como principal aval. Sin embargo, la irrupción en la carrera de Luis Díez-Picazo, muy próximo al presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, ha hecho aflorar una maniobra para que la Sala que puede hacer temblar a un Gobierno sea presidida por un magistrado de claro corte conservador durante los próximos cinco años.

Una norma no escrita hace que los presidentes de Sala suelan ver renovado su primer mandato siempre que éste se haya visto a salvo de polémicas. Sieira tomó las riendas de la Sala de lo Contencioso-Administrativo en 2010 con 14.477 recursos pendientes de resolver. A 3 de junio de 2015, esos recursos habían disminuido hasta los 4.421, menos de una tercera parte. Por otra parte, José Manuel Sieira es un veterano magistrado que lleva 21 años en la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

A pesar de ello, hay tres magistrados que le van a intentar disputar el cargo. Según fuentes del Alto Tribunal, a la intención de Díez-Picazo de presentarse reaccionaron otros dos magistrados de la Sala Tercera: Eduardo Calvo Rojas y Jorge Rodríguez-Zapata. Pero las mismas fuentes restan posibilidades a estos dos últimos, extendida como está en el CGPJ la idea de que el candidato de su presidente, Carlos Lesmes, es Díez-Picazo. La maniobra se completa con las presiones que, según fuentes del CGPJ, está ejerciendo Lesmes sobre varios vocales, a los que ha conminado a no apoyar la renovación de Sieira.

Las fuentes consultadas sitúan la animadversión de Lesmes hacia Sieira en el fallo de la Sala Tercera que tumbó el indulto del Gobierno al conocido como 'kamikaze' de Valencia. Lesmes fue el magistrado encargado de defender la ponencia en contra del recurso presentado por la familia del fallecido. La Sala se partió en dos. Lesmes reunió 17 apoyos por 19 que se posicionaron en contra, con lo que el actual presidente del CGPJ perdió la ponencia, que pasó a manos de Rafael Fernández Valverde.

Los cuatro candidatos serán entrevistados por la comisión permanente del CGPJ en audiencia pública en las próximas semanas. Los 20 vocales del pleno del Consejo General del Poder Judicial, más su presidente, votarán quién va a presidir la Sala III del Tribunal Supremo hasta 2020. El pleno cuenta con mayoría conservadora y un eventual empate puede ser resuelto con el voto de calidad del presidente Lesmes.

Díez-Picazo, con FAES y Gallardón

Luis Díez-Picazo es magistrado del Tribunal Supremo desde hace seis años. Es, por tanto, el más reciente en el Alto Tribunal de cuantos aspiran a presidir la Sala de lo Contencioso-Administrativo, compuesta en la actualidad por 37 magistrados más su presidente. Díez-Picazo accedió al Tribunal Supremo por el quinto turno, esto es, como jurista de reconocido prestigio. De 58 años, es catedrático de Derecho Constitucional con un amplísimo curriculum.

El anterior ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, eligió a Díez-Picazo para presidir la comisión que abordó la reforma del Consejo General del Poder Judicial. De las pocas intervenciones públicas que se le encuentran figura una de 2006 en un campus de la FAES, el think tank del Partido Popular, dedicado al Presente y Futuro de la Constitución. Apenas tres semanas después de que los catalanes refrendaran el nuevo Estatuto de Cataluña, Díez-Picazo afirmó: “Estamos ante un intento subrepticio de transformar nuestro país en un Estado asimétrico que pone en juego la igualdad política de los ciudadanos”.

La Ley Orgánica del Poder Judicial establece que la Sala Tercera entenderá de, entre otros, los recursos “contra actos y disposiciones” adoptados en el seno del Consejo de Ministros. El plazo para presentar la candidatura a presidirla finalizó el pasado domingo, pero todavía restan unos días para aquellos magistrados que decidieron enviar la suya por correo.

En cuanto a los otros dos candidatos, Jorge Rodríguez-Zapata se presenta con la experiencia de haber sido magistrado del Tribunal Constitucional, a propuesta del Partido Popular. También magistrado del Supremo por el quinto turno, accedió al Alto Tribunal hace quince años, en los que siempre ha estado en la Sala III, a excepción de su periodo en el Constitucional, entre 2002 y 2011.

Por último, Eduardo Calvo Rojas lleva una década en el Tribunal Supremo. Es afiliado a la asociación progresista Jueces para la Democracia y le avala haber presidido la Sala de lo Contencioso-Administrativo en otro tribunal, la Audiencia Nacional.

 

 

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha