eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Palacio de Vistalegre se vuelve naranja

- PUBLICIDAD -

Diez mil banderines naranjas, con sus correspondientes diez mil almas con el corazón también naranja, han teñido hoy del color de Ciudadanos el Palacio de Vistalegre de Madrid, que se ha convertido en un permanente grito de "Albert presidente", con un publico totalmente entregado a este proyecto.

Ciudadanos ha logrado llenar de "almas con ilusión", como quería su líder Albert Rivera, el pabellón de Vistalegre, al que han acudido aproximadamente diez mil personas para escuchar las propuestas del partido que quiere traer el cambio sin romper España y que los ciudadanos acudan masivamente a votar el próximo 20D.

Rivera ha logrado cumplir sus expectativas y ha conseguido que diez mil personas acudieran a escuchar a su partido en el acto central de una campaña electoral que le está llevando por toda España.

La ilusión y las ganas se han hecho realidad en Vistalegre, que se ha llenado de banderolas, pancartas y gorros de Papá Noel.

"La ilusión es más poderosa que el miedo", es lo que cree este partido, que está convencido de que Albert Rivera será presidente el próximo domingo, con un nuevo proyecto común para España.

Ciudadanos se ha presentado hoy como el Equipo A, aquella serie de televisión de los años 80 en el que un comando compuesto por cuatro de los mejores hombres del Ejército estadounidense fueron encarcelados por un delito que no habían cometido y se fugaron.

Con un público volcado, con cánticos de "Se nota, se siente, Albert, presidente", "Yo soy español, español", y con aplausos de bienvenida, ha sido recibido el que están convencidos que será el próximo presidente del Gobierno de España.

El acto comenzó con un minuto de silencio por los dos policías españoles fallecidos en Kabul.

Arropado por toda la cúpula de su partido, con la líder de Cataluña, Inés Arrimadas, o los del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, respectivamente, Begoña Villacís e Ignacio Aguado, en el papel de teloneros, Rivera ha encendido a su público en un Vistalegre sin calefacción, más allá del fuego del cambio y el chocolate caliente del que muchos han disfrutado en las gradas.

Albert Rivera en un gesto de cercanía con el auditorio, ha lanzado un balón de waterpolo firmado, su deporte favorito y del que fue campeón de Cataluña.

"La ilusión es más importante que el miedo", ha proclamado desde el escenario Rivera, quien no ha podido ocultar su emoción al irrumpir en el que fuera coso taurino de Madrid.

En esta ocasión, el respetable también ha pedido las dos orejas y el rabo para Rivera, pero en lugar de con pañuelos blancos, con banderines naranjas y continuos aplausos, que en alguna ocasión el candidato a La Moncloa ha tenido que interrumpir para continuar con su intervención.

"Te preparas un discurso y luego no te dejan hablar", ha bromeado Rivera en el corrillo posterior con los periodistas, una vez concluida la emoción de un acto que se ha convertido en tendencia en Twitter.

Y es que el objetivo de Rivera es que el color naranja vuelva a ser tendencia el próximo día 20, pero además de en las redes sociales, en las urnas de toda España, donde, según ha pronosticado, va a ganar "la ilusión".

El líder de Ciudadanos se ha sentido hoy querido en Madrid y en señal de agradecimiento ha concluido su intervención lanzando un beso al cielo de esta ciudad.

Marta Lázaro y Enrique Delgado

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha