eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez comunica a Rajoy por teléfono su intención de buscar con las demás fuerzas "una solución al bloqueo"

El presidente en funciones le ha transmitido su deseo de formar una "gran coalición" y el líder del PSOE le reitera el no a su candidatura

El jefe del Ejecutivo ofrece a Sánchez negociaciones sectoriales sobre educación, pensiones, financiación autonómica, violencia de género y la "amenaza independentista" de Cataluña

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rajoy y Sánchez, durante una reunión en Moncloa.

Rajoy y Sánchez, durante una reunión en Moncloa. EFE

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy ya han hablado en el marco de conversaciones que el líder socialista quiere mantener con el resto de líderes políticos para tratar de buscar una salida al bloqueo. La charla telefónica ha durado 10 minutos, según fuentes socialistas, y ambos se han reiterado sus puntos de partida: Rajoy insiste en la "gran coalición" y Sánchez en el "no" a la candidatura del líder del PP para quedarse en Moncloa. 

El líder socialista le ha comunicado, además, su intención de mantener contactos con el resto de formaciones para "buscar una solución al bloqueo" político por el que atraviesa España, según han informado fuentes socialistas. 

Sobre esta llamada, Moncloa ha hecho público un largo comunicado en el que añade además que Rajoy ha invitado a Sánchez a "negociaciones sectoriales" para alcanzar un acuerdo en asuntos como educación, pensiones, financiación autonómica, debate territorial por la "amenaza independentista" de Cataluña y violencia de género. En estos puntos, Rajoy invita al socialista a "reconsiderar su postura" y plantearse alcanzar acuerdos de Estado.

Sánchez reconoció este lunes tras la reunión de la Ejecutiva de su partido que hablaría con todos los partidos para buscar una salida conjunta al bloqueo. Incluyó, entre ellos, al PP, pero aseguró que solo pretendía conocer de boca del presidente en funciones "sus planes". 

La apelación del líder del PSOE se dirige fundamentalmente a Unidos Podemos y Ciudadanos -tal y como expresó desde la tribuna del Congreso en la recta final del debate de investidura del pasado viernes- para lograr un acuerdo que fue imposible tras el 20D y que ambas formaciones dan por imposible. También en el seno del Partido Socialista ven "inviable" esa opción. De hecho, el PSOE de Susana Díaz pidió al secretario general que "no engañe" a los ciudadanos con una alternativa que no va a producirse. 

No obstante, el secretario general del PSOE no dejó clara cuál será la propuesta que haga él al resto de formaciones. "Mi propuesta es el cambio", se limitó a decir. A Sánchez le preocupa que parezca que, con esta iniciativa, está postulándose de nuevo como candidato a la Moncloa y descartó hacerlo si no logra los apoyos suficientes. Sostiene, además, que solo realizará "contactos exploratorios", sin llegar al grado de negociación, para escuchar qué plantean el resto de formaciones para evitar terceras elecciones. 

Fuentes socialistas admiten que la maniobra de Sánchez pretende librarse de la presión interna y externa que le responsabiliza de una nueva convocatoria electoral por su rechazo a Rajoy." Se trata de mostrar que queremos tener vías de diálogo con todas las fuerzas. El resto tendrá que poner de su parte. Allá ellos si no sale. Tendrán que calcular si les vienen bien las elecciones", dicen fuentes de la Ejecutiva del PSOE. 

El PSOE, que también ha incluido a las fuerzas nacionalistas e independentistas en sus contactos, decidió llamar al resto de líderes políticos en orden de mayor a menor representación parlamentaria. El próximo interlocutor de Sánchez será, por tanto, Pablo Iglesias. Los socialistas dejarán en manos de Unidos Podemos la decisión de si designan a más interlocutores -como los portavoces de En Comú, En Marea, Compromís e IU, con los que se presentaron en coalición el pasado 26J-. La razón que esgrimen en el PSOE es que no quieren interferir en las "dinámicas internas" de las demás fuerzas. 

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, es uno de los firmantes de un manifiesto que reclama una alternativa a Rajoy encabezada por el PSOE y en la que participen también Unidos Podemos y Ciudadanos. Sin embargo, ambas formaciones han mostrado ya sus recelos de nuevo. Alberto Garzón, por su parte, se mostró abierto a hablar con Ciudadanos, aunque también cuestiona que pueda lograrse un entendimiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha