eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Piden el sobreseimiento por la muerte de un estudiante brasileño en Australia

- PUBLICIDAD -
Piden el sobreseimiento por la muerte de un estudiante brasileño en Australia

Piden el sobreseimiento por la muerte de un estudiante brasileño en Australia

Los cuatro policías implicados en la detención del estudiante brasileño Roberto Laudisio Curti, que murió en 2012 tras recibir descargas eléctricas después de una persecución en Sídney, pidieron hoy el sobreseimiento del caso.

El abogado de la defensa, Brett Walter, justificó la petición al considerar que los interrogatorios de los cuatro oficiales antes de ser acusados tuvieron errores en el procedimiento.

Según Walter, las entrevistas a los agentes fueron informales mientras que las pruebas incriminatorias fueron entregadas bajo inmunidad, por lo que no pueden ser utilizadas como parte de la acusación, indicó la cadena ABC.

Los cuatro agentes acusados -Eric Lim, Damien Ralph, Scott Edmondson y Daniel Barling- acudieron a la vista en un tribunal de Sídney, cuyo juez anunciará su decisión en una fecha no determinada.

En diciembre, la Comisión de Integridad de la Policía de Australia anunció su decisión de imputar a Lim y Ralph por agresión común, y a Edmondson y Barling por agresión con el agravante de haber causado lesión corporal.

La decisión fue tomada después de que la fiscalía del estado de Nueva Gales del Sur recomendara procesar a los agentes al considerar que existen pruebas suficientes para acusarles, tras evaluar un informe de la propia comisión policial.

Curti falleció tras ser perseguido por más de una decena de policías que le dispararon 14 descargas eléctricas poco después de que se denunciara el robo de dos paquetes de galletas en una tienda del centro de Sídney.

Antes del incidente, el estudiante brasileño, de 21 años, había sufrido un episodio psicótico y se encontraba corriendo por el centro de la ciudad tras tomar una tercera pastilla de LSD.

Un informe forense sobre la muerte de Curti determinó en noviembre de 2012 que los agentes actuaron de forma brutal, imprudente y peligrosa al detener al joven utilizando pistolas eléctricas "táser" y aerosoles paralizantes de pimienta.

Las pistolas eléctricas, que causan descargas eléctricas de 400 voltios, son utilizadas por las fuerzas de seguridad en países como Australia, Reino Unido o Estados Unidos para reducir al agresor en situaciones que no justifican el uso de armas de fuego.

Sin embargo, organizaciones como Amnistía Internacional denuncian que los "Táser" han causado ya decenas de muertes y además pueden ser utilizadas para torturar a los detenidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha