eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Podemos llama a asumir la "obligada renuncia" a inversiones o "comodidades" que no respeten el medio ambiente

Las medidas del borrador se basan en "grandes dosis de pragmatismo", no "un abanico de deseos", y son para más de una legislatura

- PUBLICIDAD -
Podemos llama a asumir la "obligada renuncia" a inversiones o "comodidades" que no respeten el medio ambiente

Podemos cree que una de las cuestiones más importantes que los españoles tienen que debatir y asumir "con prontitud" en la "obligada renuncia" inmediata a inversiones, infraestructuras o incluso a "comodidades" que no tienen en cuenta los costes ambientales que producen.

Así consta en el documento presentado como base por el partido de Pablo Iglesias para la redacción de su programa económico, que incluye la apuesta por la sostenibilidad y la economía verde como uno de los ejes "estratégicos" para un futuro Gobierno.

Podemos defiende que ha llegado la hora de producir y consumir "de otro modo" porque hay determinadas actuaciones que "es imposible que el planeta siga soportando". Y puntualiza que esto no supone disminuir la actividad económica, sino basarse en otro tipo de producción y consumo.

"Este es un condicionante decisivo de la reactivación económica que no solo es insoslayable sino, además, urgente y que debe aplicarse, por tanto, incluso en el muy corto plazo --argumenta--. Lo que significa que una de las cuestiones más importantes que los españoles tienen que debatir y asumir con prontitud es la obligada renuncia inmediata a inversiones, infraestructuras o incluso a comodidades que no tienen en cuenta los costes ambientales que producen".

En este marco, también defiende la inclusión de la igualdad de género como objetivo, lo que reconoce que exigirá una reorganización del sistema de cuidados para que los hombres asuman estas tareas en igualdad con las mujeres.

"Al contrario que las grandes obras inútiles y depredadoras del medio ambiente, el aumento de la inversión pública en el sector de cuidados servirá para atender necesidades perentorias actualmente desatendidas, así como para crear puestos de trabajo y para permitir a las mujeres ocupar una posición acorde a su formación y capacidades", argumenta.

ASUME ASPECTOS NEGATIVOS DE SUS MEDIDAS

Podemos asume que este compromiso de anular ciertas inversiones tiene aspectos que pueden considerarse negativos, como un menor rendimiento económico o incluso la pérdida de empleos, pero destaca que también conlleva aspectos positivos y esperanzadores "pues el uso alternativo de los recursos que se dejen de utilizar serán sumamente rentables".

En el documento, el partido de Pablo Iglesias hace un llamamiento contra la desigualdad y rechaza el argumento de los neoliberales por el que defiende que se favorezca a los ricos para producir un "derrame" que acabará favoreciendo a los de abajo. Para desmontar esta teoría, cita incluso al Papa Francisco, que asegura que se ha manifestado en contra rechazando esta "confianza burda e ingenua en la bondad de quienes detentan el poder".

También le cita para denunciar que el capitalismo de hoy es una "economía de la exclusión y la inequidad" y por eso es "imperativo ético oponerse a ello". "Esa economía mata", recoge el texto como frase del Pontífice.

Los autores del documento, los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres, subrayan que sus propuestas tienen "una gran dosis de pragmatismo" y son "cosas que se puedan hacer "de forma inmediata", no "un amplio abanico de deseos" ni lo que "realmente" les gustaría acometer "si las condiciones de partida y entorno fuesen otras".

Según su análisis, la coyuntura y "la naturaleza estructural" de gran parte de los problemas "limita extraordinariamente la capacidad de maniobra" de un Gobierno y más si, como querría Podemos, pretende "hacer frente a los poderes que han generado la crisis".

Con todo, reconocen que sus propuestas concretas "deben inscribirse en un horizonte más amplio que el de una legislatura" y también afirman que no renuncian a sus "aspiraciones de más largo alcance" porque de ellas nace "la esperanza que puede dar fuerza y sentido" a las actuales medidas "pragmáticas".

Los autores reconocen que el capitalismo ha traído "grandes hitos y progreso" pero también desigualdad y explotación y avisan contra quienes dicen que eso es inevitable porque los recursos son limitados. De hecho, sostienen que con el gasto militar de dos días podría escolarizarse a todos los niños del mundo y con el de un mes "financiar la solución a todos esos problemas de carencias".

También defienden que los países donde han gobernado más tiempo partidos "comprometidos con el socialismo", socialdemócratas aliados a comunistas y progresistas, tienen mejores indicadores de salud, igualdad y bienestar.

Los economistas combaten la tesis de que España está saliendo de la crisis y más bien creen que la economía está "en coma" y en situación "de emergencia", con riesgo de sufrir 15 o 20 años de "desempleo masivo" y atacan las decisiones tomadas por socialistas y 'populares' contra la crisis y en concreto su "servilismo" a los dictados de la 'troika'. A su juicio, esas políticas han sido ineficaces además de injustas.

NO SE PUEDE VOLVER A LA SITUACIÓN PREVIA A LA CRISIS

Además, subrayan que hay que "quitarle de la cabeza a los españoles" el "error" de que la salida de la crisis será volver a la situación anterior, como aspiran "muchos dirigentes políticos y empresariales".

En su opinión, volver a esa situación sería "indeseable" porque la economía española no puede volver a sostenerse sobre la agresión constante al medio ambiente y el despilfarro de recursos, sobre el endeudamiento masivo y el predominio del sector financiero, sobre un sector público al que se descapitaliza o esclavo de una clase política corrupta, ni sobre la desigualdad".

Entre las fragilidades del modelo económico español, identifica "una crisis demográfica y de cuidados insostenible que ha sido causada por la falta de corresponsabilidad de los hombres" ante el "enorme subdesarrollo del estado del bienestar en España".

DERECHOS PARA LOS HOMBRES PARA AUMENTAR LA NATALIDAD

De hecho, critican que a pesar de que España tiene una tasas de fecundidad "alarmantemente baja" no se han habilitado "los servicios públicos y los derechos de los hombres necesarios para que las familias puedan tener las criaturas deseadas y cuidarlas adecuadamente sin caer en la pobreza o en potenciar la dependencia económica de las mujeres", ni los servicios públicos necesarios para atender a los dependientes.

Los autores reconocen que la globalización estrecha el margen de actuación, pero defienden que hay países que han logrado hacerla frente y "domeñar al poder bancario", y también nuevas formas de propiedad, gestión empresarial, producción y consumo.

El documento defiende una mayor democratización de la economía y más participación ciudadana en la toma de decisiones económicas. El documento identifica la gran concentración de riqueza y poder como causa de "la degeneración de la democracia y la corrupción que anega la vida política".

También ven un "problema grave" en las restricciones que supone ser parte de la zona euro, especialmente porque consideran que está "mal diseñada", en interés de los bancos, las grandes corporaciones y las grandes potencias como Alemania. En su opinión, en una unión bien diseñada tan negativo debería ser el déficit de un país como el superávit de otro y ambos deberían corregirse.

En cambio, en la situación actual Alemania, con su superávit, contribuye tanto como España al desequilibrio común pero a ella no se le imponen correcciones, y lo mismo con los salarios: "Se imponen devaluaciones internas a los países en donde los salarios crecen por encima de la productividad pero no a aquellos, como Alemania, en donde los salarios crecen demasiado poco y por debajo de ella", argumentan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha